De personajes femeninos, carisma y grandes actrices…

Que vivimos en la época de las series de tv, no cabe duda. Que vivimos en una época donde los blockbusters cinéfilos no son más que versiones, reinicios de otras sagas, secuelas y precuelas de otras, tampoco se puede negar.

Son incontables las series de tv que sigo y las que he terminado. Mis personajes favoritos son Walter White “Heisenberg” (Breaking Bad), Rick (The Walking Dead), Kevin Garvey (The Leftovers), y seguro que alguno se me escapa. Pero hoy quisiera centrarme en esos grandes personajes femeninos que nos están dejando mujeres para la posteridad “seriéfila”. Podréis estar de acuerdo o no y quizás me deje alguna, porque no tengo tiempo suficiente para ponerme al día con series de actualidad como “House of Cards” donde el personaje de Robin Wright por lo visto es la leche, así que haré mi ranking de favoritas en relación a las series que he visto y sigo.

-Miss Vanessa Ives (Eva Green) de “Penny Dreadful”.  No es la primera vez que la nombro, puesto que me encanta Eva Green y me encanta la serie. Serie que han terminado para mi tristeza. Vanessa Ives es un personaje tan gótico como romántico,tan maldito como encantador, tan carismático como demoníaco,tan misterioso como los ojos de Eva Green. Vanessa Ives nos ha dado a todos los amantes de la literatura gótica, todo un icono de esta corriente maldita, si Edgar Allan Poe levantara la cabeza, solo podría más que caer rendido a sus pies. Eva Green no solo ha creado un personaje tan complejo a la audiencia como al propio elenco y personajes. “Penny Dreadful” era ella y su voz impostada recitando verbis diablo, era ella y su cabello enmarañado, era ella ataviada de sus preciosos atuendos del siglo XIX, era Vanessa Green y todos los que seguíamos la serie, caímos rendidos ante esta intérprete francesa con el mejor inglés británico del mundo. Muchas veces al mirarla, levitando por las secuencias, porque es que ella no camina, más bien se desliza como un ente sobrenatural, ya no sé dónde comienza Eva y donde termina Vanessa. Miss Ives, como te echaremos de menos, tus posesiones, tus ojos fieros, tu dulzura y tus arranques de poder e ira. Perfecta, no imagino a nadie en este papel que ya no sea ella para darle vida a un icono de la serie gótica por excelencia.

1003223_0_0_c-14635_1280x640.jpg

-Cersei Lannister ( Lena Headey) de “Juego de Tronos”. ¿La khalessi? no, gracias. Emilia Clarke tiene la suerte de que le han dado el personaje femenino más cañero, pero para mí gusto se queda un poco en bucle, siempre con la misma mirada, con la misma cara. Sin embargo, lo que le da Lena Headey al personaje de Cersei, va mucho más allá. Sobre todo, si la habéis visto en la última temporada, media sonrisa de Cersei es toda la carrera de Emilia Clarke, porque Cersei Lannister, es mucha Cersei. Un personaje que se debate entre la devoción a sus queridos hijos y la ambición, el poder y la humillación, la ira y la venganza. Una mirada de Cersei Lannister con un levantamiento de ceja puede dejar en evidencia a cualquiera y sacar del plano a quién esté con un solo sorbo de una copa, pues Lena Headey es un monstruo interpretativo que saca de escena a cualquiera, con un solo gesto facial, por no decir, la imponente forma de hablar que tiene. Si este año tuviera que haber una ganadora al Emmy, sería ella sin duda.

game-of-thrones-cersei-lannister_9hn3.1920.jpg

 

-Sarah Manning, Allison Hendrix, Cosima, etc, etc (Tatiana Maslany) de “Orphan Black”.  Lo de esta actriz no tiene nombre, es la protagonista múltipe de la no muy popular serie canadiense de ciencia ficción “Orphan Black”, serie que por cierto, recomiendo a todo el mundo que le guste ver una serie dinámica, entretenida, a veces trepidante y con una actriz que merecería todos los galardones del mundo por su interpretación de diferentes personalidades en la serie. Grandísima actriz donde las haya, no me puedo parar a analizar a todos los personajes que interpreta, porque son muchísimos, pero el éxito de su interpretación  es que el espectador es capaz de reconocer a cada personaje que sale en pantalla y ya no es solo por la caracterización física del mismo, si no por todos los matices que Tatiana Maslany les da. Una es más macarra, otra más pizpireta y repipi, otra más salvaje, otra desquiciada, etc, etc. No me quiero imaginar como será rodar un solo capítulo de “Orphan Black”, porque complicado, seguramente, un rato.

612x344_tatiana_maslany_sarah_orphanblack

Me quedo con estas tres pedazo de actrices y con sus personajes porque las tres comparten, esa valentía interpretativa y se lo dan a sus personajes y eso, ese carisma, esa personalidad tan suprema,traspasa la pantalla cada vez que aparecen.

Anuncios

“Penny Dreadful” viajando por la oscuridad de la literatura gótica

Las “Penny Dreadful” eran conocidas publicaciones de terror que se distribuían en la Inglaterra del siglo XIX a tan solo un penique y también actualmente, es el nombre de una serie americana con un marcado acento británico. Del canal americano Showtime, “Penny Dreadful” tiene hasta la fecha una corta pero intensa primera temporada formada por ocho capítulos que no dejan indiferente al espectador que sea amante de la novela inglesa romántica. Esa corriente que conformaron famosos poetas de gran nombre como Percy Bysshe Shelley o grandes creadores de monstruos célebres como Bram Stoker, Oscar Wilde y también la conocidísima madre de Frankenstein, Mary Shelley.

