Eterna espera

Hoy escuché el despertador y volví a la realidad de la madrugada, como si de una piscina saliera. Casi ahogada, agitando los brazos. Volviendo a sorber el soplo de oxigeno que estaba pidiendo a gritos sin darme cuenta.

Ayer fue un día realmente cansado, desperdicié cinco horas de mi tiempo vital, esperando. No hice nada más que esperar. Menos mal que tenía por compañero un libro. Aún así, me doy cuenta de que mi vida es pura espera y que he malgastado mucho tiempo esperando. Esperando al autobús, esperando al tren, esperando a que me atiendan, esperando una respuesta, esperando a personas, esperando a que me quieran, esperando un abrazo, esperando un beso, esperando a que abran la puerta, esperando a dormirme, esperando a despertarme.

Y en mis múltiples viajes, espero la llegada del destino. Y lo peor de esta espera, es que ha vuelto con ella, la parálisis de nuevo. Esos momentos asfixiantes en los que mi mente se despierta antes y se muestra consciente, mientras mi cuerpo parece inerte y siento que me ahogo.

Hoy dormí una siesta, ¿para qué lo hice?, pues me pasó esto como tres o cuatro veces. Y cuando conseguí despertarme totalmente, parecía que estuviera más cansada todavía, la boca seca y algo desorientada. Hacía seis meses ya que no me ocurría, y creo que conozco porque ha vuelto. Estoy nerviosa y agobiada.

Necesito relajarme y no tomarme la vida tan en serio…y dejar de tomarme la espera como un desaliento, si no, como una ilusión. Un sueño por cumplir y una meta que alcanzar. Pues todo en la vida es actitud. Lo es. Y aunque el cansancio me haga separarme de mi cuerpo mientras duermo, soñaré despierta con conseguir lo que ansío y me propongo. Todo llega y si no, pues no sería para mí.

Anuncios

4 thoughts on “Eterna espera

  1. Nihilista septiembre 28, 2010 / 6:29 pm

    Una gran entrada. No sé si es porque me siento muy identificado con lo de la “eterna espera” o porque me ha cogido con las defensas bajas, pero me ha encantado.

  2. ayrim septiembre 28, 2010 / 6:32 pm

    Muchísimas gracias, y es un placer volverte a leer por aquí.

    Supongo que así estamos muchos, esperando no?

  3. bloody_mery septiembre 30, 2010 / 12:14 pm

    todos estamos esperando… el problema es cuando no sabes realmente lo que esperas…

  4. Esther octubre 12, 2011 / 9:24 am

    Qué buen post Myriam. Me ha encantado y me identifico mucho con lo que dices!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s