Entrevista con el Vampiro

A veces tengo la teoría de que cuando empiezas a ver una película que encuentras en la tele que ya has visto antes y no eres capaz de cambiar de canal o poner otra cosa, es que definitivamente esa película es buena o como segunda opción, te gusta mucho.

El otro día me pasó con “Entrevista con el vampiro” de Neil Jordan. Fue con unos dieciséis años cuando me encontré con la novela de casualidad, en casa de mi abuela, ¡qué cosas! Y me encantó, luego vi la película y la puntué en Filmaffinity con un notable, porque el recuerdo de ella me fascinó. Y fue la otra noche cuando me topé con ella y dejé que me sedujera de nuevo.

Anne Rice creó unos personajes malditos y complejos, desde el carismático Lestat tanto en las páginas del libro como a manos de un Tom Cruise excéntrico y perfecto. No podría poner ninguna pega al reparto de la película, Brad Pitt hace una labor interpretativa comedida y resignada en su Louis de Pointe du Lac, Antonio Banderas en su corto pero influyente vampiro de pelo oscuro, Armand y la pequeña Claudia, una interpretación adulta por una niña llamada Kirsten Dunst. Pero quién da un auténtica clase magistral es Tom Cruise, un despiadado, cruel, sofisticado, irónico, cómico, hedonista vampiro. Uno de los vampiros mejor interpretados en el cine con una personalidad arrolladora, a pesar de los detractores de Tom Cruise.

La fotografía de la película es espectacular, una Nueva Orleans, cálida, sureña, negra. Una Europa elegante, el viejo mundo, sombreros de copa, vestidos pomposos. Y sangre, muerte, vida, juegos, la inmortalidad. Una mezcla tan gótica como atractiva. Una película que seduce desde el primer momento con ese Louis tan triste, al que le pesan sus años de muerte en vida en la palidez de su rostro y en la mirada resignada de un vampiro que nunca quiso serlo. Las épocas pasan y ellos quedan atrapados en un ataque animal por la supervivencia, la vida como un juego a través de los ojos de Lestat y la ambición y el amor, de una mujer atrapada en el cuerpo de una niña a la que le regalan muñecas de porcelana por cada cumpleaños maldito. Y la maldición suprema como siempre que persigue al vampiro, la luz del día. El sol el que brinda la muerte real.

“Entrevista con el vampiro” es una de estas joyitas cinematográficas que nos dejaron los 90´s, que empieza a envejecer de una manera de lo más elegante y como el buen vino, dejando apreciar los pequeños detalles. Un vestuario increíble, un buen guion, un reparto excepcional y un recuerdo grabado en la retina que se deja saborear cuando termina. Recomendable la novela de Anne Rice como la película de Jordan. Para amantes de estas criaturas de la noche, esos seres fantásticos inmortales tanto en la literatura y en el mundo del cine, que su fama parece inalterable en el transcurro del tiempo. Hablan de que ha sido “Crepúsculo” la que impulsó esta “moda” vampírica y muchos se olvidan de aquellas maravillosas películas vampíricas como el “Drácula” de Francis Ford Coppola, “Jóvenes Ocultos” de Joel Schumacher o incluso “Blade” hace ya unos añitos, mucho antes de Robert Pattinson y compañía.

Anuncios

One thought on “Entrevista con el Vampiro

  1. Catherine Heathcliff julio 3, 2012 / 5:37 pm

    A mí me pasó algo parecido el sábado; estaba en Córdoba pasando el fin de semana, me acababa de duchar y me eché en la cama del hotel para ver un rato la tele y matar así el tiempo. Cuando me topé con “Entrevista con el Vampiro”, ahí que la dejé (horas antes me había pasado con “Rain Man”). Para mí es de las mayores películas de vampiros que se han hecho, y la novela de Anne Rice es de las mejores de sus “Crónicas vampíricas” (si no la mejor… aunque a mí “Lestat, el Vampiro” también me gustó mucho). Estuvo (y está) bien rescatar de nuevo estas “viejas” glorias.

    El alma de esta peli es Tom Cruise. Será que me gusta mucho y lo defiendo siempre a capa y espada, pero a la escena del regreso de Lestat del pantano me remito. Aterradoramente genial.

    Nos hacemos mayores, Ayrim. Nosotras echamos la vista atrás viendo estas película y con media sonrisa en los labios decimos: “que aprenda Edward Cullen y, por extensión, Robert Pattinson”.

    Un beso, Ayrim.

    Catherine Heathcliff.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s