“Rush” y la rivalidad entre dos campeones

No había visto el trailer, pero sabía que la protagonizaban Chris Hemsworth y Daniel Brühl, reclamando mi atención más por el segundo que siempre es una apuesta segura en pantalla. Sabía que trataba sobre Fórmula1 y que  Ron Howard estaba a la dirección, que aunque a veces peca de ser demasiado comercial,  firma grandes películas como “Una mente maravillosa”, “Cinderella man” o ya los clásicos ochenteros como “1, 2,3 Splash!” o “Willow”.

 

“Rush” trata la historia de la rivalidad entre los pilotos de Fórmula 1, Niki Lauda y James Hunt, desde los comienzos desde Fórmula 3 hasta la primera categoría, el ya prestigioso círculo del motor y de la velocidad en la pista. El pique entre ambos pilotos es uno de los ganchos de la película, pero sobre todo el tándem Hemsworth-Brühl ambos en la piel de los pilotos, con unas personalidades y unos roles muy distintos entre sí. Quizás destacaría a Daniel Brühl como Niki Lauda que saca mucho provecho de eso de ser políglota y borda un acento austriaco hablando inglés al igual que demuestra una calidad interpretativa que merecía una nominación a un Óscar, con esa personalidad exasperante y arrogante dentro de ese carácter introvertido y cuadriculado del piloto austriaco. Es una actuación sobresaliente. Al igual que el supermusculoso Chris Hemsworth que también hace un acento británico y nos presenta a un James Hunt, menos ambicioso o ambicioso de otra manera y mucho más dado al mundo de los paparazzi y el espectáculo fuera de las pistas. Lo grande de este largometraje es que nos muestra que eran dos campeones totalmente diferentes, Niki Lauda era más inconformista cómo demostró posteriormente, más serio, más introvertido, menos querido. James Hunt era adorado por todos, pero más visceral, siendo su ímpetu el causante de algunas malas pasadas, pero una superstar. La forma en la que amaban subirse al coche y la velocidad también se ve expuesta y merece la pena, verlos disputar aquel campeonato de 1976.

Mención especial también para las secuencias de las carreras, esos adelantamientos, esos choques tremendos, los fatales accidentes, la adrenalina cómo si estuviéramos viviendo de nuevo unas carreras apasionantes. La tensión en el asiento por ver quién gana, quién se lleva esos puntos.  ¡Subidón! Se hace recorrido por distintos Grand Prix, aparece el Gran Premio de España, con Guardia Civil incluida.

Otro gran aspecto, es el punto drama, perfecto, tengo unas escenas grabadas en especial en la mente, geniales y se debe a esos planos, a esa asfixia y a la clase magistral de Daniel Brühl de nuevo.

Los secundarios pasan desapercibidos, porque la pareja protagonista y su tira y afloja, se llevan de calle todo el protagonismo y toda la rivalidad está en el asador, para concluir con un gran final, con una gran lección deportiva, una pasión por el deporte y la competición.

“Rush” es una buena película, con un gran guion, basada en una historia real y un carisma brutal de sus actores protagonistas. La recomiendo para aquellos seguidores de la Fórmula 1  y para aquellos que gusten de grandes películas deportivas. “Rush” se gana al público y tiene escenas memorables.

 

rush_ver2_poster<

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s