De bucear, soñar y que te despierten

Estaba buceando, solo había agua por todas partes, estaba en el mar. Eso estaba claro y de repente, me empieza a faltar el oxígeno y empiezo a nadar hacia arriba, en dirección a la superficie, para poder tomar ese oxígeno que se me estaba acabando. La superficie parece estar más y más lejos. Sigo subiendo con toda la velocidad que puedo y empiezo a ser consciente de que me ahogo, me ahogo en el mar onírico donde estoy y me ahogo a la par en el mundo real, mientras sueño que escapo.

Despierto, – “Ayrim, Ayrim ¿estás bien?” escucho mientras me zarandean hacia arriba y hacia abajo.

Y mi respuesta inconsciente y adormilada fue: – “Estaba ahogándome, pero me has salvado”. Acto seguido, me he dado la vuelta y he seguido durmiendo.

Curiosa la mente, curioso el cuerpo humano, curioso el subconsciente, curioso todo…¿Me hubiera ahogado realmente si no me hubieran despertado?