Ocho apellidos vascos

Imagen

Hace unos casi seis años, que cogí mi mochila y emprendí rumbo al País Vasco en busca de no sabía muy bien qué, pero resulta que me vine con una semana inolvidable y con una historia de amor en el bolsillo que aún a día de hoy, dura. Yo que soy andaluza y mi chico que es de Donosti, y no hay cosa más difícil que conseguir a un vasco, van y sacan a un sevillano que se cruza todo el país para conseguir a una vasca, ¡qué ojo también tiene tela!

Con esa premisa, no podía dejar pasar la oportunidad de ver la ya popular “Ocho apellidos vascos” de Emilio Martínez-Lázaro. Me daba un poco de miedo, sí, porque sabía que estaría llena de estereotipos y de topicazos. Que si en el norte son todos terroristas y superbrutos y en el sur siempre vamos vestidos de faralaes, bebiendo rebujito y durmiendo la siesta.

Resulta que fui a verla y salí con una sonrisa en la cara, porque es una comedia y como comedia es muy efectiva aunque caiga en lo que yo temía, típicos tópicos y estereotipos, pero tenía que reírme porque dibuja una caricatura de las dos culturas tan diferentes que cuando veía a Dani Rovira montado en el autobús rodeado de vascos, me sentí identificada. Me sentí identificada por el xiri-miri, la sidra, el txakoli, la gastronomía, la forma de hablar, los caseríos, el paisaje, etc, etc. Encima no podía dejar de sonreír porque en cierta manera, me devolvía a aquella semana tan feliz que pasé cuando mi vasco personal me llevó por Getaria. Pueblo de la costa que sale bastantes veces con unos planos preciosos.

 

La película tiene una fotografía norteña muy bonita, recrea los pueblos y paisajes de Euskadi a la perfección, al igual que la estampa de la preciosa y cálida Sevilla. Del reparto, no puedo más que decir que Dani Rovira se sale y eso que no es santo de mi devoción y que no confiaba en que un humorista pudiera interpretar durante más de 60 minutos, pero lo hace. Y hay frases y referencias tan andaluzas qué cómo no me iba a reír, aunque bien es cierto que mis carcajadas fueron con la pareja de amigos sevillanos. Clara Lago aún exagerada con su look borrokiano lo hace bastante bien.  Una Carmen Machi que va desde lo entrañable a lo desagradable (véase la borrachera de txakoli que se pilla la amiga…) y por supuesto, el que roba todo el protagonismo el que se gana al público y el que recrea al estereotipo de arrantzale es Karra Elejalde, que nos da una clase magistral de castellano euskaldun. Es el prototipo de vikingo vasco como digo yo, es un tipo noble pero de carácter indomable, bruto como él solo, prejuicioso de todo lo de fuera de Euskadi pero de gran corazón. Karra Elejalde ya ha dejado para la memoria del cine español a su carismático Koldo y el tándem Rafa-Koldo ya ha dejado grandes situaciones cómicas en la memoria de los que hemos disfrutado la película.

Imagen

Lo bueno de esta comedia también es que al igual que pasó en Francia con “Bienvenidos al Norte”, a la gente le gusta ver en pantalla lo suyo. A veces, viene como un soplo de aire fresco y también algo egocéntrico que nos planten en nuestra cara, lo más tradicional y propio. En un mundo tan globalizado donde parece que se pierden las costumbres y tradiciones, ver situaciones recreadas tan nuestras, nos mueve a qué vayamos al cine. Queremos vernos de alguna manera u otra en nuestro cine y reírnos de nosotros mismos, porque eso sabemos hacerlo y necesitamos hacerlo.

Creo que es una película valiente que no intenta ofender a nadie. ¿Qué está llena de tópicos? Pues sí, tanto andaluces como vascos, ¿qué he visto en la pantalla la parodia de estas dos culturas que llevo en la sangre? Pues sí. Porque no solo se nombra Irún y “la aceituna” y expresiones tan andaluzas como “me cago en mi estampa”, cosas que son muy mías, porque me crié entre el País Vasco y Andalucía y ahora tengo la suerte de repetir la misma mezcla que mis padres. Y a veces, me planto en la feria y veo mis pasos de Semana Santa y otras tantas, paseo por Donosti ahívalaostia y bebo sagardoa. Que Sevilla y Andalucía tienen un color especial ya se sabía, ahora nos queda decir un pensamiento que siempre he tenido, ¡Euskadi también tiene un color especial!!Imagen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s