De bucear, soñar y que te despierten

Estaba buceando, solo había agua por todas partes, estaba en el mar. Eso estaba claro y de repente, me empieza a faltar el oxígeno y empiezo a nadar hacia arriba, en dirección a la superficie, para poder tomar ese oxígeno que se me estaba acabando. La superficie parece estar más y más lejos. Sigo subiendo con toda la velocidad que puedo y empiezo a ser consciente de que me ahogo, me ahogo en el mar onírico donde estoy y me ahogo a la par en el mundo real, mientras sueño que escapo.

Despierto, – “Ayrim, Ayrim ¿estás bien?” escucho mientras me zarandean hacia arriba y hacia abajo.

Y mi respuesta inconsciente y adormilada fue: – “Estaba ahogándome, pero me has salvado”. Acto seguido, me he dado la vuelta y he seguido durmiendo.

Curiosa la mente, curioso el cuerpo humano, curioso el subconsciente, curioso todo…¿Me hubiera ahogado realmente si no me hubieran despertado?

Anuncios

One thought on “De bucear, soñar y que te despierten

  1. Pedro Pablo marzo 22, 2011 / 12:32 am

    Me encantó el post Ayrim, los sueños siempre son apasionantes, para lo bueno y para lo malo. Te recomiendo a que cuando estés en mitad del sueño y adivines que sólo se trate de eso, de un sueño, intentes cambiarlo a conciencia. Deberías haber probado a nadar sin necesidad de tener oxígeno, o convertir todo el mar en un desierto o en un bosque donde se respire fenomenal, lo que se te ocurra. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s