Fantasía vs Realidad, I want to believe, ¿Y por qué no?

“The Walking Dead” es una de mis series favoritas. Me gusta como la sociedad ante un hecho apocalíptico va transformándose en algo distinto (o no tanto), como van deshumanizándose y luchando por la supervivencia, como la falta de recursos nos vuelve tiranos, egoístas y pasamos por encima de lo que sea y de quién sea con tal de sobrevivir. También me gusta como dependiendo de la personalidad de cada uno, podemos vernos liderados por la locura, por proteger a nuestros seres queridos, por la esperanza o la ética porque no siempre vamos a derivar en bárbaros. En resumidas cuentas como “El hombre es un lobo para el hombre” hecho serie y también un poco “El señor de las moscas” pero con zombies como enemigos y azote de la seguridad y tranquilidad de un grupo de personas que solo busca recuperar la rutina de una vida normal.

Después de ponerme filosófica, aquí viene la conversación con mi madre, que es la persona más incrédula de la historia.

-A mí esa serie no me gusta. Es más, es horrorosa, los zombies y esos ruidos. No sé qué le ves.

-Bueno mamá, pues no solo veo zombies, me gustan los personajes (y el rollo que os he contado antes).

-Es horrorosa, sangre, violencia y monstruos. ¿Pero tú has visto un zombie en tu vida?

-No, pero…

-Pues ea.

a929781f952d8ac419545ea4f5ff15d7

Un “ea” puede zanjar muchas cosas, una conversación muy larga para decir que sí, dos “eas” para indicar que estás de acuerdo y por supuesto, para cortarte y decirte, “pues tengo razón y la serie es una tontería porque no existe”.

Siempre me ha gustado la fantasía y la ciencia ficción, porque si un día te levantas, desayunas, te chupas el atasco de siempre, ves a la misma gente, hablas de las mismas cosas, comes a las mismas horas e incluso las mismas canciones siguen dando vueltas en la misma emisora, ¿qué tal si al llegar a casa puedes evadirte de esta rutina monótona viendo un zombie, un reino en el que hay dragones que vuelan o gente que tiene superpoderes y qué cuando se cabrean se ponen verdes y gigantes? ¿Y por qué no?

¿Qué más me da si existe o no existe?, ¿realmente te apetece más ver la rutina en una serie de gente que va a la oficina, trabajan y ya no pasa nada más? Esa ya es la realidad. No quiero decir con esto que la ficción siempre tenga que contener magia y elementos sobrenaturales, porque también hay películas o series más costumbristas que me gustan, pero reconozco que siempre he sido más fan de lo sobrenatural. Me encantan las pelis de terror, ¿por qué? Porque I want to believe! Porque en este mundo no podemos estar solos, es demasiado egocéntrico pensar eso. Tiene que existir vida más allá de las estrellas y en otros planetas o en otras galaxias, tiene que haber más cosas encerradas entre las ondas gravitacionales, entre agujeros negros, almas y espíritus, sonidos de otros tiempos. ¿Y por qué no?

Tengo la suerte de que tengo una madre muy escéptica y un padre que a veces, espera ver una luz en el horizonte a lo Expediente X. Me gusta ese equilibrio. Pero he de decir que de niña buscaba sirenas en el mar, hadas en el bosque y que ahora de mayor, me da más miedo que me aparezca el “Krampus” en casa que un ladrón (salvando las distancias por supuesto).  Y creo que no hay nada de malo y me considero una persona muy cuerda.

Yo crecí feliz entre libros de Roald Dahl, donde Matilda tenía el poder de la telekinesis, Cristina Ricci hablaba con un fantasma llamado Casper, Marty McFly viajaba en el tiempo y había un tío con cuchillas en las manos que me daba pánico y no hablo de Eduardo Manostijeras. Lejos de perder la fe en la fantasía, sigo leyendo a Stephen King y me fascina todo lo extraño, oculto, raro, fantasioso y no quiero perderlo, porque la fantasía es lo más cercano que tengo a seguir sorprendiéndome en la vida, aunque sea cierto que la realidad supere muchas veces a la ficción.

