“Master of None”

Con la llegada de “Netflix” a mi vida, he podido ponerme al día con un infinidad de series y de retomar otras que antes me costaba la vida verlas y descubrir algunas joyas como de la que voy a hablar. Sí, soy una fan incodicional de “Netflix” me gustaría que tuvieran un catálogo más amplio y que apareciera la categoría “Clásicos” y encontrar pelis de Hitchcock, algunas del oeste, ver en acción a Humprey Bogart o a Audrey Hepburn, porque a los que nos gusta el cine, también nos gusta el cine clásico, pero tiempo al tiempo.

Hace poco estuve hablando con mi amiga Nieves y ella siempre suele recomendarme buenas cosas, me descubrió “Penny Dreadful” y la singular “The Leftovers” y luego me recomendó esta: “Master of None” y no me dijo ni de que iba, ni yo busqué el argumento, ni ná de ná. Simplemente, me fui a mi casa la busqué en “Netflix” y allí estaba, le di al play y pum. 10 capítulos, 1º temporada devorados en apenas unos días. Cada capítulo tiene una duración de unos 26 minutos, estilo sitcom, las sitcoms siempre son más fáciles de ver por el tono cómico, el buen rollo que dan y porque las tramas no son complicadas, ni tienes que estar atentos a si viene Pablo Escobar y sus “malparios” o los Lannisters se han peleado con no sé quien y avanzan lentos hacía “King’s landing”.

Al igual que con el formato de series como “New Girl”, “Modern Family”, etc, “Master of none” es una serie de comedia donde los capítulos se beben tranquilamente como una cerveza fresquita en verano. Pero…, no es una comedia al uso, no es una comedia en la que las risas enlatadas te señalan cuando reírte, ni tampoco los personajes son esperpénticos y aporrean la puerta gritando el nombre de otro personaje a lo Sheldon Cooper.

Lo que presenta “Master of None” en cada capítulo es un tema diferente de esta sociedad de siglo XXI, esta sociedad de los llamados “Millenials” a través de la vida de Dev (Aziz Ansari), un inmigrante indio de segunda generación, treintañero, que vive en la siempre cosmopolita Nueva York y que intenta ganarse la vida como actor.

master-of-none

Cada episodio aborda un tema actual o al menos costumbrista : como tratamos a nuestros mayores, como fueron los inicios de los inmigrantes en Nueva York, como los jóvenes somos egoístas porque ver un trailer y estar al día en series y películas es mucho más importante que ayudar a tu padre a actualizar su “ipad”, el machismo, la convivencia en pareja y las manías, y por supuesto, el existencialismo de los treintañeros. Sí, sí de los treintañeros, porque “los 30” aunque quieran vendernos la moto de que son los nuevos “20”, no es cierto. Y Dev, es prueba de ello.

Los treintañeros están en una especie de limbo generacional, es decir, sufriendo el síndrome de Peter Pan y en camino hacía la vida adulta “convencional”, sin trabajos que sean bien remunerados de manera que puedan dejar crecer como personas, casándose porque toca o no casándose, agobiándose si tu mejor amigo se casa y pronuncia unos votos espectaculares y tú sigues sin estar seguro de lo que estás haciendo con tu vida y de sí has cumplido tus sueños para dar un sí quiero que dure eternamente. Sí, los problemas del mundo moderno. Esa sensación de ¿qué estoy haciendo con mi vida? Y si siempre me ha gustado Tokyo y quiero irme a vivir allí, ¿es tarde con 30? Y qué pasaría si siempre he deseado vivir en Chicago, ¿ya no puedo?

Pues de todos esos temas que aparentemente no hablamos en nuestras vidas y que por supuesto, que no vivimos en Nueva York, pero se pueden trasladar a tu pueblo. Esos “problemas” actuales que nos han traído también las redes sociales al mundo moderno, “problemas” que realmente no son “problemas”, de todo eso, trata “Master of None”.

Es una serie que tiene de fondo a la siempre perfecta y fotogénica Nueva York, por favor, que le den un Emmy, un globo de Oro, un Oscar…Nueva York siempre da bien en cámara, siempre quieres volver a pasear por esas calles. Aziz Ansari está gracioso y simpático haciendo de Dev y sus padres son la ternura personificada y sumamos que realmente son los padres de Aziz Anzari. Rachel es un personaje femenino que conquista, podría ser una musa indie perfectamente, el achuchable gigantón de Arnold, la divertida Denise o el simpático y guapo amigo asiático Brian, todos ellos hacen una pandilla de lo más amigable. Pero si hay que señalarle algo a la serie es el estupendo guión lleno de conversaciones ingeniosas, de chistes ácidos y críticas mordaces ocultas entre planos geniales de las calles de Brooklyn o Manhattan. Y el guión está escrito por Aziz Anzari y Alan Yang, una pareja creativa que funciona. Dev tiene muchas preguntas y nosotros también las tendremos después de ver esta genial serie.

