De los casi 30, consejos y Sagitarios…

Yo no soy de dar consejos. Nunca me ha gustado que me digan lo que tengo o debo hacer, porque creo que cada uno es lo suficiente diferente para que los consejos entren por un oído y salgan por otro y también se da eso de que cada uno vive su vida a su manera, cada uno es libre de poder decidir ligeramente dentro de estos margenes sociales tan apretados. Libres, libres, no somos, pero decidir poner el despertador diez minutos antes o no, estudiar un máster o no, quedarme en España o mudarme fuera, casarme o no, vivir de alquiler o comprar una vivienda, etc…pequeñas decisiones que nos hacen sentir importantes o que tenemos el control de nuestras vidas. Luego resulta que la vida es lo suficientemente sobrenatural para decirte que no. Que el dueño es ella y no tú. Que ella puede dejarte hacer dentro de unos límites y que es ella la que manda, a veces, te da pequeños toques de atención y otras muy grandes.  Y tú si quieres la escuchas o no, porque de vez en cuando hay que ser rebelde sin causa, a veces, no aceptamos un no por respuesta, hasta que no te hayas dejado la piel en ello, hasta que no se hayan agotado todas las opciones, hasta que no esté exhausta de haber luchado. Yo no soy de tirar la toalla tan pronto. Nunca lo he sido, nunca soy y nunca lo seré y si llega ese momento, es que estoy totalmente cansada y no puedo más. Pero siento citar a Coelho, pero yo creo que tiene que ser cierto en alguna pequeña manera de que lo que algo se desea con fuerza, tiene que acabar por rozar la realidad.

A mis casi treinta años, creo que el único consejo que puedo dar es que todo el mundo debe ser guardián de pequeños secretos. Necesitamos escucharnos a nosotros mismos, necesitamos mimarnos y hablar con nuestra voz interior, tranquilizarla y ser nuestros mejores amigos, porque para hacernos daño, ya está todo lo demás. Había una frase que me gustaba mucho en mi adolescencia y aparecía en mi “estado de msn” (va pasando el tiempo, sí…) y era: el que domina a muchos es poderoso, pero el que se domina así mismo es invencible. Lo sigo pensando. Controlarse a uno mismo es lo más difícil del mundo porque somos simples e imperfectos humanos, pero se puede, no siempre, pero en su mayoría se puede.

A mis casi treinta años, creo que he aprendido a explotar cada momento, con intensidad, sintiendo en mis poros todo aquello que deseaba. He reído con ganas, he llorado hasta quedarme dormida, he sufrido y he gritado. He peleado, he escuchado y he aprendido, muchooo. Y he aprendido que hay que relativizar las cosas, que hay que cambiar de perspectiva, que cuando te estampas, te levantas y que cuando te frustras, solamente hay que respirar y dejar ese pensamiento de lado y un minuto más tarde, solo un minuto más tarde, la solución estará a tu lado poniendo su mano en tu hombro, porque frustrarse por chorradas, es la mayor estupidez humana. ¿Sabíais que el ser humano desperdicia su tiempo pensando en cosas que quizás jamás pasen? y sin embargo, sufrimos con esos pensamientos de cosas irreales, de situaciones que hacemos complicadas mentalmente y que nunca tendremos por qué plantarles cara o que si se la plantamos no eran para tanto.

He descubierto que sé salir hacia delante, que tengo una fuerte  capacidad de improvisación y que si por un camino no, será por otro. Me gusta salir de los límites de la rutina y de los límites que me imponen, me gusta pensar que soy lo suficiente aventurera para poner en marcha adrenalina aunque sea un poco en mi día a día. Y ese arrojo propios de los Sagitarios y del romanticismo absurdo, muchas veces, nos impulsa a mirar detrás de nuestro hombro en cada momento, de pisar fuerte pero no desafiante, a reírnos de nosotros y de todo, de mirar porque queremos creer y a buscar más allá. Y por supuesto, nos emocionamos con cosas tontas, nos inspiramos y nos creemos artistas, artistas vagos, pero artistas.

Quería escribir esto simplemente para compartir que nadie os diga que es lo que tenéis que hacer antes de los 30, ni de los 40, ni de los 20, ni de los 105…cada uno elige su destino, cada uno tiene que ser capaz de equivocarse, aceptar un consejo, pero no siempre seguirlo fielmente, porque no somos marionetas y si todos seguimos consejos, nadie se equivocaría y es muchas veces de los errores donde nace lo mejor de nuestras vidas. Quizás no siempre, pero quizás más veces de lo que creemos pensar. Y por cierto, sigámonos riendo.