Ambientada en el Londres más victoriano, entran en escena conocidos rostros del celuloide como la francesa Eva Green, el “comeback” en el ámbito seriéfilo Timothy Dalton y como contrapunto americano, Josh Harnett.

La primera temporada presenta a los personajes del reparto anteriormente nombrado. Sir Malcolm Murray (Dalton) y Vanessa Ives (Green) buscan desesperadamente a la hija de Murray, Mina Harker, desaparecida en extrañas circunstancias. Para encontrarla, reúnen en su grupo a un joven y tímido Doctor Frankenstein (Harry Treadway) y a un ávido pistolero americano (Harnett). Bajo esta premisa, esta primera temporada empieza a presentar un desfile de criaturas de las novelas de Stoker, Shelley y Wilde. Apareciendo incluso como personaje secundario estrella a Dorian Gray, interpretado por Reeve Carney.

Se debe destacar a Eva Green con una interpretación tan fascinante como inquietante de su ya carismática y elegante Vanessa Ives, ataviada en preciosos trajes de la época y en un constante halo misterioso, hace de su personaje el entero protagonista en esta primera temporada al interpretar a esta mujer maltratada por entes vampiro-demoníacos que la atormentan a través de sus poderes extrasensoriales de médium. El juego de voces que interpreta y modula de forma magistral solo se puede apreciar si se visiona esta serie en versión original, para no dejar pasar por alto ni un solo matiz que Green aporta a su más que soberbia Miss Ives.
Por otro lado, “Penny Dreadful” basa su éxito en la perfeccionista fotografía de ese Londres del siglo XIX (realmente Dublín) y por supuesto, como se ha escrito y entretejido una trama con personajes de novelas de terror y misterio tan apreciadas a lo largo de la historia por cualquier amante de novelas con protagonistas sobrenaturales.
Victor Frankenstein (Treadway) aparece como un científico en pos de crear una criatura a través de la técnica del Galvanismo, tal y como relataba Mary Shelley en su novela. Con ciertos matices y con matices a aplaudir por parte de los guionistas. El joven doctor es un gran lector y entre sus poetas favoritos aparece Percy Bysshe Shelley, por eso no es de extrañar la conexión entre la criatura y personaje que creó Mary con los versos de Percy que persiguen al doctor en su creación de Prometeo. Es lógico que en esta serie de corte literaria y romántica, aparezcan los versos de los poemas sobre la creación de Prometeo, aunque bien se podría destacar que no solo en series de género de terror y victoriano, también uno de sus poemas le da título a uno de los mejores capítulos de otra serie inolvidable como es “Breaking Bad” de la AMC y el capítulo en cuestión es “Ozymandias”.

Persiguiendo a Victor Frankenstein y atormentando cada uno de los pasos que da, aparece Calibán. Nombre que podríamos decir que hace referencia a un personaje de la obra de teatro “La Tempestad” de William Shakespeare, dónde este personaje es un ser deformado y de espíritu indómito y salvaje. Viendo la serie, se puede apreciar perfectamente la conexión del nombre con el personaje.

Pero si cambiamos de personaje literario, aparece Dorian Gray, que aun no siendo un personaje esencial en la trama, aparece como un fiel retrato del personaje de Oscar Wilde, dónde su lascivia fascina a partes iguales tanto a personajes masculinos como a personajes femeninos. Y curiosamente, en el prefacio de la novela de Wilde, en apenas en sus líneas introductorias aparece el nombre de Calibán. Con lo que podemos resaltar, que los guionistas juegan con nombres y novelas de una forma bastante premeditada, aprovechándose de la literatura para insuflar vida en un guion de personajes que confluyen en esta primera temporada para enganchar al espectador.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de las influencias de “Drácula” en esta primera temporada, pues no solamente aparece Mina Murray y el Profesor Van Helsing, si no que el abogado Jonathan Harker también es nombrado varias veces. Y por supuesto, hay un amo de la noche, hay esbirros y aparecen criaturas que se alimentan de sangre humana. La figura del vampiro en esta serie aparece como un ente demoníaco, es literalmente la descripción de un monstruo, que no usa una apariencia seductora, sino que el arma de seducción es la sed de que gobierne el mal como elemento soberano en el mundo. Tampoco obtiene la forma de colmillos alargados, sino se parece más bien al vampiro Nosferatu de Murnau. Un ser espeluznante que acecha en barcos, callejones y es ahuyentado por crucifijos. Un ente que persigue de manera deliberada e insidiosa a Miss Ives.

Qué la novela romántica estaba pasada de moda, parece una broma. Viendo como en los últimos años los vampiros más que ser seres extinguidos han tomado parte protagonista en literatura juvenil y en los blockbusters más populares de los últimos tiempos. Los autores de estas célebres criaturas y sus historias son inalterables en el tiempo, da igual como avancen las épocas, porque son criaturas universales dentro de nuestras memorias cinéfilas y literarias. Y “Penny Dreadful” nos estremece con cada nuevo capítulo, nos vuelve a acercar a estos personajes, dándole la novedad necesaria para crear nuevas historias de manera precisa y con una más que cuidada y delicada puesta en escena en el Londres (Dublín) victoriano, siempre bajo la batuta de su personaje más carismático, Miss Ives.

penny