Cambiar, empezar, conocer…

Siempre he sido muy inquieta y a pesar de mi juventud he conocido muchos sitios. Hace apenas dos días, he tenido la fortuna (en estos tiempos que corren) de encontrar trabajo en otra ciudad distinta a la mía. Una ciudad mucho más grande, mucho más estresante, con gente por todos lados, ruido que me atiborra los tímpanos, voy corriendo a todos lados, todo me resulta tan raro como novedoso. La rutina, ésa de la que me quejaba tanto no hace mucho en uno de mis posts, no ha aparecido todavía y voy a reconocerlo, la echo de menos en cierta forma. La rutina te puede aburrir, pero también es una especie de señal que te avisa de que lo que estás viviendo o haciendo, lo sabes hacer. Sabes llegar a tu trabajo, sabes hacer ese nuevo trabajo, las caras de tus compañeros no te parecen extrañas y recordar sus nombres no es ninguna preocupación, ni tampoco el hecho de entablar conversación con alguien que acabas de conocer y sabes volver a casa porque te conoces el camino y la calle no te resulta diferente, peligrosa ni oscura. Y te asomas por la ventana y todo te parece familiar, y te duermes echando un último vistazo a las paredes de tu habitación también familiar. Pero…ahora no, ahora todo es distinto, raro, diferente, complicado.

Y todo cambia, todo es un nuevo cruce de encrucijadas, de nuevas amistades o personas que casualmente conocen a conocidos o amigos tuyos, y entras en el pañuelo del mundo. Y es como si estuvieras en la fila del cole el primer día, solo que en vez de haberte llevado tu madre de la mano, has ido tú solito, después de treinta minutos en un bus y otros treinta en el metro.

Qué curiosa y compleja es la vida, aunque algunos digan lo contrario…Se abre otro ciclo y se cambia, se conoce y hay que volver a empezar, (otra vez).

Anuncios

3 thoughts on “Cambiar, empezar, conocer…

  1. yosoyjoss octubre 14, 2010 / 12:41 pm

    Felicidades! Ya tienes lo que querías. Ahora a averiguar si quieres lo que tienes XD

  2. Amélie S. octubre 18, 2010 / 6:08 pm

    Joder… Hace tanto que no pasaba por aquí, que las teclas tiemblan en mis manos interrumpiéndome las ansias por responderte… Una casualidad me ha traído de vuelta a ti y ya ves, no sabía nada de tu vida actual, así que, genial… Veo que en un solo párrafo has dejado un resumen perfecto del día a día en la novedad que es tu vida. ¿Qué decirte? Ahora solo queda respirar y aprender a adaptarte y dejar que la ciudad se adapte a ti, es la sensación del comienzo, de las dudas, de las conversaciones triviales por seguir con vida, … lo que cansa… Lo sé… pero ya sabes que la realidad cambia, modifica, sí… son todo etapas, y los comienzos, al igual que los finales, cuestan aire, sangre y pupilas…

    Realmente ya no sé qué prefiero, creo que me quedaría en medio, siempre en el medio del camino entre un inicio y un final. Ya ves, a mi me queda menos de un año para vestirme con ropa fúnebre y decirle adiós a mi vida actual… en fin… lo dicho, etapas…

    Encantada de volver a tenerte entre mis ojos, mi nariz, mis labios y las manos que describen este instante de re.conexión! Un besote, señorita!

    xD

  3. ayrim octubre 20, 2010 / 9:16 pm

    Gracias por pasarte!!!! te devolveré la visita, cuidate mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s