Doy gracias a esos guionistas, escritores, pintores, cantantes, artistas que siguen sacando todo el jugo a eso que está en extinción llamado imaginación. Porque sin imaginación la Emperatriz Infantil habría muerto en la nada. Porque la mente tiene que seguir creando, sea o no sea real, porque ¿quién sabe? Julio Verne, Albert Einstein, Copérnico, Mary Shelley, Lord Byron, no fueron más que locos de la época y luego cada uno ha creado escuela en lo suyo. Y vuelvo a repetir, ¿y por qué no?

 

Tron-Legacy-movie-image-211

 

Tu personalidad en casa

Me voy a animar a escribir sobre decoración y voy a dejar unas ideas o cosas que me gustan y que no pueden faltar en mi casa.

Una de las cosas que más me gusta hacer cuando voy a amueblar o decorar una habitación o salón, es huir de lo tradicional y de los típicos muebles que todo el mundo tiene en su casa, ya sea porque son low-cost, porque te los meten hasta en la sopa o porque esa mesita que vale 5 euros, total si se da un golpe en la mudanza, para lo que me ha costado…

Cuando digo huir de lo tradicional, no quiere decir que no me gusten los muebles clásicos. Lo que no me gustan son los muebles oscuros, eso no. Por eso siempre me fijo en muebles de este estilo que aportan un tono más romántico y mayor luminosidad a la estancia.

salón

IMG-20150219-WA0003

También me encantan las bicicletas como elemento decorativo:

IMG-20150215-WA0025

Y tampoco se puede dejar de decorar una buena mesa, últimamente se llevan las vajillas vintage y la verdad que esta mesa que nos pusieron en el Jardín Secreto de Salvador Bachiller (Calle Montera, Madrid) es una pasada:

IMG-20150215-WA0022

Me encanta el cine y por eso me gusta tener referencias cinéfilas en mi casa, este cuadro de la maravillosa Audrey Hepburn que encontré en Ikea, preside la entrada de mi casa ( la foto no es de mi casa):

audrey

Tampoco pueden faltar cuadros y lienzos que voy comprando en mis viajes y me recuerdan días geniales. Por eso tengo un puzzle 3D del Chrysler que compré en el Metropolitan Museum de Nueva York o un scratch map que me regalaron mis amigos o un vinilo en la pared del Top of the Rock con la misma fotografía que hice yo misma desde el edificio.

chrysler

Room_05

top of the rock

Me gusta reflejar nuestras mejores experiencias vitales y gustos personales en nuestras casas, para eso es el sitio dónde más a gusto debemos estar. Home Sweet Home.

Empire State Building vs Top of the Rock

Cuando estaba preparando el viaje a Nueva York, una de las cuestiones que más me planteaba era qué famoso edificio visitar. Todo el mundo me decía que no podía dejar pasar el Empire State Building, porque ir a Nueva York sin subir allí, era como ir a París y no subir a la Torre Eiffel. Sin embargo, en muchos blogs, había leído que el mirador del Top of the Rock era mejor. Bien, finalmente subí a los dos, así que puedo dar una opinión algo más completa y contrastada.

-El Empire State Building es un icono de la Gran Manzana y de Manhattan en sí mismo. Es un rascacielos que debe su nombre al estado de Nueva York, su apertura coincidió con la Gran Depresión y durante muchos años fue el edificio más alto del mundo. Una de las cosas que más llaman la atención de esta monumental construcción, son sus pasillos y paredes de marmol con ese estilo tan elegante y característico como lo es el “Art-decó”.

Subí dos veces en el mismo día, una por la mañana en la que apenas esperamos para hacer cola, es más, fue rapídisimo y otra por la noche, que fue muy pesada, tardamos tanto en subir como en bajar de la gente que había. Sobre las vistas, es un gran mirador de toda la espectacular urbe de Nueva York, pero si quieres echar una foto es casi imposible que no aparezcan las rejas y para apreciar las vistas un poquito mejor, te tienes que poner en ciertas partes de puntillas. Pero no deja de ser impresionante igualmente.

