Crítica al último capitulo de Penny Dreadful, temporada 3

Este post contiene SPOILERS sobre el último capítulo de la tercera temporada de “Penny Dreadful”, “The blessed Darkness”.

 

Ayer conocí la noticia de que el creador de “Penny Dreadful”, John Logan, ya había planeado que la serie no continuaría, que terminaría con esta tercera temporada, pero no sé por qué, yo no me creo que esto fuera así, debido a los hilos que se han quedado colgando. Paso a comentar mis apreciaciones, como advertía antes, hay SPOILERS.

 

Por un lado tenemos la historia de Víctor Frankenstein que gracias a la ayuda de Dorian Gray, Lily le es entregada para que la hagan una mujer decente (según sus propias palabras) utilizando los experimentos que ha llevado a cabo junto con Dr. Jekyll. Tras varios intentos de una desesperada Lily por arrancar sus cadenas de la silla, intenta apelar a los sentimientos de Víctor, en un monólogo desgarrador de como perdió a su hija. Este momento tiene una carga emocional e interpretativa magistral por parte de Billie Piper (Lily) que nos ha dado grandes momentos de rebelión como la lideresa de ese ejército de mujeres que se encargarían de forjarse su propio futuro y cobrarse la venganza de todos los hombres que se hubieran aprovechado de ellas. Pero esta historia se queda tan floja, con lo bien que había empezado. Víctor totalmente conmovido a las palabras de Lily se da cuenta de que está siendo totalmente inhumano y la libera. Lily por su parte, le agarra del cuello, para luego soltarle. Lily siempre ha demostrado tener más compasión y sentir pena por su creador que ganas de venganza. Tras enterarse de la liberación por parte de Víctor, Dr. Jekyll revela a Víctor que su padre ha fallecido y que ya puede dirigirse a él por su nuevo título a lo que Víctor responde: Lord Hyde.

PennyDreadful_302_5406.R.jpg

Si esta temporada hubiera sido pensada como la última, ¿a qué venía incorporar a otro personaje tan emblemático como Dr. Jekyll? Podrían haber sacado mucho jugo de esta historia, quizás seguir con los experimentos y ver como en algún momento esa ira se convertía en algo más.

Lily necesitaba cerrar su desengaño con Dorian, por lo que acude a la casa y encuentra el cuerpo de la joven y leal Justine. Dorian le explica toda su razón de ser, la belleza y la inmortalidad, le deja abierta la puerta a Lily para unirse a él en su locura de superficialidad y maldad, pero Lily se marcha, se ve alejarse de Dorian que aparece inmóvil delante de una pared llena de retratos antiguos. Esta imagen es estéticamente perfecta y tal y como Oscar Wilde en su novela, describía la casa de Dorian.

Por otra parte, Ethan, Katenay y Sir Malcolm han vuelto a un Londres pestilente envuelto en plagas de ranas y ratas, con una niebla tenebrosa y enfermiza que va matando a cada uno que pasa por la calle. Hay prisa, deben encontrar a Vanessa y se dirigen a la casa de Sir Malcolm, donde hay una criatura de la noche que ataca a Sir Malcolm, pero allí está la hábil y valiente, Catriona Hartdegen. Otro personaje de lo más interesante que nos han presentado en esta temporada y que ha salido 2 o 3 capítulos, para nada casi…En todo este lío, se une la Doctora Seward que también está buscando a Vanessa, tras haber tenido un genial encuentro con Renfield, hecho ya un esbirro de Drácula. Deciden ir al manicomio para someter a Renfield a una sesión de hipnosis para que revele el paradero de Miss Ives, y cuando ya están todos marchándose, aparece Víctor, que acaba de liberar a Lily, este encuentro es de lo más forzado del capítulo y Sir Malcolm le dice que le necesitan. Ni que Víctor Frankenstein se hubiera caracterizado en esta serie por ser un ágil guerrero, pero bueno, ya que pasaba por allí y conocía a Vanessa, “¡pues venga!”

penny-dreadful-trailer

La patrulla se dirige a encontrar a Vanessa, mientras que Ethan y Katenay van por separado, ya que ambos saben que son hombres-lobo y trabajan mejor en equipo. Sir Malcolm, Víctor, Catriona y la Dr. Seward se encuentran cara a cara con Drácula, que los lanza directamente a una lucha contra todas sus criaturas, en ese momento, hay sangre, espadas, disparos,  una Catriona voladora al más puro estilo Lara Croft. Mientras Ethan que ya ha llegado en este momento, decide ir a buscar a Vanessa.

