Your heart is free, have the courage to follow it

Fue en una de mis pelis favoritas, “Braveheart” de Mel Gibson, cuando escuché esta frase, que tantas veces he seguido y que a día de hoy, intento seguir. Aunque a veces, esta indicación se convierta en el mayor de los obstáculos posibles, para mí, sigue siendo el mejor de los consejos y la mejor pauta a seguir. Solo obrando como te pide el latido de tu corazón y de tu ser, es cuando plenamente nos equivocamos, cuando plenamente disfrutamos y cuando realmente somos libres y de verdad; claro que ahí está la máxima dificultad, seguirlo, ser valiente y no tener miedo al fracaso. Pero como al fin y al cabo, somos simples seres humanos y muy vulnerables, construimos corazas y escudos que no se ven, y que al final no son tan resistentes como nos pensamos.

Pero…prefiero equivocarme cien veces y sentir el dolor, a convertirme en un aparente robot que ni siente ni padece. Prefiero recordar cada minuto de lágrimas y sonrisas, porque sé, que cuando eche la vista atrás, la recompensa será mucho mayor y más infinita, y dejadme ser optimista, pues me quedaré siempre con esto: Tu corazón es libre, ten el valor de hacerle caso…

aguasnegras2-737929

Citando a Chris McCandless V

Sin embargo, hasta que ponemos a prueba lo incontrolable que llevamos dentro dejamos que la prudencia establezca los límites, sabemos poco acerca de lo que nos impulsa a atravesar glaciares y torrentes y subir a peligrosas alturas.

JOHN MUIR,

The Mountains of California.

Este fragmento que Chris McCandless subrayó en el libro, también me inspira a mí, como un impulso a hacer las cosas y ponernos a prueba, precisamente. Podemos sentarnos en una silla el resto de nuestras vidas, y saludar a los días, ver como pasan unos detrás de otros, iguales, monótonos. Actuar como espectadores, sin ni siquiera preguntarnos ¿Qué quiero?, ¿Qué puedo hacer?

Y luego podemos coger una mochila, cruzar un país entero, sentirte vivo, porque eres libre y autosuficiente, porque estás haciendo lo que realmente quieres, porque vas en busca de un destino, que desde la silla, nunca hubieras podido conocer. Claro que, si estás en constante movimiento, acompañado siempre de una mochila, el cuaderno de bitácora para escribir todos esos recuerdos que con el paso del tiempo se desfiguraran en la memoria, para recordarlos siempre a nuestra manera…y es entonces, cuando vuelves a esa silla que todos tenemos en algún lugar, cuando te das cuenta de que eres incapaz de estar sentado.

Te das cuenta de que respirar otro tipo de aire, de escuchar a otro tipo de gente, de ver otros paisajes, que hasta el motor de un tren o un autobús, o simplemente caminar, se vuelve en una necesidad…Observar el camino, la incertidumbre del qué encontrarás, y no dejar que la silla te ate a su respaldo. Aunque de vez en cuando, eches de menos lo que desde esa posición siempre puedes volver a ver.

everest

Aun así, atravesar bosques de naturaleza infinita, encontrar gente nueva, se quedará siempre en la memoria como recuerdos tatuados en alguna parte de nuestro hipocampo. Y no sabes por qué…cuando vuelves a tu sitio de origen, te llega ese sonido que una vez escuchaste, ese olor que una vez pudiste oler, y todos los recuerdos vuelven en forma de lluvia… ¡Que sensación! Si pudieras volver a vivirlo de nuevo…

El problema de esta inconformidad con el lugar, con no saber muy bien a donde perteneces, cual es tu sitio, donde quieres estar, esa necesidad de conocer y aprender, se vuelve incansable y cuanto más viajas, más quieres…y es que viajar, no solo se convierte en una experiencia increíble.

Moverse por impulsos, a veces, puede ser catastrófico…pero otras, puede ser que sea lo mejor que has hecho en tu vida. Y entonces, me quedo con este fragmento que Chris escribió:

“Es en las experiencias y recuerdos, en el inconmensurable gozo de vivir en el sentido más pleno de la palabra, donde puede descubrirse el significado autentico de la existencia. ¡Dios, qué fantástico es estar vivo!”

Soñar

Algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan porque. Otros sueñan cosas que nunca fueron y se preguntan porque no. George Bernard Shaw

El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. Eleanor Roosevelt

La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace la vida sea interesante. Paulo Coelho

Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comienzalo. Atrevimiento posee genio, poder y magia. Comienzalo ahora. Johann Wolfgang von Goethe

Nunca podran con el espiritu de un soñador, por mas que se empeñen en rompernos las ilusiones…inevitablemente,  eso no se puede cambiar.