Enseñar idiomas a través de las series y el cine

El mundo del séptimo arte y ahora, el mundo de la pequeña pantalla, nos ofrecen un sinfín de variedades únicas y de todos los géneros posibles para acercarnos a diferentes historias y personajes. Y gracias a internet y a este nuevo mundo tecnológico, podemos cada vez más escuchar a esas grandes estrellas internacionales en su voz original. Porque la voz, también es una gran parte de la actuación. Es más, nunca había apreciado tanto la interpretación de Cuba Gooding Jr en “Jerry Maguire” hasta que no lo escuché en inglés y no es lo mismo escuchar a Matthew McCounaghey con todos sus matices en “True Detective” que en su versión doblada, por mucho que defienda y crea que el doblaje español de España, es uno de los mejores.

El tema es, que cuando estoy en clase, aparte de usar el libro y las típicas pistas de audio, me gusta motivar a mis alumnos, ya sean de español como de inglés, con pequeños fragmentos de series o películas y creedme, funciona.

A día de hoy, el amplio abanico de series dramáticas o “sitcoms” que ganan adeptos es grandísimo. Casi todos mis estudiantes están totalmente familiarizados con la historia de Ted Mosby o con Sheldon Cooper, todos están enganchados a un par de series como mínimo. Conocen los entresijos de “Juego de Tronos” o han estado siguiendo las peripecias químicas de Heisenberg en la inconmensurable y otra vez ganadora de estos últimos Emmys, “Breaking Bad”.

No solo intento incluir escenas de las series actuales, sino que también echo de cajón de los recuerdos y aunque vaya envejeciendo “Friends” tanto sintonía como algunos míticos capítulos, siguen llamando la atención en clase y es por ello, que debemos sacar partido.

La versión original en un capítulo ahora de unos veinticinco minutos como pueden ser los de “Modern Family”, divertidos y lo que es mejor presentan un material auténtico del idioma y los alumnos pueden ir viendo que existen diferentes acentos. Porque las pistas de audio de los cd que vienen con el libro, suelen ser tonos encorsetados y poco naturales, mientras que en una situación interpretada por unos personajes, el alumno debe prestar mucha mayor atención e intentar captar el mensaje, además de ir identificando nuevas palabras y nuevos sonidos, por mucho que al comienzo, pueda serles dificultoso. El oído como todo, hay que entrenarlo. Y es genial que se puedan escuchar acentos españolizados como el de Sofía Vergara o un acento superbritish como lo es el de Beneditc Cumberbatch en “Sherlock”.

Sinceramente, me alegra escuchar a mis alumnos que buscan subtítulos o que al menos ven los episodios a la par que en EEUU o en el país de origen. Es una motivación y el hecho de pararse y empezar a incluir otro idioma a través de veinte minutos diarios ya es algo, porque en España hace falta más versión original.

No voy a negar que no he utilizado fragmentos de Karlos Arguiñano en mis clases de español, o del cocinero José Andrés o Carmen Maura recitando la receta del gazpacho en “Mujeres al borde un ataque de nervios”. Se capta la atención al segundo, es algo audiovisual, es diferente si lo plasmas en nueva clase dispuesta a ver y a escuchar y siempre y cuando, sea un video de corta duración, porque la atención se disipa si es demasiado extenso.

No obstante, creo que hay que sacarle más partido a los materiales auténticos que nos está proporcionando la televisión y el cine en los últimos años, quizás más el panorama televisivo con productos de gran calidad y pequeñas obras maestras donde la historia o sus personajes pueden motivar a nuestros estudiantes a aprender un idioma o al menos familiarizarse un poquito con el inglés, ya que éste es el idioma de las grandes superproducciones a nivel cinematográfico y de la pequeña pantalla.

Lo mejor del cine 2010

Las mejores películas del 2010 a mi juicio, han sido las que voy a comentar a continuación.

