Rutina

¡Pipipí, pipipí!, quizás sea el sonido que más odio del día. El del despertador. Me recuerda que tengo que levantarme, asearme, despegar el vuelo de un día nuevo y confieso que me levanto de golpe cada mañana, para que mi cama no vuelva a atraparme. Siempre me acuesto mañana, nunca me acuesto siendo el mismo día, por lo que, mis horas de sueño son realmente pocas. No padezco insomnio. El hecho de que no duerma mucho, tiene un nombre, pero no lo desvelaré.

Todas las mañanas, compro el billete para ir al trabajo, una hora y pico de autobús, de desesperante viaje eterno, siempre el mismo paisaje. Y llego a la oficina, las mismas caras de siempre. El mismo entorno, las mismas preguntas, el mismo sonido del teléfono con dudas contestables, con titubeos que no saben que es lo que iban a preguntar…

Y de nuevo, otra hora y media de autobús, el mismo paisaje, el mismo medio de transporte, los mismos viajeros diarios. Y regreso a mi rincón virtual, donde intento evadirme de la rutina que me acompaña desde hace ya largos meses, de la cual no puedo deshacerme. Esa que se ha convertido en fiel compañera, y de la cual, me advierten los mayores, que se instaurará de nuevo, en otro lugar, allá donde vaya, siempre aparecerá, con otra cara, otro olor, otro paisaje.

Y sin embargo, creo que no echaré de menos esta, que se aferra a mí cual sanguijuela, taladra mis sueños y atrapa mi energía, porque vivo el mismo día a día, quemando horas de tiempo sin saber si deparará algo sano. Cultivo mis pensamientos y dibujo mis metas, no la dejo que las ensucie. No, a ella, no.

Amigos, hay días genosos, hoy es uno de ellos. No sé que significa genoso, pero desde que lo oí, he intentado expandir el término. Lo que decía, hoy es un día genoso, me he dado cuenta de que lo que ansío, parece que no llega. Hoy mi reflejo tenía amargura en los ojos y tenía un aspecto como el día, genoso.

Genoso, todo me parece genoso…

El sol saldrá mañana sumido en su rutina, y espero que la sensación que me tiene hoy desconsolada, se vaya por donde vino. Y si la rutina quiere acabar conmigo, que sepa que solo hoy, porque mañana será otro día…

Anuncios

9 thoughts on “Rutina

  1. pablo alvarez abril 28, 2010 / 6:10 am

    Algo asi frecuentemente me pasa,pero no me siento culpable por eso,puesto que estos dias, traen su propia peste,y yo lo condensaria ,de la manera siguiente:Este ruido insoportable,que se esta comiendo el tiempo,Los dias ya no se sienten,parecen exhalaciones,unos cuantos programando,las maquinas produciendo,la mayoria en consumo,la generacion sin tiempo..

    P/D. La felicito por su narracion,fue la unica que me llamo la atencion.Fluye sin ningun esfuerzo…

  2. Nihilista abril 28, 2010 / 7:54 pm

    Me ha gustado mucho la entrada. La rutina es una de esas cosas “contra” las que uno escribe cada cierto tiempo, cuando ya ha superado cierto nivel de tolerancia.

    Vivimos en modo automático.

  3. Darthz mayo 1, 2010 / 5:11 pm

    Lejos de querer conocer el significado, si es que existe, de genoso, creo que basta con leer tu texto para interpretar el hastío de lo cotidiano. Te diré, muy en contra de lo que proclama todo tu texto, que el cotidiano puede ser tremendamente interesante, bonito, incluso práctico. Todo depende de la actitud que tomes ante él, de tus ojos, de la mirada con la que mires. Casi todo es así. Es un secreto, no lo cuentes a muchos. El problema es que es más fácil de lo que parece, pero muchas veces nos cuesta entender esta frase tan tonta: “Si no eres tú, ¿quién? Si no es aquí, ¿dónde? Si no es ahora, ¿cuándo?”

  4. Hazel mayo 3, 2010 / 8:50 pm

    Todo aquel que trabaje estará al 110% contigo…ya sea el trabajo soñado de su vida, ya se divierta lo más grande…o aunque se convierta en su mejor y más atractivo hobby…todo lo que se acaba haciendo por “obligación” y repetidamente…askea, harta y te hace replantearte hasta tu existencia…

    Pero si hay algo peor que convivir con la rutina, es que al cabo de un tiempo, lleves tanto tiempo con ella, que ya ni te plantees abandonarla, porque dentro de ella te sientes seguro…

    El hecho de que escribas cosas como esta, significan afortunadamente para tí, que estás viva, que quieres más, que no eres una conformista, y en el fondo, sabes que más tarde o más temprano (siempre tenemos la esperanza de que sea más temprano), esa rutina que vives ahora…formará parte de tu pasado, y otro día no muy lejano, la recordarás como otro pasito que tuvistes que dar para crecer como persona y llegar a donde seguro que llegarás y esa nueva rutina que siempre llega, sea muuucho más llevadera.

    Un placer como siempre leerte Ayrim!

  5. Pedro Pablo mayo 7, 2010 / 9:21 pm

    Me sumo a todos los comentarios ya puestos y añado, en el fondo seguimos siendo nómadas ya que más allá de que llevemos milenios viviendo y cuidando el mismo lugar, yendo del mismo sitio hacia el mismo sitio, seguimos teniendo ansias de nuevos e improvisados horizontes.

  6. Kja mayo 9, 2010 / 10:09 pm

    Pretendemos que la vida sea como un potro brioso que nos transporta al galope a lugares que solamente imaginamos, y a veces ni eso… La rutina, por el contrario, no es más que un cabestro con los ojos tapados que da vueltas alrededor de una noria para llenar de agua un pozo seco…

  7. Sophi junio 14, 2010 / 6:02 pm

    Mujer, que texto tan brutal!! gracias!!
    estoy escribiendo una obra de teatro corporal y el motor impulsor es la rutina… y tu texto, ha dibujado lo que quiero lograr…. gracias!!

    S.

  8. ayrim junio 14, 2010 / 6:47 pm

    Gracias a ti por tu comentario. Suerte con la obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s