Vistas desde el Empire

-El Top of the Rock, es parte del complejo de teatros y edificios del famoso Rockefeller Center o Rockefeller Plaza, sí, donde ponen el árbol de Navidad y la pista de patinajes que sale en las películas. Este observatorio para mí es más recomendable, puesto que cuando vas a subir a diferencia del Empire, te dan una hora, por lo que así, evitan las colas de espera y una vez estando arriba, tienes muchas más posibilidades de echar fotos geniales en las que incluso puedes estar tú solo, porque en el Empire es misión imposible. Otra de las ventajas del Top of the Rock es que no hay rejas, sino cristales, tienes una panóramica mucho más bonita de la ciudad y encima también puedes ver el Empire State desde el mismo. Aunque el mirador es más bajito que el Empire, te da la sensación de poder contemplar mucho mejor y más tranquilamente sus vistas. Tanto es así, que desde el Empire no me di cuenta de la magnitud de Central Park, pero desde el Top of the Rock sí y además me salieron fotos chulísimas.

Vistas Top of the Rock

Central Park desde Top of the Rock

Más vistas

Así que, como podéis adivinar, después de haber visitado ambos rascacielos, me quedo con el Top of the Rock, pero como a mi marcha también tenía dudas de cuál elegir, al final visité los dos, por lo que creo que quién tenga tiempo hará lo mismo, pero si tenéis pocos días yo eligiría el Top of the Rock, sin lugar a dudas. Quería comentar también que con la “City Pass” incluye dos subidas al Empire State y otra al Rockfeller Center y sale muy bien amortizada, merece la pena comprarla.

FAO Schwarz

Antes de que se me empiecen a borrar los recuerdos y anécdotas y con bastante Jet Lag, quiero empezar a relatar mi viaje Nueva York, empezando por la famosa juguetería de la película de “Big” con Tom Hanks como protagonista.

Esta genial juguetería fue nuestra primera visita de la ciudad y también fue el último sitio que visité como despedida. Y la verdad es que merece una visita porque es espectacular, se puede encontrar enormes peluches hasta montañas de chucherías, ver figuras de Lego asombrosas y encontrar americanadas como “Barbie Estatua de la Libertad”. Aunque pueda parecer lo contrario, en esta tienda se pueden encontrar juguetes a muy buen precio también como Souvenirs. Y por último, el famoso piano con el que te puedes echar una foto e incluso tocarlo con los pies como en la peli, pero eso sí, decepciona bastante.

dsc04007

dsc04020

dsc04024

dsc04026

dsc04032

Nueva York para principiantes

Bueno, aquí estoy ya con el hormigueo en la barriga, porque este año repito USA y encima me voy antes de vacaciones este año y voy a cumplir otros de mis sueños. Visitar la Gran Manzana, Nueva York, el plató más grande del mundo. Me arriesgo a decir que no he estado aún y creo que volveré.

Bien, para aquellos que estéis planificando viaje a esta gran ciudad os voy a comentar mis preparativos.

1º A parte del pasaporte en regla, también necesitamos el ESTA, el mío ya se me ha caducado así que habrá que hacerlo.

2º Dónde dormir, he descubierto que nuestro hotel está a 10 minutos andando de Central Park y otros 10 de Times Square. Incluso si queremos darnos un paseo aunque sea largo, podemos ir a la Estatua de la Libertad.

3ºBonos, bien he estado leyendo sobre las dos tarjetas más populares para visitar las atracciones de la ciudad y os pongo la diferencia existente.

-La New York Pass, es más cara, pero incluye 55 atracciones para ver. Lo malo es que hay que intentar verlas en 2 días. Algo que me parece imposible y también que te limita a estar sujeto a ver por obligación esas atracciones para amortizarla.

-La New York City Pass, incluye las 6 atracciones más populares de la gran ciudad. Y puedes usarla durante 9 días. Aunque con menos variedad, merece la pena porque puedes usarla como quieras durante los 9 días seguidos y no estás tan agobiado. Seguramente que nosotros optemos por esta.

