De idiolectos, de hablar como una madre, de hablar como mi madre…

 

 

 

Uno piensa cuando es más adolescente o joven,  nunca repetirá las cosas que hacen sus padres. Luego pasa el tiempo y la evidencia te estampa una mentira en las narices.

Yo pensé que nunca hablaría igual que mi madre, que puede que hubiera heredado su nariz, su boca y sus gestos, pero no pensé que también su lenguaje tan peculiar…Pues resulta que este fenómeno se ha empezado a dar en mí, a partir de independizarme, cuando me ha dado por recuperar vocabulario suyo, eso que se conoce como idiolecto (por la RAE Conjunto de  rasgos propios de la forma de expresarse de un individuo). Y encima lo uso con maestría y una fluidez que ya quisiera hablar otro idioma así igual que hablo el de mi madre.

Véase esa temida conversación en la que se usan pronombres a tutiplén y ya no solo de mi madre, si no común a todas:

-Tráeme la esa, que está en el ese, del este del salón.

-¿Cómo?, ¿el qué?

-Jolines, pues el ese que está al lado de eso otro, que está ahí puesto.

-¿Pero qué es el ese del eso? ¡Qué no te entiendo!

Aquí venía la frase de mi madre:

-Quita que ya voy yo, ¡esta chiquilla que no ve ná!

Y a mí aquello me daba una rabia increíble, porque me sentía idiota, aún sigo sin saber que era el “ese”. Porque podía haber sido cualquier cosa, pero cuando mi madre lo cogía yo ya no quería verlo. Estaba muy ocupada pensando que yo siempre indicaría que querría en el momento.

Bien, ¡mentira!, el otro día lo hice y el comentario siguiente fue: “Joer, hablas como una madre”. Es tan mentira como lo de que me iría a la cama sin colocar los cojines del sofá. ¡Ahora lo hago!

Mi madre siempre me recordaba que pusiera los cojines bien, porque si no por la mañana parecía aquello un muladar. Otra palabra que también ha usado varias veces para describir la habitación de mi hermana.

Otra palabra que uso ahora para describir colores, bueno más bien…, un color que ya no es color, que ha dejado de serlo. Como el presente de lo que fue un marrón, un beige, un amarillo, vamos el conocido como: “Color Chichimona”. Ahora yo también uso ese adjetivo para describir prendas que han perdido su encanto. Espero que las tiendas y las modas no vendan nunca prendas con ese color, imaginad el escaparate. “Nueva colección, en color chichimona”.

Hablando de prendas, a veces ocurre que uno se encariña de ciertas prendas, yo me encariñé de una chaqueta azul marino que ya no sabía si era chaqueta o un conjunto de bolas, porque la verdad que ahora reconozco que estaba para el arrastre aquella chaqueta. También me encariñé de unas zapatillas de estar por casa, que las suelas estaban quemadas de haber puesto los pies en el brasero y eso ni era suela, ni era nada. Las tiré porque mi prima pequeña cuando era un bebé, las señaló y dijo: Aggh, aghhh, caca. Y las tiré por vergüenza. Mi madre insistía en que tirara esas prendas porque según ella iba hecha una zarrapastrosa. Palabra que yo también ahora utilizo comúnmente. Zarrapastrosa digamos que puede equivaler a desgarbado, mendigo, desastre.

Una frase lapidaria, amenazante incluso y con tintes dramáticos, es aquella que suelta mi madre, muy ofendida después de alguna discusión en la que no sabemos apreciar las cosas que hace por nosotros y dice:

-Me voy a coger un camino y me voy a perder…

Siempre me siento un poco como Marco (En un puertooo italianooo) cuando dice eso, pero sin mono. Me imagino a mi madre con sus cosas por un camino, ella sola con todo a cuestas. Mamá, no te vayas. Si es que los hijos somos así de injustos con los padres, pero no te vayas por ese camino que siempre dices…

Hay más palabras del idiolecto de mi madre que uso, pero que ahora no logro recordar. Pero hay una frase que descubrí que no solo la decía mi madre y que yo, aún no he usado nunca, será porque no tengo hijos, bueno y porque no cocino demasiado y no tengo a nadie que me diga:

-¿Qué hay para comer hoy?

Mi madre siempre respondía:

-¡Canguingos y patas de peces!

¿Qué son los canguingos? Por dios, es un misterio que todavía no he logrado resolver. ¿Se extinguieron hace mucho tiempo?, ¿se le podrá echar tomate frito o mayonesa?, las patas de peces yo como que no las quiero como complemento.