Zona de Confort vs Zona exploradora

Siempre he dicho que me considero una aventurera en potencia, no quiero decir que esté todos los días con la mochila a cuestas y me voy de tienda de campaña a cualquier sitio. Me refiero con aventurera a que no me dan miedo los cambios y que ante la incertidumbre, normalmente me crezco, porque para mí salir de la zona de confort es a veces, hasta algo necesario. Será porque siempre he dicho que soy algo nómada o porque conocer tantos lugares desde que era pequeña y tanta gente de diferentes zonas de mi país, me ha hecho abrir la mente y por eso, siempre necesito tener el culo montado en un coche, avión, bus, tren, viendo el cielo desde otro lugar del mundo.

Y resulta que ayer me encontré este video por casualidad y que recomiendo ver:

A día de hoy, todo tiene un nombre académico y está todo ya más que estudiado, o al menos eso parece, y por lo visto, cuando uno sale de la zona de confort, es decir, de la zona que uno conoce, dónde se siente cómodo, la zona rutinaria de todas las mañanas, del trabajo a casa, de casa al trabajo, haz la cena, ve a comprar y chúpate un atasco. Cuando uno sale de esta zona, se llama: Zona de Aprendizaje. A la zona de aprendizaje normalmente esta vida que llevamos, salimos cuando nos vamos de vacaciones, cuando nos atrevemos a coger un avión e irnos al sitio más lejano del mundo, dónde nos perdemos sin importar qué y nos gusta entremezclarnos con las gentes. Cuando viajar se convierte en una necesidad, porque no hay miedos, ni embarcarte en una nueva aventura supone ningún tipo de prueba. Salir a la zona de Aprendizaje, nos hace curioso, nos motiva, nos hace valientes y asumimos riesgos y cuando se asumen riesgos, estamos más cerca de conseguir nuestras metas y nuestros sueños. Y en esta vida, yo siempre digo que hay que luchar por tus sueños, por muy irrealizables que te digan que parezcan que son.

Y esto me hace pensar que la vida es bella, siempre que podamos seguir explorando y seamos valientes. La vida tiene tantas cosas que ofrecernos, que por qué conformarnos con una sola parcela de nuestro mundo conocido.

Be Brave, Be Free, you only live once!

Déjame el privilegio de equivocarme

Todo a tus ojos está mal, todo lo que digo o hago, siempre sale al revés. Siempre tienes la frase de… “Te lo dije” en la recamara, a punto de dispararla en cualquier momento, para restregarme que yo nunca acierto y que actúo como un espíritu errante y desbocado. Me acusas de inconsciente porque soy joven, me juzgas como imprudente, porque aún no he descubierto mi camino, ni mi función aquí…pero me encanta hacerte rabiar, ver como te llamean los ojos, sabiendo que una vez más, vuelvo a equivocarme, que vuelvo a quemarme en tu mirada sabia y experimentada. Deja que disfrute del privilegio de la duda, del privilegio del error y dame ese margen que todo ser humano necesita para darse cuenta de que a veces, no se debería arriesgar…pero déjame a mí, no me digas ni el que, ni el como de hacer las cosas. Las quiero hacer yo, y construir un pilar invisible, que quizás luego tenga que destruir con mis lágrimas y mi frustración, pero yo habré sido la artífice, como tú una vez en tu vida lo fuiste y nadie pudo pararte en tu tozudez.

caida1

Y si te doy las gracias por tus consejos,  y por tu prudente prudencia, pero, allá donde haya un riesgo, lo correré, y lo asumiré, con todas sus consecuencias, a pesar de que después tenga que volver a tus brazos para encontrar consuelo…

Experiencia en Roma

Queremos dejar nuestra experiencia en Roma, durante 4 días. Volamos con la compañia Easyjet, con la que estamos muy contentos, por ser barata, puntual, fácil y rápida.

Llegamos al aeropuerto de Ciampino. Los autobuses de la compañia de easyjet no estaban operativos así que cogimos los autobuses públicos. Travel Shuttle Bus hasta la estación principal de Termini (6 Euros viaje). Salen cada 30 min aproxim, y tardan lo mismo, dependiendo del tráfico.

