De estrategias, impulsos y corazón

Tengo una asignatura pendiente, que no soy capaz de superar…por más que la estudio, por más que le pongo mi empeño. Es una asignatura que trata sobre estrategias, planificación y control. Conceptos que no entiendo y que no sé poner en práctica. Soy muy poco racional, muy poco lógica, lo sé, ya debería empezar a pensar un poquito. Pero es que soy demasiado visceral, y mis amigos bromean con ello, porque dicen que me muevo por los impulsos que me dicta mi corazón, ilógico, por supuesto.

Cuando quiero trazar un plan, sale mal. ¿Por qué?, pues porque ni yo misma encuentro el objetivo, ni la misión. Yo creo que las cosas ocurren por algo, creo que hay un destino, y también pienso que nosotros somos quienes podemos llegar o no a esa meta, a través de acciones. Pero en esas acciones, yo por lo menos no sigo planes, ni estrategias. Simplemente me dejo guiar, y entonces ¿qué ocurre?, pues que me decepciono, que tropiezo, que sufro. Escucho demasiado a mi corazón y me olvido de mi cerebro, que a veces, sabe mejor lo que debe hacerse, pero entonces, siento que me traiciono.

equa4

Así que, si las cosas salen mal, porque no soy buena estratega, porque no soy nada automática, porque me emociono fácilmente. No quiero arrepentirme. Quizás, la vida se está racionalizando demasiado; hasta las pequeñas cosas que llenan el día a día, hasta las cosas imperceptibles como las risas, las sonrisas, el respirar, el disfrutar…

Cito a mi admirado Chris McCandless y con esto concluyo esta absurda reflexión:

“If we admit that human life can be ruled by reason, then all possibility of life is destroyed”, lo que viene a traducirse como “Si admitimos que la vida humana puede guiarse por la razón, entonces toda posibilidad de vida es destruida”.

Y yo soy una de esas soñadoras irremediables, que creen en la utopía y que cierran los ojos y creen que pueden percibir el más mínimo sonido del mundo. Y entonces, lo escucho, pum, pum, latiendo fuerte, mi corazón.

6349_tn_flower-sky

Anuncios

Me niego

-¡Bah! Simplemente estás tan habituada al mundo que te ha dejado de asombrar-dijo.

(El mundo de Sofía)

Me he topado con esta frase y es que tiene toda la razón del mundo (precisamente) y es que es cierto. ¿Por qué no podemos volver a sonreír y mirar las cosas, como cuando éramos niños? , ¿Por qué quizás yo me empeño en vivir que es suficiente? Y mucho más ahora, soy consciente de que este camino, un camino de obstáculos, puede llenarme los pulmones de ilusiones varias, y es que eso es la vida, un vehículo que se mueve por ilusiones que hay que conquistar.

Ahora me levanto y veo el cielo azul, nublado, gris, o descargando lluvia. El clima agujereándome el cuerpo, pero ¡que narices!, que viva me siento. Como un estupido ser humano, pero estoy aquí…y quiero sentirme así por mucho tiempo, que vivo, que siento. Que me esfuerzo, por seguir conquistando metas inalcanzables y que SI me asombra el mundo, aun no quiero habituarme, tan pronto no…Me niego.

Citando a Christopher McCandless

No puedo dejar de compartir con todo el mundo que quiera pasarse por aquí, las palabras que Christopher McCandless escribió a un amigo suyo en una de sus últimas cartas. Para todos aquellos que sientan la llamada fuerte y latente de la naturaleza, de un mundo lejano donde poder aventurarse, aquí os dejo sus pensamientos:

“Quiero repetirte los consejos que te di en el sentido de que deberías cambiar radicalmente de estilo de vida y empezar a hacer cosas que antes ni siquiera imaginabas o que nunca te habías atrevido a intentar. Sé audaz. Son demasiadas las personas que se sienten infelices y que no toman la iniciativa de cambiar su situación porque se las ha condicionado para que acepten una vida basada en la estabilidad, las convenciones y el conformismo. Tal vez parezca que todo eso nos proporciona serenidad, pero en realidad no hay nada más perjudicial para el espíritu aventurero del hombre que la idea de un futuro estable. El núcleo esencial del alma humana es la pasión por la aventura. La dicha de vivir proviene de nuestros encuentros con experiencias nuevas y de ahí que no haya mayor dicha que vivir con unos horizontes que cambian sin cesar, con un sol que es nuevo y distinto cada día. Si quieres obtener más de la vida, Ron, debes renunciar a una existencia segura y monótona. Debes adoptar un estilo de vida que al principio te parecerá enloquecedor. Sin embargo, una vez que te acostumbres, comprenderás el sentido de una vida semejante y apreciarás su extraordinaria belleza. En pocas palabras, deja Salton City y ponte en marcha. Te aseguro que sentirás una gran alegría si lo haces. No eches raíces, no te establezcas. Cambia a menudo de lugar, lleva una vida nómada, renueva cada día tus expectativas. Aun te quedan muchos años de vida, Ron, y sería una pena que no aprovecharas este momento para introducir cambios revolucionarios en tu existencia y adentrarte en un reino de experiencias que desconoces…”

Quizás estas palabras parezcan absurdas y sin sentido ni lógica, quizás estas frases solo alienten a esos espíritus aventureros con mochilas invisibles, pero por lo menos, consuela el hecho de saber que hay personas que también sienten un latido fuerte que hace que quieran vivir la vida de forma temeraria o no, pero vivirla. Sin hacer daño a nadie, solo disfrutando de la naturaleza y de lo que somos. Un viaje más allá de lo que vemos, de lo que percibimos, viajar por donde nuestros pensamientos nos lleven. Viajar para conocer un poquito mas que nos rodea. Viajar siempre porque solo tenemos una vida que poder aprovechar.