¿A qué estáis esperando? No solo de “Narcos” o “Juego de Tronos” vive el espectador…

masterofnone

 

Anuncios

Empire State Building vs Top of the Rock

Cuando estaba preparando el viaje a Nueva York, una de las cuestiones que más me planteaba era qué famoso edificio visitar. Todo el mundo me decía que no podía dejar pasar el Empire State Building, porque ir a Nueva York sin subir allí, era como ir a París y no subir a la Torre Eiffel. Sin embargo, en muchos blogs, había leído que el mirador del Top of the Rock era mejor. Bien, finalmente subí a los dos, así que puedo dar una opinión algo más completa y contrastada.

-El Empire State Building es un icono de la Gran Manzana y de Manhattan en sí mismo. Es un rascacielos que debe su nombre al estado de Nueva York, su apertura coincidió con la Gran Depresión y durante muchos años fue el edificio más alto del mundo. Una de las cosas que más llaman la atención de esta monumental construcción, son sus pasillos y paredes de marmol con ese estilo tan elegante y característico como lo es el “Art-decó”.

Subí dos veces en el mismo día, una por la mañana en la que apenas esperamos para hacer cola, es más, fue rapídisimo y otra por la noche, que fue muy pesada, tardamos tanto en subir como en bajar de la gente que había. Sobre las vistas, es un gran mirador de toda la espectacular urbe de Nueva York, pero si quieres echar una foto es casi imposible que no aparezcan las rejas y para apreciar las vistas un poquito mejor, te tienes que poner en ciertas partes de puntillas. Pero no deja de ser impresionante igualmente.

Vistas desde el Empire

-El Top of the Rock, es parte del complejo de teatros y edificios del famoso Rockefeller Center o Rockefeller Plaza, sí, donde ponen el árbol de Navidad y la pista de patinajes que sale en las películas. Este observatorio para mí es más recomendable, puesto que cuando vas a subir a diferencia del Empire, te dan una hora, por lo que así, evitan las colas de espera y una vez estando arriba, tienes muchas más posibilidades de echar fotos geniales en las que incluso puedes estar tú solo, porque en el Empire es misión imposible. Otra de las ventajas del Top of the Rock es que no hay rejas, sino cristales, tienes una panóramica mucho más bonita de la ciudad y encima también puedes ver el Empire State desde el mismo. Aunque el mirador es más bajito que el Empire, te da la sensación de poder contemplar mucho mejor y más tranquilamente sus vistas. Tanto es así, que desde el Empire no me di cuenta de la magnitud de Central Park, pero desde el Top of the Rock sí y además me salieron fotos chulísimas.

Vistas Top of the Rock

Central Park desde Top of the Rock

Más vistas

Así que, como podéis adivinar, después de haber visitado ambos rascacielos, me quedo con el Top of the Rock, pero como a mi marcha también tenía dudas de cuál elegir, al final visité los dos, por lo que creo que quién tenga tiempo hará lo mismo, pero si tenéis pocos días yo eligiría el Top of the Rock, sin lugar a dudas. Quería comentar también que con la “City Pass” incluye dos subidas al Empire State y otra al Rockfeller Center y sale muy bien amortizada, merece la pena comprarla.

FAO Schwarz

Antes de que se me empiecen a borrar los recuerdos y anécdotas y con bastante Jet Lag, quiero empezar a relatar mi viaje Nueva York, empezando por la famosa juguetería de la película de “Big” con Tom Hanks como protagonista.

Esta genial juguetería fue nuestra primera visita de la ciudad y también fue el último sitio que visité como despedida. Y la verdad es que merece una visita porque es espectacular, se puede encontrar enormes peluches hasta montañas de chucherías, ver figuras de Lego asombrosas y encontrar americanadas como “Barbie Estatua de la Libertad”. Aunque pueda parecer lo contrario, en esta tienda se pueden encontrar juguetes a muy buen precio también como Souvenirs. Y por último, el famoso piano con el que te puedes echar una foto e incluso tocarlo con los pies como en la peli, pero eso sí, decepciona bastante.

dsc04007

dsc04020

dsc04024

dsc04026

dsc04032

Nueva York para principiantes

Bueno, aquí estoy ya con el hormigueo en la barriga, porque este año repito USA y encima me voy antes de vacaciones este año y voy a cumplir otros de mis sueños. Visitar la Gran Manzana, Nueva York, el plató más grande del mundo. Me arriesgo a decir que no he estado aún y creo que volveré.

Bien, para aquellos que estéis planificando viaje a esta gran ciudad os voy a comentar mis preparativos.

1º A parte del pasaporte en regla, también necesitamos el ESTA, el mío ya se me ha caducado así que habrá que hacerlo.

2º Dónde dormir, he descubierto que nuestro hotel está a 10 minutos andando de Central Park y otros 10 de Times Square. Incluso si queremos darnos un paseo aunque sea largo, podemos ir a la Estatua de la Libertad.