En Roma para desplazarse lo mejor es usar las lineas de Metro, solo hay dos, por eso es muy sencillo. La línea A y la línea B. Nosotros nos alojamos en el Hotel Pisana Palace, un hotel bastante alejado del centro, en la Via della Pisana. La parada de metro más cercana es la de Cornelia (Linea A) y después el autobús urbano 881 hasta el Hotel.

Tras dejar las cosas en el Hotel y acomodarnos. El primer día visitamos la Piazza de Popolo, parada de metro Flaminio. Es una plaza muy grande y bonita, pero estaba llena de coches de Policia y exposiciones, porque coincidió con el dia de la polizia allí en Roma.

Seguimos andando y cerca se encuentra la famosa Piazza de Spagna, la cual, estaba llena de gente en las escalinatas, y la vista nos la estropeó un enorme andamio en mitad de las 2 columnas, pero bueno. La parada de metro es Spagna. En esta plaza se encuentra el museo de Keats, Byron y Shelley. En esta plaza hay una gran variedad de restaurantes para comer.

De ahí, cogimos el metro hasta Ottaviano, que es la parada del Vaticano y allí vimos el Vaticano, entramos a la Basílica de San Pedro. Camino hacía el castillo de Sant Angello vimos unos puentes muy bonitos, y muchos puestecillos de Souvenirs y etc. En esa parte también se encuentra el Palacio de la Justicia, que es muy bonito también. Nosotros no entramos a la Capilla Sixtina, la entrada son 18 euros. Salvo los últimos domingos de cada mes que es gratis, así que aprovechar eso.

El 2º día, cogimos el metro hasta Repubblica, y llegamos a la Piazza de la Repubblica. Anduvimos hasta el Palazio de l ´opera y el Palazzio de las Exposizzione. Y desde allí, pasando por diferentes plazas y otros monumentos, nos dirigimos hacia la gigante y espectacular Fontana di Trevi. También pasamos por la Piazza Navona, que es gigante y con unas estatuas muy bonitas también. En la Piazza di Trevi, podréis comprar unos helados buenísimos o más souvenirs y Pinkies! Desde allí fuimos a la parada más cercana la de Barberini y se ve el monumento Emmanuelle, que es una auténtica pasada. Y como veíamos que a ese paso nos veíamos el Coliseo y el Foro Romano, decidimos volver al hotel.

El 3º día, cogimos la línea A de metro hasta la estación de Termini, allí cogimos la línea B hasta Colosseo, y allí nos esperaba el maravilloso monumento. Aunque llovía un poquito. Compramos la entrada por 11 euros que nos daría acceso al Coliseo, el Palatino y el Foro Romano, una auténtica pasada también, de una belleza histórica alucinante. Y allí el sol hizo su aparición y al final nos quemamos. El tiempo metereologico en Roma es igual de imprevisible que los conductores italianos. Tened cuidado, pues no respetan semáforos, ni stops, ni nada. Tenéis que ser peatones temerarios! Ese mismo día aprovechamos la linea B, para visitar la Pirámide de Roma que está en un entorno algo surrealista, es una mera curiosidad, además cerca está el circo Romano, que no impresiona mucho la verdad.

El 4º día, como ya habíamos visto casi todo Roma fuimos a la Isola, allí está la Piazza de la Bocca de la verita, la famosa figura donde metes la mano y te echas fotos vamos. Además vimos la Basílica de María de Trastevere. Como ya lo habíamos visto todo, volvimos a la Fontana di Trevi, a relajarnos, aunque bueno con tanto turista, tanto sol, tanta gente vendiendo chorradicas, al final nos dimos un paseo por la calle de Cavour para hacer las últimas compras para la familia y amigos, en esa calle los souvenirs están muy baraticos.

Esta ha sido nuestra experiencia. Consejos, entienden perfectamente el español y nosotros casi también el italiano. Cuidado con los coches, y si compráis agua, mirad que no poca Frizzanta, porque es agua con gas y está asquerosa. Llevad ropa de manga larga y manga corta, porque nunca se sabe. Y poco más, así que ale!! A patearse Roma!

