Paradojas de la vida

Creo que tras mis últimas entradas algo pesimistas, al borde del Apocalipsis mundial y tras hablar de lo mal que está la situación laboral, social, económica, bla, bla, bla. Tras la frustración que he sentido (y siento…) he decidido tirar todos los muros habidos y por haber. Me explico.

Cuando uno es pequeño siempre tiene sueños, cuando es joven sigue teniendo sueños y si uno es soñador, sufre. Pero esos sueños alimentan la motivación en la vida, aunque nunca lleguen a realizarse. Puede que haya momentos malos y negativos, puede que la frustración te nuble la vista y elimine todo aquello positivo que te rodea, puede que el inconformismo te ciegue totalmente y pienses que todo es pura basura. Pero, como la mente es débil y más si está poseída por un fantasma oscuro. Lo mejor es resistirse a caer en ese pozo absurdo. ¿Qué es un problema? un problema es aquel que te sorprende sin que te lo esperes un día cualquiera a una hora que nadie te marcó en ningún papel.

Querer mejorar es una motivación, pasar por un sitio que sabes que no es el tuyo, no es un problema. El problema es no saber discernir lo que es importante en esta vida. Y como he perdido mi alegría innata, mi risa y mi sentido del humor y me estaba convirtiendo en otra tia con mala leche de las que va en el metro, renegando de su vida, he dicho : ¡No!

Por eso me levanto por las mañanas, y escucho mi música favorita, aquellas canciones que me dan un impulso para empezar el día, intento reírme con aquellas personas que me rodean. Intento verle la chispa irónica, cómica a todo, y a cualquier situación y si me toca algo que no me hace ni la más mínima gracia intento sacarle el lado positivo. Porque si hay otra verdad universal, es que el tiempo pasa muy rápido, demasiado rápido. Mi juventud se irá, como se fueron las de nuestros padres y no quiero verme en el espejo del futuro, pensando que lo desaproveché todo. Y lo desaproveché de la peor manera posible, “estando enfadada”.

No quiero pensar en el futuro, donde estaré, que seré, ¿tendré trabajo?, ¿seré feliz? No. Quiero vivir ahora, vivir este momento, ser feliz ahora y por supuesto, estar con la gente que me proporciona esas grandes sensaciones. Quiero estar con la gente que me enchufa buenas sensaciones y buenos pensamientos, aquellos que me hacen sentir feliz nada más verlos.

Soy consciente de que la vida no es un camino de rosas y que por supuesto, no se puede vivir en un nube constante, pero tampoco quiero estar subida a la nube negra de por vida. No tengo ningún problema, no tengo razón para quejarme, no tengo razones para no reírme. Así que, esta mañana escuché a “The Darkness” que tiene nombre de grupo oscuro y deprimente, pero escuché quizás una de las canciones que me pone de mejor humor “I believe in a thing called love”. Paradojas de la vida.

Las tinieblas no duran eternamente, duran lo que uno permiten que duren.