Alicia en el País de Burton

“Alicia en el Pais de las maravillas”, siempre fue la película Disney que más odiaba de niña. Me aburría, no entendía la ñoñería de tal protagonista, que si encogía, que si bebía de un frasquito y volvía a ser pequeña. Odiaba a ese conejo que decía cada dos por tres, “llego tarde, llego tarde” y lo único que medio me hacia soportable la cinta de dibujos, era la canción “Feliz No cumpleaños, ¿a ti?, ¿a mi?”, por lo demás, nunca fue santo de mi devoción y por tanto, no tenía ni la menor intención de visionar la película de Tim Burton.

Sin embargo, a pesar de mi poca predisposición por verla, he terminado acudiendo al cine. Y me he llevado una grata sorpresa, incluso después de haber leído críticas negativas. Y como he leído tantas críticas que recalcan los defectos de esta producción, querría destacar los aspectos positivos, porque los negativos, ya son evidentes y los críticos y espectadores en general, han querido cebarse más con lo que le falla que con lo que la hace especial.

En primer lugar, si tenemos en cuenta que el género de fantasía está reducido a cuatros títulos míticos de los 80 y algunas cintas de dibujos animados o la trilogía de Peter Jackson, lo demás, son sucedáneos de Harry Potter o vampiros que visten de Armani y se maquillan con purpurina. “Alice in Wonderland” que no relata la adaptación de Lewis Carroll, si no, una secuela en la que la protagonista regresa al País onírico, donde vuelve a encontrarse con el gato que se esfuma, el oráculo que fuma en cachimba, el conejo blanco, la Reina de Corazones y el Sombrerero loco, es un canto a la fantasía y a la imaginación. Es más, cuando he salido del cine, he pensado para mí, “Si la hubiera visto de pequeña, me habría hecho soñar aún más”.

Porque lo que Tim Burton es capaz de recrear solo está a la altura de grandes magos e ilusionistas. Genios que no pueden estar cuerdos, porque son visionarios de mundos ajenos y fantásticos, de personajes excéntricos. Que pueden cambiar de una fotografía sumida en la más tenebrosas de las sombras a hacernos incomodar la vista con unos deslumbrantes planos coloridos. Y es que tiene mucho mérito, saber como desconcertar al público. El vestuario, el diseño, la dirección artística y técnica, es excepcional. Aunque el 3D comparado con el de “Avatar” sale muy mal parado. Esos paisajes dignos de cuento, dignos de otros entornos irreales y fantásticos, son la prueba de que la imaginación no ha muerto, y eso, es el cine, eso es también parte de una historia.

Respecto al reparto, Mia Wasikowska lo intenta, no es que la chica lo haga mal, es que es novata, y si le pones como co-protagonistas a Johnny Depp o a Helena Bonham-Carter, que encajan y comprenden a la perfección la forma de trabajar de Tim Burton y sus producciones, es normal que la chica quede un tanto eclipsada y su Alicia no sea lo carismática que debiera. Porque una vez más, es Depp, con su puesta en escena, quién se lleva todo el protagonismo. Ya que apenas tiene que mover un pelo de la peluca o mover una pestaña, que lo dice todo. Es capaz de convertir un cojín en un personaje peculiar que atrae. Puede llegar a ser hilarante como emotivo a la vez, puede decirlo todo sin hablar. Si antes hablaba de Burton como un mago, Johnny Depp es simplemente un camaleón imparable. La Reina de Corazones (Bonham-Carter) es insoportable, caprichosa en proporción a la cabeza que le han colocado, y también bastante cómica. Así que es normal, que su personaje destaque por encima de la Reina Blanca (Anne Hathaway), que solo hace más que poner posturitas de princesa Disney y poco más.

Confieso que no soy una fan de Tim Burton, es más, confieso que a veces, me aburre. Puedo salvar títulos como “Big Fish”, “Eduardo Manostijeras” y “Ed Wood”, por lo demás, suele cansarme su particular estilo. Sin embargo, he de reconocer que a día de hoy, es el que consigue emocionarme porque me hace no perder la fe con el cine. Dentro de su estilo puede reinventarse, puede unirse en un tándem perfecto con Depp, que no decepcionará. Y siempre me recordará que no debemos olvidarnos de los monstruos de las pesadillas infantiles, de los rincones oscuros, de los puntos de locura, de los freaks, y sobre todo, de la fantasía.