3ºBonos, bien he estado leyendo sobre las dos tarjetas más populares para visitar las atracciones de la ciudad y os pongo la diferencia existente.

-La New York Pass, es más cara, pero incluye 55 atracciones para ver. Lo malo es que hay que intentar verlas en 2 días. Algo que me parece imposible y también que te limita a estar sujeto a ver por obligación esas atracciones para amortizarla.

-La New York City Pass, incluye las 6 atracciones más populares de la gran ciudad. Y puedes usarla durante 9 días. Aunque con menos variedad, merece la pena porque puedes usarla como quieras durante los 9 días seguidos y no estás tan agobiado. Seguramente que nosotros optemos por esta.

4º Excursiones, ¿por qué no aprovechar las distancias de New York a las Niagara Falls?, o a Washington, o a Philadelphia…Nosotros nos hemos arriesgado y ya tenemos contratados unos tours para intentar ver todos estos lugares. Hemos incluido Toronto y las 10.000 islas Canadienses, por lo que en NYC estaremos 8 días, que ya somos conscientes de que nos sabran a poco, pero…

5ºMaleta, se me olvida constantemente que mi maleta no tiene para ponerle un cándado y que hace 2 años le pedí prestado a mi hermana la suya, tengo que cambiarla, para poder ponerle un cándado de seguridad con clave y decidir si envolverla en el aeropuerto como la última vez, por temas de seguridad, etc…

6ºPlanning, estoy leyendo varias guías y muchos blogs de gente que ya ha estado en NYC y la verdad, es que hay tanta información, tantas cosas qué ver/hacer, qué supongo que esta primera toma de contacto, el viaje será el típico viaje de turista que visita por primera vez Nueva York, así que imagino que iremos a las atracciones principales: Times Square, Central Park, Brooklyn Bridge, Estatua de la Libertad, coger el Ferry por State Island, no sé si podremos ir a Conney Island, Empire State Building…pues eso, el planning haciendo Nueva York para principiantes.Lo de las excursiones depende de lo que se quiera hacer, si solo se está interesado en exprimir New York o en llevarse una imagen somera de más zonas. Yo soy una avariciosa y lo quiero todo, aunque repito, creo que sé que si la vida me lo permite, repetiré Nueva York.

i_love_new_york

Dreaming New York

Hace dos años tuve oportunidad de hacer la grandiosa y más que recomendable “Route 66” desde Chicago hasta Los Ángeles, fue un viaje que siempre recordaré, que me dejó grandes momentos y muy buenas impresiones de su orografía, sus estados y de la amabilidad de sus gentes.

Hace ya bastante tiempo, escribí un post aquí donde hacía una lista de sitios que me gustaría visitar e incluía Nueva York, y por fin, este verano si todo va bien y no pasa nada, toco madera, podré visitar la Gran Manzana. Una de mis motivaciones para visitar esta ciudad es que es un plató gigante, creo que mi sensación al estar allí será que ya he estado allí antes, ya sea con Bruce Willis, Audrey Hepburn, Woody Allen, Ross Geller o con Ted Mosby. New York, New York como diría Frank Sinatra, allá voy y me gustaría ver todo esto que os voy a poner a continuación, pero que no sé si me dará tiempo. Son sitios relacionados con escenas de película.

Grand Central Station, la estación más popular, cien veces retratadas en montones de películas. Cary Grant quería partir desde esta estación en la genial peli de Hitchcock “Con la muerte en los talones” (North by Northwest).

terminal-grand-central-in-new-york-city-architecture-201392

FAO Schwarz, quizás así por el nombre, no os suene. Es la juguetería donde un jovencísimo Tom Hanks tocaba el piano en “Big”. Sí, me hace mucha ilusión ir allí.

fao-schwarz

Ghostbusters Building, otro edificio mítico para mí, donde Bill Murray y compañía bajaban la barra, para acudir a la llamada de salvar a la gente de los fantasmas. Sí, es la base de los Cazafantasmas.

ny-ghostbusters

Puente de Brooklyn, por supuesto, magistralmente fotografiado por Woody Allen en “Manhattan”.

manhattan-image-2

Edificio serie “Friends”, aquí vivían Mónica, Rachel, Joey y Chandler y se reunían con Ross y Phoebe, emblemático.

nyapartment

El toro de “Wall Street” ha protagonizado muchas discretas escenas de muchas películas.

Wall+Street+Bull

Flushing Meadows, Corona Park. Según “Men in Black”, la lanzadera de los extraterrestres.

MIB_torres grande

TGI Friday, el bar donde Tom Cruise servía copas por doquier en “Cocktail”

tomcruise

Bien, seguiré sumando sitios, ya no sitios cinéfilos totalmente, sino cosas que quiero ver y hacer, pero ya veremos si serán posibles. Mientras tanto, os dejo con estos sitios.