BURROcracia española, así nos va

Resulta que me quiero casar por lo civil, porque quiero ser fiel a mis ideales y no me quiero casar por la iglesia. En este país, España, es bien sabido la cantidad de papeles que se exigen hasta para ir a hacer la compra, pero bueno, entiendo que se exijan ciertos documentos. Lo que no doy crédito es que en el Registro Civil solo trabaje una persona, que esta persona no tenga correo electrónico y que el teléfono para ellos no se atienda nunca.

Esta mañana llamé al Registro Civil de dos pueblos de diferentes comunidades de España. En el primer municipio, me dijeron que solo estaba “el chico” y que no sabían cuando estaría físicamente porque tenía que entrar y salir y que el teléfono NUNCA lo podía coger. Yo trabajo y no puedo estar todas las mañanas esperando a que “el chico” aparezca en la oficina porque no descuelgue el teléfono de atención al ciudadano.

He llamado al segundo municipio, y le comento mi situación, que documentación necesito y que si me empadrono allí, si podría indicarme si sería más fácil abrir expediente. Quiero transcribir la conversación palabra por palabra:

-Hola, buenos días, mira vivo en el municipio____ de Madrid y me gustaría abrir expediente de matrimonio para moverlo al municipio de _____ en Jaén, para casarme allí. ¿Qué documentación necesitamos?, ¿sería posible hacerlo así? En este municipio solo hay un trabajador y la verdad es que estoy teniendo problemas para gestionar esto.

-Hola, yo también estoy sola aquí, porque esto va así, yo también estoy sola aquí.

-Eh, bien, pero esa no es mi pregunta. Mi pregunta es que si nos empadronamos, mi pareja y yo allí, ¿sería más fácil? y ¿qué documentación necesitaríamos?

-Pues te arriesgas a que no te atendamos y no sé si queréis hacer eso, vosotros sabréis…porque yo también estoy sola aquí. Pon una queja en el ministerio para que se sepa esto.

Ni que decir tengo que la chica que me ha atendido, me estaba hablando con desdén y de la manera más maleducada posible y sin responderme a mis preguntas.

-Pero…¿entonces cómo hago si no me atiende nadie y nadie me dice que necesito y cómo podemos hacer esto?

-Pues no sé, yo te he cogido el teléfono de chiripa.

-Bueno, ¿podría darme su nombre, por favor?

-No, ¿para qué?

-Porque quiero saber con quién hablo…

– No, soy una funcionaria y te voy a colgar.

Fin de la llamada.

Así va el funcionariado de este país, un servicio tan sumamente básico como lo es el Registro Civil, y aún sigo sin saber cómo puedo hacer para casarme. Que vamos…no creo yo que esté pidiendo algo del otro mundo. Pues amigos, si queréis casaros por lo civil, debéis pensarlo dos veces. Papeles y maleducados que cuando te atienden te gritan y la pagan contigo, frustrados de la vida que ¿trabajan? de 9,00 a 14,00 sentados en una mesa y que les molesta cuando suena el teléfono.

Y aquí sigo, sin saber qué tengo que hacer, cómo puedo hacerlo y si podré casarme. Y luego hablamos de casta, y de incompetentes y que si todos son iguales. Pues sí, lo son, ni si quiera sé si en el examen de oposición, examinan eso llamado “educación” y me parece una tomadura de pelo, tener un servicio público y ciudadano y que encima te dejen con la palabra en la boca y te cuelguen.

Amiga funcionaria, todos tenemos problemas, solo te deseo buena suerte y una jornada laboral interminable y en la que ganes el salario mínimo, entonces a lo mejor, pondrías una voz más aterciopelada y resolverías mis dudas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s