Viaje a Londres

Al igual que pienso hacer al volver de Roma, quiero dejar la opinión sobre nuestro viaje a Londres, para que otros internautas le sirva como ayuda, guía o lo que sea.
Fuimos con la compañia easyjet desde Madrid al aeropuerto de Gatwick, desde Gatwick cogimos un tren que nos llevó a Victoria Station (estación central de Londres como Atocha en Madrid) que nos costó 13 libras e incluía un bono de metro para ese mismo día. Antes de comenzar con lo que vimos, aconsejamos que se saque un bono de metro diario o de varios días dependiendo de la estancia. Nunca compréis un solo viaje, ya que a nosotros el primer día, por novatos pagamos 4 libras por un solo viaje. Mientras que el bono son 5,7 libras (cuando estuvimos allí, no sé si variara que supongo…) y lo amortizamos muy bien los días restantes. Dicho esto, también os digo que nos alojamos en Youth Hostel. Íbamos un grupo de amigos, y es un sitio perfecto para pasarlo bien, tener una habitación y una ducha y poco más, amigos…no es ningún hotel de 5 estrellas, ni de 1 xD Pero bueno…pero 10 euros la noche, no sé puede pedir demasiado, lo mejor de estos sitios, suele ser la ubicación. Nuestro “hostel” estaba en Notting Hill que tenía muy cerca la parada de metro de “Bayswater” y ya desde allí nos moviamos hacía otros puntos.

1º Día : La llegada a Londres, explorar el metro y llegar al Hostel. Dejamos las mochilas y nos fuimos a reconocer la zona del Hostel, vamos, vimos el barrio de Notting Hill, que es un barrio pintoresco lleno de muchas tiendas de souvenirs.

2º Día: Nos levantamos con ganas, nos abrigamos poco ( que frío!!!) y atravesamos andando todo Hyde Park, echamos unas cuantas fotos a cada monumento que nos encontrábamos, a los autobuses, etc…pero nuestro destino era el Buckingham Palace, dónde vimos el famoso cambio de guardia (que a todos nos pareció un rollazo…por cierto). De ahí visitamos, un parque que estaba lleno de ardillas y la avenida que sube del Buckinham Palace a la calle donde vive el Prime Minister. Por esta zona podéis sacaros fotos con los Beefeaters. Seguimos andando, y visitamos la Catedral de Westminster, es curiosa tanto por fuera como por dentro, ya que señores se vende Holy water!! (vamos agua bendita) y hay una cafetería…yo no había visto eso en mi vida…xD Tras la Catedral, andamos unos 15 minutos más y llegamos a la Abadía de Westminster, dónde están enterrados grandes figuras de la literatura, cultura, ciencia como Dickens, las hermana Bronte, Newton, etc, la entrada cuesta unos 10 libras y con el descuento si eres estudiante 7 libras. ( Yo no entré, pero unos amigos sí, y bueno eso ya en relación de lo que os guste el arte y tal…). Tras la Abadía de Westminster, nos encontramos con el grandioso parlamento de Londres y su torre más famosa, el Big Beng. Por esa zona, es cuando uno ya se vuelve loco a echarse fotos…para dejar bien claro, que ha visitado el icono Londinense por excelencia jejeje. De ahí, al London Eye, (quizás lo que más me gustó de toda la estancia) compramos una especie de bono…una oferta por 35 libras, una entrada para el Madame Tussaud y un ticket para subir al London Eye ( no podéis dejar de subiros a la noria, tiene unas vistas espectaculares y os aseguro que no da nada de vértigo).
Tras disfrutara de la vistas del London Eye, seguimos andando y disfrutando de la orilla del Támesis y la cultura de Londres, hasta llegar al Tate Modern (museo de arte moderno), la entrada es gratis y menos mal! porque ver un par de fluorescentes en forma de cruz no sé que tiene de artístico, aún así, entrad y os lleváis una anécdota más…no se pierde nada xD. Del museo nos fuimos a visitar la Catedral de Saint Paul, cruzando un puente bastante grande y moderno, que está situado relativamente cerca del London Bridge. Cómo era de noche y muy tarde, las 19 y algo ( ya es tarde para los ingleses) estaba cerrada y solo la pudimos admirar desde fuera, pero bueno…y de ahí a un Starbucks a tomar un café o chocolate, que están bastante caros, pero bueno. Londres tiene monumentos y por supuesto, STarbucks!, está plagada…xD Desde allí, cogimos el metro y volvimos a nuestro cuchitril maravilloso jeje.
( Hicimos una barbaridad de Km pero…hay que hacer eso si quieres ver algo y disfrutar ya que viajas…sarna con gusto, no pica)