Origen de Christopher Nolan, el director de Memento se sumerge en las profundidades de la complejidad mental para ofrecer una historia al estilo muñeca rusa onírica. Ayudado de un buen reparto (Ellen Page, Cillian Murphy, Michael Caine, Ken Watanabe, Marion Cotillard, Joseph Gordon-Levitt), donde destaca Leonardo Di Caprio, que quizás sea por su más que ya asidua colaboración junto a Scorsese, que sus dotes interpretativas van in crescendo y desligándose de la imagen de niño guaperas de la ya lejana Titanic. Lo que más me gustó de Origen, es la apuesta por el mundo tan misterioso y tortuoso de los sueños y la mente humana. Y también me satisfizo pagar la entrada para verla en cine y que me entretuviera su larga duración, además de tener un final que me hizo autoplantearme toda la película y debatirla con mi acompañante. Ese tipo de películas que me hacen pensar, me gusta. A día de hoy, la industria cinematográfica tan plagada de remakes y tan a falta de guiones originales hace que el espectador se sienta decepcionado con cualquier película palomitera. Sin embargo, Nolan trae un poquito de magia y nos hace pensar y ver un espectáculo como ya lo hizo con su Caballero Oscuro.

Toy Story 3 de Lee Unkrich, que difícil es hacer cine a día de hoy, puesto que tenemos directores que solamente quieren llevar historias antes ya vistas, poco originales, más de lo mismo, sin guión, sin nada que realmente te haga sentir emoción en el asiento. Y amigos, luego tenemos estas joyitas que no necesitan actor, ni actriz, porque te hacen removerte por dentro, pasando de lo cómico a lo dramático, de lo infantil hasta lo más maduro. “Toy story 3” es todo eso, una mágica mezcla llena de lo que una buena película necesita. Tiene un principio de lo más original, un principio que va dibujando una sonrisa de complicidad en el espectador. Los personajes antiguos en su línea, entrañables y las nuevas adquisiciones, sensacionales, como el personaje del oso. Y cuando parece que en algún momento va a flojear, descubrimos el mejor de los broches para la que quizás se haya convertido ya en mi pelicula favorita de animación. Y no me queda otra cosa que decir como si ahora mismo tuviera cinco años que un gracias enorme.

Buried de Rodrigo Cortés, bueno no es que me encantara, pero hay que apostar por las ideas cinéfilas españolas, siempre y cuando, no nos fastidien con la Ley Sinde, porque entonces, creo que una grandísima mayoría, pasaría totalmente del cine patrio, que muy poquitas veces nos da agradables sorpresas como esta película protagonizada por Ryan Reynolds metido en una caja. La atmósfera que crea es totalmente desesperante y el final, hace cuanto menos que el espectador se quede unos segundos en shock.

Piraña 3D de Alejandro Aja, ¿sorprendidos con este título?, pues puede, pero es que me lo pasé en grande. Bueno, demasiadas tetas para deleite del público masculino. Pero me recordó al entretenimiento ochentero de las de entonces y con la mezcla de humor, gore y bichos marinos. Esta película es ideal, para no pensar.

El escritor de Roman Polanski, esta lo que tiene es una dirección estupenda, y un gran tándem interpretativo de la mano de Ewan McGregor y Pierce Brosnan, bastante buena en su sencillez.

Y bueno también recomiendo títulos como “Como entrenar a tu dragón”, “Gru, mi villano favorito” y luego para los que le gusten sensaciones nuevas con el cine, “Valhalla Rising” una producción danesa que tiene una gran fotografía. Y para los que gusten de épicas, por ejemplo “Robin Hood” con Russell Crowe a la cabeza, “Black Death” y “Centurión”. Estas últimas no es que me hicieran demasiada gracia, pero bueno.

Este año seguí con las últimas temporadas de “Como conocí a vuestra madre”, que va mejorando y mejorando. Y me enganché a “The Walking dead”, un capítulo piloto magistral y una primera temporada, que apunta maneras, para que pueda seguir siendo un proyecto decente o que decaiga, para los que gusten de zombies, es muy entretenida. Y luego para la fiebre de los vampiros y los licántropos, tenemos “The Vampire diaries”, que lejos de ser como la edulcorada y ñoña saga Crepúsculo es un equilibrio entre la ñoñeria de la Meyer y “True Blood”, con lo que ha salido un producto bastante entretenido y aceptable, que no se carga mitos como que la luz afecta a los vampiros y que para entrar tienen que ser invitados.

Y esto ha sido todo del 2010, que más destaco en cuestiones audiovisuales.