Anuncios

8 thoughts on “Alicia en el País de Burton

  1. Nihilista abril 24, 2010 / 9:53 am

    Yo fui a verla (aunque no en 3D, porque paso de entrar en la dinámica de ver todas las películas en ese formato) y me gustó bastante. No me pareció el peliculón, ni la mejor película de Burton, pero sí, el Sobrerero lo borda y Alicia está correcta.

    No me ha parecido, como he oído, un “remake” para hacer taquilla. Principalmente porque no es un remake y se ve una película muy, muy trabajada.

    Además está la banda sonora de Danny Elfman, que aunque cuando la vi no me llamó especialmente ninguna canción, después no he parado de escucharla.

  2. Darthz abril 24, 2010 / 1:39 pm

    Qué raro leer el final de tu crítica. Yo pensaba -siempre tuve este pensamiento- que Burton era uno de tus referentes en el séptimo arte. ¿Cambiaste de opinión o yo siempre estuve equivocado? La película es bonita, aunque a mi parecer se aparta un poco del estilo verdaderamente burtoniano (una fantasía más oscura), en pos de hacer una superproducción reinventando una historia de Disney (que todos sabemos que siempre será happy fantasy), incluyendo parte de su imaginario pero sin llegar a dominarlo todo. Es un bonito cuento, eso es todo.

    • ayrim abril 24, 2010 / 11:39 pm

      Puede ser que hayas tenido ese pensamiento siempre, porque Big Fish es una de mis pelis favoritas, pero Tim Burton, suele como se dice si fuera dulce, resultarme “empalagoso” con su estilo, sus personajes o su forma narrativa. No obstante, me gusta.

  3. Darthz abril 26, 2010 / 9:22 pm

    Me han cambiao a la Miriam, ea.

  4. joss mayo 27, 2010 / 6:12 pm

    Entonces, cuáles son esos aspectos positivos que no me entero…

    “si tenemos en cuenta que el género de fantasía está reducido a cuatros títulos míticos de los 80 y algunas cintas de dibujos animados o la trilogía de Peter Jackson, lo demás, son sucedáneos de Harry Potter o vampiros que visten de Armani y se maquillan con purpurina”

    castigada: repásate a fondo este género en filmaffinity porque esto no te lo puedo aceptar, no no y no.

    Me vas a leer el cuento, me vas a ver “Alice (Neco z Alenky)”, Fausto me la ves otra vez, le pides perdón a Hayao Miyazaki por olvidarte de él, y me vas a escribir 100 veces “el mundo del cine ni empieza ni acaba en USA”.

  5. Ayrim mayo 27, 2010 / 6:16 pm

    Me olvidaba que tengo lectores totalmente por encima de mi humilde nivel, (a veces, sí, lo reconozco, palomitero). De todas formas, el otro día me vi, la del Imaginarium del Dr. Parnassus y me gustó eh?

    Gracias por tus comentarios críticos, Joss. Nos leemos!

  6. joss mayo 28, 2010 / 7:47 am

    Joe! No creo que eso sea así, si te refieres a mí, estoy seguro de que estamos a la par, incluso por lo que parece tú has visto más pelis que yo. Pero el mundo del cine es muy grande y ya anciano como para ceñirnos a lo que nos imponen las industrias, hay cosas maravillosas ahí afuera, tú lo sabes, Ayrim, me recomendaste Mary and Max, que está genial, y la de Ink es fantasía (aunque aún no la he visto), y al escribir esto te has olvidado de ella. Terry Gilliam… claro! ese es otro de los grandes de la fantasía. La fantasía no son sólo hobbits, espadas láser y leones que hablan, las superproducciones actuales sólo se centran en los efectos especiales, pero hay mucho mucho más, y las nuevas tecnologías nos dan acceso a todo ese abanico de cine, todos los tiempos, todos los países. Somos muy afortunados por ello, hay que aprovecharlo y no dejarse influenciar por la publicidad, simplemente abrir la mente y los ojos sin prejuicios a cualquier tipo de cine aunque no se hayan gastado en hacerla el dinero con el que se podría alimentar a un país.

  7. ayrim mayo 28, 2010 / 8:18 am

    Comenté Alicia, porque le leí muy malas críticas, y tampoco me parecía tan malísima como la pintaban. ¿Qué es comercial?, por supuesto…, pero es que yo consumo todo tipo de cine, y tb palomitero. Esta era un estreno y la comenté. Estoy de acuerdo contigo, y es más, intento ver todo cine que no sea made in USA, porque cansan y siempre es lo mismo. De hecho, ayer me vi una gran peli, “El ultimo cazador” es francesa, que recomiendo. Pero a veces, me trago historias como Iron Man, y lo confieso!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s