3º Día: Tras habernos pegado la paliza el día anterior, nosotros seguiamos con ganas de ver Londres y madrugamos muchísimo para visitar Picadilly Circus, Convent Garden y el soho (Barrio chino), pues veréis…madrugar no nos sirvió de mucho, porque no había nada abierto! así que no se os ocurra ir tan temprano…la zona de Picadilly es muy recomendable verla por la noche y ver el ambiente que hay. En Convent Garden, podréis ver típicos mercadillos de comida, pubs, sex-shops, cine x, bar para gays, etc…Además de tiendas famosas como Hugo Boss, Massimo Dutti, Loewe, etc..Pero recomendamos, por favor, visitar Hamleys que es una juguetería enorme que merece la pena…disfrutaréis como niños. Tras nuestro paseo por Convent Garden, llegamos al Brittish Museum, que también es gratis la entrada, hay que pagar si quieres ver las nuevas colecciones y tal, pero bueno, la zona Egipcia y la clásica está muy bien. Tras esto, cogimos el metro y fuimos a los famosos almacenes Harrods ( la parada de Earl´s court). Mucho lujo, valientes lo que queráis comprar algo, yo recomiendo entrar a los servicios…y ver las escaleras de los almacenes parece un museo, pero lo demás, creo que tanto lujo…en fin, me reservo la opinión. De Harrods, fuimos al estadio del Arsenal, el 02, dónde unas amigas iban a asistir al concierto de los Westlife (por si alguien los conoce xD) , esta zona es una de las más nuevas de Londres y hay edificios enormes y chulísimos. En el estadio pudimos disfrutar de diversas entretentas como descansar gratis en una cúpula escuchando música chillout y patinar sobre hielo ( 10 libras), restaurantes, etc…Tras el concierto unos y otros el patinaje, grabar videoclips, etc…volvimos al cuchitril maravilloso.

4º Día: Fuimos a visitar el Madame Tussaud (metro Baker street) un museo que no debéis dejar de visitar si os gustan las celebrities xD porque allí podréis echaros fotos con Brad pitt, tom cruise, angelina jolie, beckham, freddie mercury y luego con personajes históricos como Van Gogh, Napoleón, etc. Además de pasarlo bien o mal, según se vea, en el túnel del terror…las figuras son la leche, están superbien hechas y también tiene una colección de figuras que te muestran como era el Londres de antiguamente hasta ahora, merece la pena.


Al salir del museo hay un puesto de perritos, que están bastante ricos, xD 2 libras. De ahí, cogimos el metro hasta London Bridge y visitamos el London Bridge, precisamente y vimos la torre de Londres. Ya por la noche, aprovechamos para ir a la plaza de Leicester Square y comprar los últimos souvenirs para la familia y visitamos Trafalgar Square que es una plaza enorme y muy chula. Y tras esto, nos fuimos a nuestro cuchitril maravilloso para el día siguiente madrugar, ir a Gatwick y regresar a Spain.

CONSEJOS: Londres es muy, muy caro, pero podéis aprovechar para comer ofertas en los Pizza hat, McDonalds, etc. En el soho hay bastantes chinos buffets dónde se puede comer bien y barato. Los souvenirs podéis comprarlos en Notting Hill o en Convent Garden, que son donde más baratos están. Cuidado al volver al aeropuerto con el horario de los trenes, simplemente, tener eso en cuenta. El metro es más lioso que el de Madrid o París, pero una vez que se le toma el tranquillo no pasa nada. POr cierto la parada de Harry potter es King´s cross, la cual me quedé con ganas de ver. Si buscáis un hospedaje baratos para unos amigos, buscar un Youth hostel, muy asequible, barato y normalmente en buenos sitios de la ciudad, pero eso sí, no merece llamarse Hotel, ni Hostel! xD es mejor ir con gente de confianza a estos sitios para compartir la habitación que suelen ser de 6 u 8 personas. Recomendamos madrugar, ya que allí lo cierran todo muy temprano y anoche también muy temprano. La gente no es demasiado amable, hay de todo, pero en el metro van callados( pero ojo, no olvidéis de que también hay españoles, no seáis muy indiscretos, que os entienden jajaj) , en la calle nos mandaron callar, yo le pregunté a una chica que pasaba por allí que dónde estaba la calle tal, con un inglés bastante normal y educado y salió corriendo…(mis amigos también se rieron sí….) intentad ser lo más serios, educados, estrictos, posible, para que no huyan. Los ingleses no son unas castañuelas.

Espero que os sirva esta opinión para visitar una de la capitales de Europa más cosmopolitas, disfrutaréis de las costumbres inglesas, autobuses rojos, lluvia, cabinas rojas, guardias superserios y starbucks! muchooooss

P.D: Cuidado con los autobuses, van como Fernando Alonso, que no Hamilton xDDDD