Un hombre lobo americano en Londres

Tenia ganas de ver una película de terror y dije, “¿Por qué no de licántropos? Y así fue, la ultima que recuerdo de hombres lobo es “Underworld: Evolution” que no me convenció demasiado y después una soporífera “La marca del lobo”, pero me acordé de una peli que llevaba mucho tiempo detrás intentando verla.

“Un hombre lobo americano en Londres”, en Londres ¿eh?, que no Paris, puesto que hay una película posterior a ésta, que es en Paris y que es francamente mala, en mi opinión, nada que ver con la que se desenvuelve en tierras británicas.

Dirigida por John Landis (Granujas a todo ritmo, El príncipe de Zamunda), tiene ese toque ochentero, que tanto me gusta recordar. Pero para nada cutre, en vestuario y el doblaje pues se nota, obviamente, pero es considerada por muchos como film de culto y la verdad es que los efectos especiales, el maquillaje y una buena banda sonora que se introduce perfectamente en cada escena, hace que esta comedia negra, envejezca francamente bien. Esa mezcla de humor, con momentos de tensión y el mito de los licántropos ha resultado ser una gran combinación de entretenimiento. Es más, tengo que decir, que es la mejor película que he visto sobre hombres lobo (me falta “Aullidos”, que es de la misma época), son destacables las escenas de la transformación en hombre-lobo y todo el temor que se contagia al espectador ante lo sobrenatural y dichas criaturas.

anamericanwerewolfinlondon

Quizás la película se tambalea un poco con la historia de amor tan típica y tópica de por medio, porque el principio es francamente genial. David y Jack son dos amigos norteamericanos que se encuentran en Inglaterra de viaje mochilero por toda Europa. El viaje se verá truncado al ser atacados por una extraña criatura. Lo que David no conoce es lo que le depararía la próxima luna llena…y a partir de ahí, comienza todo un espectáculo de risas, sustos y por supuesto, entretenimiento.

Podemos destacar de la película, bastantes escenas, las ensoñaciones de David en el hospital, no sé si son más cómicas que siniestras, pero esa duda, gusta y como ya he dicho antes, el principio es genial. No quiero contar mas detalles, porque animo a todo el mundo a que la vea, sobre todo, si gustan de criaturas fantásticas, en especial, licántropos. Las actuaciones de la pareja de amigos americanos, interpretados por David Naughton (David Kessler) y Griffin Dunne (Jack Goodman), me parecieron de lo más carismáticas.

Resumiendo, buenos efectos para la época, de hecho, el reconocimiento fue el Oscar al mejor maquillaje. El mito del licántropo es genialmente llevado a la pantalla, tiene escenas memorables…en mi opinión, recomendable al 100%.

Y lo dicho… cuidado con la luna

luna