Vivir solo eso, pero que nos dejen…

Hace menos de un mes, hice quizás, una de las mayores inversiones de mi vida y ahora, no sé si me he equivocado. Está bien plantearse si uno comete o no errores y si arriesgarse con tanta seguridad a veces es un inconveniente o no… Resulta que vengo disfrutando de dos semanas de bastante estrés, ahora hablan del ébola como el virus que se ha colado en España, además del maldito cáncer y no nos damos cuenta que las mayores afecciones diarias es la presión en el pecho y esa falta de aire ante problemas que no deberían ser más que trivialidades.

¿Qué más da que hayan cortado la calle y tengas que desviarte?, ¿qué problema tienes en si la carretera hay un atasco todas las mañanas?, ¿qué problema es perder el bus y esperar media hora más? Esos no son problemas, el problema es que la vida que se obliga a vivir a un trabajador es la velocidad, las prisas que los conductores demuestran por las mañanas y al salir del trabajo. El que hay que fichar en la empresa y necesitas llegar a tiempo para registrar dos minutos antes para poder hacer la compra por la tarde o ir al colegio a por los niños. Prisas y más prisas y un solo momento de relax en el sofá…levantarse un lunes, como si lunes fuera el nombre de otra enfermedad más y viernes una esperanza, una ilusión, una ilusión que se va en dos días entre los dedos de las manos. Tiempo.

El mayor problema es organizar y gestionar el tiempo, el mayor problema es no poder pasear entre árboles, contemplar el mar o perderte en la montaña, el mayor problema es ese, que el ser humano no puede apreciar los momentos, porque ya no hay momentos. No hay momentos porque … “es que tengo que hacer la compra, poner la lavadora, hacer la comida, terminar el máster, preparar la ropa de mañana, llevar al niño a Karate, darle la cena y acostarlo para que yo pueda respirar dos segundos y concienciarme de que mañana más”…

Echo la vista atrás y me acuerdo de todas las grandes aspiraciones y echo la vista atrás y me acuerdo cuando admiraba Nueva York desde el Top of the Rock y del paseito en barco a Niágara y pienso, ¿por qué solo en vacaciones?, ¿por qué hemos de anhelar esos días dónde realmente disfrutamos la vida?, ¿quién inventó este modo de vida? Quizás no era mejor cuando eramos nómadas y movíamos el campamento y los hombres cazaban y recolectaban y no había internet, ni móviles que nos deformaban la vista y la espalda. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor o quizás no sabemos organizarnos?

Son múltiples mis incansables cuestiones sobre este modo de vivir que no entiendo y cada vez entiendo menos, pero realmente…soy de las que siempre intentaré disfrutar de los pequeños detalles como una cerveza de calidad, una sonrisa y una risa, una canción, una película que me emocione o al menos me entretenga, un abrazo, un lloro reparador, una llamada sincera, un quiero y se puede…Vivir y solo eso, que nos dejen vivir.

Comida de madre

CAM00439

CAM00014

Anuncios

2 thoughts on “Vivir solo eso, pero que nos dejen…

  1. Carlos octubre 8, 2014 / 11:00 am

    Nos pasamos la vida persiguiendo imposibles, utopías que en la mayor parte de los casos nunca llegaremos a conseguir.
    Pero en el caso de que lleguemos a nuestros absurdos objetivos sufriremos una enorme decepción porque la felicidad no está en la consecución del objetivo sino en disfrutar del camino y hacerlo junto a las personas que más apreciamos.
    Me ha gustado mucho el post 😉

  2. jcenduroman octubre 9, 2014 / 9:22 am

    Antes de la revolucion industrial la gente vivia de la tierra, de sus frutos y animales, de un modo sostenible, se vivia para y con la tierra, de repente la supuesta revolucion industrial, ciudades donde hacinar a las personas para que trabajen en fabricas para producir bienes que nos hacen ver que son necesarios y engordan los bolsillos de las corporaciones industriales dueñas de todos los medios de produccion mundiales y por añadidura de los medios de comunicacion, farmacologicos, etc, etc….venid! venid! ¿que haceis en el campo ahi pasando penalidades? trabajando de sol a sol!!..venid aqui.que facil es controlar a una masa ahi bien apiñadita. Y pusieron los medios para degradar el campo, esquilmar los recursos y hacer que la unica forma de vida digamos “normal” sea vivir en las ciudades, como Dios manda!!!
    Craso error. Las ciudades son conejeras, vallados donde se nos mantiene bien controladitos a todos…mucho mas facil que por ahi desperdigados por el campo, por dios… asi nos crean necesidades , nos hacen que queramos tener cosas que no necesitamos , gestionan nuestro ocio…¡Un gallinero!

    !bienvenido el nuevo Neorruralismo y aquellas personas que poco a poco van mirando fuera del vallado y otean el horizonte a la par que olisquean el aire fresco y el aroma a tierra mojada que viene allende las montañas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s