El tiempo no corre, vuela…Tic Tac…

Este año se me está pasando volando, será que he hecho grandes cosas y que los momentos felices van deprisa y como decía Marcel Proust, “Los buenos momentos no tienen mérito” creo que era Proust, aunque realmente lo escuché en “Pequeña Miss Sunshine”. Bueno, el caso es que este año está corriendo, deprisa, echo la vista atrás y solo me acuerdo de que terminé mi máster, de las navidades, de los viajes, Londres, Salamanca,Logroño, ¡Oh Nueva York!, Where did you go? eso ya hace más de un año.

Tic, tac, tic, tac, tac, tac esta cuenta atrás, quemando días de la semana, tan sumamente iguales a veces, unos detrás de otros. La rutina sentada mirándome, mientras come palomitas y no decide parar el tiempo, sino que sea lo mismo:

-6:40: Suena la alarma. Enciendo la luz de mala gana y pienso que quiero dormir una siesta con la promesa de que estaré durmiendo a las 22,00 horas porque hay que recuperar sueño, porque el cansancio parece acumularse.

-7:30: Como una “workalcoholic” y por circunstancias personales, estoy sentada en la oficina, con el portátil abierto y dispuesta a crear y planificar grandes clases que puedan inspirar a alguien, cuál Robin Williams en “El club de los poetas muertos”, aunque no creo que jamás vea un “Oh capitana, mi capitana”, no solo por lo improbable, sino también por lo mal que suena capitana, ya no es lo mismo.

-16:30-18:30: Depende del día, vuelta a casa, otra vez el tráfico de la insoportable A5. Siempre pienso, si es que todo el mundo vuelve o va destino a Badajoz.

-19:00-19:30: La ducha de la tarde, porque realmente madrugo tanto que odiaría tener que levantarme a las 5 para ducharme y secar este pelo…

-20:00: Como si fuera inglesa, me pongo a cenar, temprano, porque a parte de tener más hambre que un perro chico, me quiero ir a la cama pronto.

Pero, pero, el fin de semana, es la juerga padre. Es la fiesta de la vida, de todas las cosas buenas que hay y que todo este sinsentido de entresemana no te deja. Y aquí está lo triste, ¿por qué no puedo hacer lo que me de la gana también entre semana? Es muy triste que vivamos intensamente solamente cuando estamos de vacaciones y eso aquellos afortunados que disfrutamos de vacaciones y podemos viajar y ver mundo o estar en nuestra casa con nuestra familia.

Y luego, luego llevo anhelando que llegue un día en concreto y esto va ya en marcha y sin frenos y no hay freno de mano que lo pare. Y solo quiero que cuando llegue, disfrutarlo, disfrutarlo con todos los sentidos. Disfrutar nuestra fiesta, disfrutar de todos aquellos que vengan y compartan con nosotros ese día de octubre con la mismas ganas y todos nos contagiemos de buenas vibraciones. Pues la vida no es quemar cartuchos, sino intensificarlos, vivirlos y darlo todo!!! y yo ya no quiero esperar más, ya lo exprimo al máximo, da igual que tengamos despertadores, horarios, esperar a la nómina a final de mes o seguir levantándonos día a día. Porque como decían en una oscarizada película y yo ya he citado más de una vez :

¡HAZ QUE CUENTE!, ¡HAGAMOS DE NUESTRAS VIDAS ALGO EXTRAORDINARIO!!!

globos-en-el-cielo-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s