Tras abandonar la pelea, sube las escaleras hacía una habitación llena de velas, todo muy tétrico y al fondo, se ve la melena larga y oscura de Miss Ives, ataviada en un vestido pálido como ella. Y se da la vuelta y ella le dice algo así como: “No me imaginé que dolería tanto volver a verte”. Ethan se acerca e intenta convencerla de que la va a proteger siempre, que deben salir de allí, que él la ama y que aún hay esperanza. Pero Vanessa es consciente de que el problema no es Drácula, ni el demonio, ni ningún ente, si no que si ella sigue existiendo en La Tierra, cualquier ente diabólico querrá tenerla a su lado para traer la oscuridad al mundo, por lo que le insinúa (o se lo dice claramente), que debe morir y que la mate. Ethan con los ojos vidriosos y su voz ronca, le dice que no, pero Vanessa llora y expresa todo su sufrimiento, aparece más débil y frágil que nunca, las ojeras, la palidez, su cara, su mirada ya no expresa lucha, quiere morir. Ethan empieza a rezar el Padrenuestro y Vanessa se le une, es como un momento de esperanza para cuando parta de la vida, Vanessa no es la oscuridad y Ethan quería hacérselo saber, que al apretar el gatillo, Dios no la habrá abandonado. Y con un beso, con amor, tal y como Vanessa le pide, dispara y ella cae en sus brazos a lo que le dice: Oh Ethan, veo a nuestro Dios. Que dicho así parece que toda la serie es religiosa y no es precisamente esto, si no que ella había estado peleando fieramente por mantenerse en el lado de la luz, aun siendo una recompensa para las criaturas de la noche. Esta escena es muy bonita y tiene cierta similitud al final de la película de Drácula de Francis Ford Coppola, pero ahí era el propio Drácula quién buscaba la luz. En este caso, es Vanessa la que se sacrifica por el bien de todos, aunque sea Ethan quién tiene que tomar la terrible decisión.

Mientras tanto, Drácula está ahogando a Sir Malcolm y de repente, algo cambia en su rostro, sabe que algo ha cambiado y desaparece. Este final tan abrupto para Drácula, que se queda por ahí de nuevo vagando por el mundo y que simplemente desaparece ante la muerte de Vanessa, es bastante precipitado.

Ethan aparece con Vanessa en los brazos ante la mirada de todos. Se marchan para casa y le preparan un funeral. Sir Malcolm y Ethan hablan en la habitación de Vanessa, dicen todo lo que la van a echar de menos y Sir Malcolm le pregunta a Ethan, si se irá a lo que el muchacho americano responde: You’re my family.

Víctor le da un sentido abrazo a Ethan y se marcha, para verse luego portando el féretro de Miss Ives, negro brillante impoluto, como ella. Mientras a lo lejos se ve a la criatura de Víctor Frankestein, a Caliban, a John Clare como le llamaba Vanessa, desencajado. John Clare se había por fin reencontrado con su familia, su hijo muere y su mujer le chantajea pidiéndole que por favor, lleve a su hijo a Víctor para resucitarle y que sí no lo hace, que no se moleste en volver. John lleva a su hijo al Támesis y lo sumerge allí, despidiéndose así de la fantasía de poder haber vuelto a ser feliz. Y es él, el que tras escondido ve como todos los que querían a Miss Ives la despiden delante de su tumba, siendo los últimos en marcha Sir Malcolm y Ethan, aparece frente a la tumba de Vanessa, para tocar la tierra y recitar un poema de Wordsworth. Preciosa imagen que da paso a un The End, que a los fans, nos sabe a poco, muy poco. Y que nos deja con una tristeza absoluta de haber perdido a Vanessa, porque sin Vanessa, “Penny Dreadful” nunca volverá. Porque ella era el alma de todas las historias casi, era la que mantenía a todos los personajes de una u otra manera. ¡Qué gran serie! Y que pedazo de personajes. No solo había supuesto el “comeback” de un Timothy Dalton, sino un reencuentro con Josh Harnett dejando atrás el rollo guaperas, descubrimientos de talentos como Billie Piper y Rory Kinnear. Una estética maravillosa, grandes conversaciones que se entrelazan con literatura romántica, poetas citados como Wordsworth, Tennyson, Shelley y todos los personajes que marcaron una época de monstruos y demonios que aún siguen haciendo las delicias de los fans incondicionales de este tipo de historias.

penny-dreadful.jpg

La echaré de menos, me quedaré con la duda de cosas que han quedado abiertas, me quedaré pensando en estos personajes más de una vez y seguiré pensando que Eva Green ha dado uno de los mejores personajes femeninos de la TV que ha sido quizás eclipsado, por la alargada sombra de la Khalessi a lomos de su dragón. Cuando Vanessa Ives, aunque en diferente registro, es un personaje mucho más complejo y más difícil de interpretar y ni siquiera con un Emmy han premiado la gran labor de Miss Eva Green.

Lo mejor: Sus personajes, la estética, las referencias literarias

Lo peor: Este final abrupto y precipitado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s