4º Excursiones, ¿por qué no aprovechar las distancias de New York a las Niagara Falls?, o a Washington, o a Philadelphia…Nosotros nos hemos arriesgado y ya tenemos contratados unos tours para intentar ver todos estos lugares. Hemos incluido Toronto y las 10.000 islas Canadienses, por lo que en NYC estaremos 8 días, que ya somos conscientes de que nos sabran a poco, pero…

5ºMaleta, se me olvida constantemente que mi maleta no tiene para ponerle un cándado y que hace 2 años le pedí prestado a mi hermana la suya, tengo que cambiarla, para poder ponerle un cándado de seguridad con clave y decidir si envolverla en el aeropuerto como la última vez, por temas de seguridad, etc…

6ºPlanning, estoy leyendo varias guías y muchos blogs de gente que ya ha estado en NYC y la verdad, es que hay tanta información, tantas cosas qué ver/hacer, qué supongo que esta primera toma de contacto, el viaje será el típico viaje de turista que visita por primera vez Nueva York, así que imagino que iremos a las atracciones principales: Times Square, Central Park, Brooklyn Bridge, Estatua de la Libertad, coger el Ferry por State Island, no sé si podremos ir a Conney Island, Empire State Building…pues eso, el planning haciendo Nueva York para principiantes.Lo de las excursiones depende de lo que se quiera hacer, si solo se está interesado en exprimir New York o en llevarse una imagen somera de más zonas. Yo soy una avariciosa y lo quiero todo, aunque repito, creo que sé que si la vida me lo permite, repetiré Nueva York.

i_love_new_york

Sitios a visitar en A Coruña

No hace falta irse al extranjero para ver maravillas tanto naturales como monumentales. En España tenemos de todo. Que Galicia es una maravilla ya lo sabíamos, pero este Puente de Mayo, he aprovechado para ver algunos sitios que no deberíamos dejar pasar por alto si visitamos la provincia de A Coruña.

En A Coruña, su emblema más famoso es La Torre de Hércules, pero hay gente que no sabe que también existe el Paseo de los Menhires, donde se pueden ver unos Menhires antiguos que parecen simular algún tipo de conjuro celta. Es bastante místico y merece la pena verlo. En otro de mis posts, comentaba la Rosa de los vientos, La Torre de Hércules y la Plaza de María Pita, son sitios muy bonitos de esta ciudad. Además a destacar de esta ciudad norteña el maravilloso ambiente y la gran variedad de bares y restaurantes que oferta.

A pocos minutos de A Coruña, hay un paraíso natural, frondoso y totalmente maravilloso, las llamadas Fragas do Eume, un sitio estupendo para hacer senderismo. También se puede visitar el pueblo de Pontedeume.

Saliendo de las Fragas do Eume, también pasamos por el Mirador Chado do Monte, cerca del bosque petrificado, merece la pena asomarse para ver las vistas y hacer unas fotos. Y en último lugar, visitamos San Andrés de Teixido, un pueblecito para peregrinos, cuya leyenda dice que hay que ir a este pueblo en vida, pues si no se irá una vez muerto reencarnado en forma de animal.

Para animaros a visitar estas zonas de la provincia Coruñesa, os dejo unas fotos:

 

ImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Almería existe

Esta pasada Semana Santa aprovechando la inmejorable situación de Úbeda (Jaén) decidimos coger el coche e ir hasta Almería. Nos hubiera gustado pasar por el Parque Oasys de Tabernas que es un Parque temático en el desierto de Almería y donde se rodaron muchos westerns hollywoodenses, pero lo dejamos para otra ocasión.

Así que fuimos con la mente puesta en Cabo de Gata, que cómo pueblo no merece mucho la pena visitarlo, pero como Parque Natural tiene su encanto. Además durante el viaje, se puede apreciar el paisaje desértico, no muy común en el resto de zonas de España y que en ciertos momentos, me recordaba a sitios de Sedona en Arizona. Sí, no hace falta irse muy lejos, porque en España tenemos casi todo.

Aquí os dejo algunas fotos:

 

 

Faro Cabo de Gata

Cabo de Gata