El uso de lenguaje y el idiolecto de cada uno son cosas totalmente fascinantes dignas de estudio. Mi abuela el otro día dijo que su vecina trabaja como vedette en una universidad, supongo que quería decir que es bedel, pero la mujer seguro que montara unos espectáculos allí…Qué ni Norma Duval.

¿A qué vuestras madres, familiares o amigos tienen sus propias palabras y frases?, pero fijo que vuestras madres más.

Mamá esto va para ti. 🙂 

Anuncios

8 thoughts on “De idiolectos, de hablar como una madre, de hablar como mi madre…

  1. Gador marzo 14, 2012 / 9:21 pm

    Jajaja q cierto es!! Pero a mi me encanta caer en los mismos topicos que mi ama! Estoy tan convencido que mejor no lo podria haber hecho! Los padres sin geniales y necesarios,pero aynnnss las amatxus!!! Quien por la noche de pequeños en plena pesadilla no ha dicho:Aaaaamaaaaaaa!!!!

  2. Edu marzo 16, 2012 / 12:35 pm

    jajajajajaja qué bueno, Mercia!!!!! desde luego la has clavao… y has dicho algo que todos pensamos pero muy pocos nos atrevemos a decir… “que al final acabamos pareciéndonos a nuestros padres” f**k off!!! pero también sabrás que la grupi pandi siempre te ha sacado los parecidos con MORCILLA (entiéndase Morcilla como personaje, no como alimento eh? sin ánimo de ofender).

    Yo al fín y al cabo acabo (a-a-a-cabo jaja) tirándome peos en el sofá y luego pongo “Po-Po-Po-Poker Face” como mi omaíta, y estoy echando la misma nariz de judío que mi padre… jajajajaja y que tengo el mismo lenguaje escatológico de mi abuelo, y gesticulo igual que la gran personajaca de este mundo, alias, MI ABUELA… (dios, he estornudao y se me acaba de montar el esfínter, qué dolor!!! la primera vez que me ocurre y espero que la última!! sí… se que es soez decirlo, pero este momento único es comparable a los dientes de morsa o a la pelota de tenis, y quería compartirlo xD).

    En fín… me encanta que salga a la luz “el Almodóvar” que todos llevamos dentro, porque todas nuestras vidas son una maravillosa trilogía del manchego, y que de alguna manera queremos plasmar en blogs o redes sociales (ya que estudio de cine no tenemos).

    Por último, y como aportación a tu diccionario particular, mi madre siempre respondía ante la pregunta de “¿Q’áy de coméh?” con la siguiente frase que más que frase parece una sucesión aleatoria de letras:

    “unas poquitas farfollas y unos poquitos chichoplos” jajajaja (by La Tere)

  3. yosoyjoss marzo 18, 2012 / 5:44 pm

    se te han escapado dos que son muy de Úbeda: “estaba para el arrastre aquella chaqueta” y “y eso ni era suela, ni era nada” por supuesto, pronunciado “ná”.

  4. yosoyjoss marzo 18, 2012 / 5:45 pm

    y chichimona es muy fino, yo había oído chichinabo jejejej

  5. ayrim marzo 19, 2012 / 10:08 pm

    jajaja yo tb he oído chichinabo…y hombre, expresiones ubetenses tengo a porrillo jajaja

  6. linton marzo 25, 2012 / 8:40 pm

    “-Tráeme la esa, que está en el ese, del este del salón.

    -¿Cómo?, ¿el qué?

    -Jolines, pues el ese que está al lado de eso otro, que está ahí puesto.

    -¿Pero qué es el ese del eso? ¡Qué no te entiendo!

    Aquí venía la frase de mi madre:

    -Quita que ya voy yo, ¡esta chiquilla que no ve ná!”

    jajaja, me he partido con esto, yo creo que esto nos ha pasado a todos. Muy divertido el artículo xDD

    jamás había oido eso de idioecto, yo pensé que estabas de coña, si parece que la palabra en vez de “dialecto” viene de “idiota” jaja

  7. jcenduroman abril 6, 2012 / 12:10 pm

    …y cuando nuestrasmmadres para llamarte nombra primero a tres o cuatro de la familia y al final…coñooo!..fulanito!…jajajajjadel nombre de uno es del ultimo que se acuerda jajajajjaa…

  8. paqui abril 23, 2012 / 6:50 am

    Hacía tiemp oque no me pasaba(el comentario sobre la tortilla en el face me ha traído) y me ha encantado,como siempre…eres genial….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s