Y reírnos debajo de una cama a pleno pulmón, mientras jugamos al escondite…

Hace poco, estuve con mi prima pequeña. Tiene cinco traviesos e ingeniosos años. Siempre he dicho que no me gustan mucho los críos, pero por mi prima tengo devoción. Será porque la veo que es una niña feliz y siempre sonriente. Con su pelo rubio y sus ojos verdes. Es una niña alegre y eso me encanta.

Estábamos jugando en mi casa, bueno, ella dibujaba y yo pues miraba luego su obra. El caso que empezó a dibujarnos y nos hizo a las dos, ella con dos coletas y un vestido y a mí con dos coletas pero mi cuerpo era un triángulo, parecía que me había tragado una casa. A lo que le dije:

-Pero bueno, ¿Tan gorda me ves?

Y su respuesta fue:

-No…tú no, la ropa está gorda.

No pude más que reírme y me miré y efectivamente, yo llevaba puesta una sudadera de chándal que me estaba ancha. Pero me hizo mucha gracia la respuesta y por supuesto, el dibujo. Ella pequeñita y yo a su lado que parecía una mansión de grande. Entonces, esto me hizo reflexionar, pensaréis, ¿Sobre qué?, ¿sobre ponerte a dieta?, pues no. Porque soy de complexión totalmente normal. El caso es que me hizo reflexionar de la percepción infantil de las cosas. Y es cierto, que cuando yo era niña, veía a mis padres y a los adultos enormes, altísimos y yo siempre intentaba alcanzar sus manos para ir con ellos y sentirme protegida.

También dibujaba a la gente que más simpática me parecía siempre sonriente y a los más serios, con gesto triste. Los cinco añitos de mi prima y sus increíbles ocurrencias, esas ocurrencias que me devuelven por instantes, mientras juego con ella a profesores y alumnos, a mamás y papás, a leerle cuentos y a crear obras maestras en papel con bolígrafo en un papel, que un día yo también fui así. Y que la niña que sigue en mí, aparece cuando estoy con ella. Porque me contagia de su alegría, de su ingenuidad y su curiosidad y asombro ante las cosas. Porque ella se sigue asombrando. Supongo que la época de asombrarse estará casi terminando, porque los niños de esta época tienen acceso a cualquier tipo de información y cada vez es más: – Bahhh, ya lo sabía. O “Eso es mentira”.

Y a mí me gustaba perderme por los bosques y mirar las plantas, por si encontraba algún hada, a pesar de que crecía y sabía que seguramente sería mentira. Las mentiras de mis cuentos, pero en el fondo, deseaba que fuera verdad con todo mi corazón y todo mi empeño.

Me gusta estar con mi prima porque me hace olvidar muchas cosas de esta vida, de esta vida adulta a la que nunca estamos muy bien preparados. Y a mi prima como a todos los niños, les deseo una infancia larga para poderla disfrutar. Porque los niños se merecen ser niños, aunque en muchos sitios esto no sea posible. Y los adultos nos merecemos quedar con nuestros niños interiores aunque sea un ratito todos los días. Y reírnos debajo de una cama a pleno pulmón, mientras jugamos al escondite…

Anuncios

4 thoughts on “Y reírnos debajo de una cama a pleno pulmón, mientras jugamos al escondite…

  1. Pedro Pablo noviembre 6, 2011 / 12:38 pm

    Qué bien escrito Ayrim ;), yo anoche dormí con mis dos sobrinos y suerte tengo de salir vivo jajaja. Mi sobrina nos dibujó a Maribel y a mí y bueno, hasta en mis peores fotos salgo mucho mejor xDDD

    Hay que seguir jugando al escondite con lo cotidiano para que salga lo que realmente somos.

    Saludetes que sigo leyendo.

  2. Bruce noviembre 8, 2011 / 10:44 pm

    Creo que cuando somos mayores siempre tenemos la sensacion de que nos gustaría seguir siendo niños… Como dice Pedro Pablo, tu blog es cita obligada cada semana! Con lo bien que escribes, alguna vez te has planteado escribir un libro? A seguir asi!

  3. ayrim noviembre 9, 2011 / 11:39 am

    Escribir un libro es mi mayor ilusión. Pero como está muy complicado hoy en día, Internet es un buen sitio para exponer lo que escribo, de todas formas, tengo que mejorar. Se agradece enormemente que se pase la gente y ya vuestros comentarios, me alegran el día bastante el día.

    Gracias a los dos por pasaros por aquí.

  4. yosoyjoss noviembre 10, 2011 / 3:26 pm

    qué bonito, qué tiernecita estás últimamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s