Desconocido Disfraz

¿ Por qué cambiamos?, ¿por qué nuestra memoria cambia fotografías de recuerdos a otras estampas?, ¿conocimos a alguien de verdad o solo fue un halo que recubría para manchar la autenticidad?

A veces es increíble como pueden sorprendernos ciertas personas que creímos conocer realmente. Mucha gente solo asume un disfraz de lo que quisieran llegar a ser, otros solamente esconden sus miserias con sonrisas falsas y otros simplemente son camaleones perdidos en busca de una personalidad que adoptar. Y sinceramente, me da pena. No hay mayor tesoro que tener esencia y saber cultivarla. No importa si eres raro o diferente, pues…que alguien me explique cual es el canon de lo normal. Y si lo hay, no me importa el canon, no me importa lo establecido y no me importan los límites. Lo que no puedo tolerar es una mano enemiga oculta tras un guante de hipocresía. Un prejuicio travestido de palabra oportuna. Un abrazo no sentido y un carcajada lanzada sin ganas.

Tantas máscaras bonitas que ocultan rostros ajenos y arrugados por la tergiversación. Personalidades inventadas ocultas tras ropa de la cara y maquillaje cuarteado…

“Antes que amor, o que dinero, o fama, dame verdad”….Thoreau.

Anuncios

6 thoughts on “Desconocido Disfraz

  1. Elkja marzo 22, 2010 / 10:24 pm

    Por eso siempre digo aquello de: Nunca te fíes de nadie… ni siquiera de tí mismo…

  2. Joss marzo 22, 2010 / 10:45 pm

    Bueno, pero yo quisiera que tuvieras en cuenta un matiz: podemos (y debemos) cambiar. La gente cambia, y tú también. Eso hay que aceptarlo, porque todo el mundo comete errores en el pasado, por ejemplo, o simplemente lo que le valía antes a alguien ahora ya no le vale, y claro, uno ve a esa persona desde fuera y se pregunta: “¿cómo ha podido mentirnos todo este tiempo?” o “¿a quién pretende engañar? él o ella no es así”, y la respuesta a estas preguntas es que la gente cambia, y están en su derecho: a veces maduran, a veces viven situaciones que le obligan a ir por otros caminos, etc.

    Yo no creo en la personalidad, lo que estoy seguro hoy puedo no estarlo mañana, trabajo cada día en deshacer mi ego. De lo que sobreviva al final de mis días, quedará mi esencia.

  3. ayrim marzo 22, 2010 / 10:49 pm

    Estoy de acuerdo, sin cambio no hay evolución, pero a veces, no puedes dejar de sorprenderte no? pero solamente divagaba…

    Gracias por pasarte.

  4. Azhmodeus marzo 23, 2010 / 9:34 pm

    No estoy del todo de acuerdo con lo de que “hay que cambiar”. No creo que “haya que” cambiar, sencillamente nuestra vida es bastante dinámica, y si nosotros no lo somos, sino que permanecemos estáticos, estaremos en cierta “desventaja”.

    “Una cosa que no soporto es que se dé por sentado que el ser introvertido sea malo. En las películas, cuando un personaje es así suele cambiar y hacerse más extrovertido, como si le hubiesen absorbido hacia el centro de la gente. A eso le llaman la evolución del personaje. Dan por sentado que una cosa es mejor que la otra.
    Me di cuenta de esto cuando vi “El club de los cinco”. En esa película había un personaje que me recordaba mucho a mí, una chica introvertida a la que le gustaban cosas distintas al resto. Iba vestida de negro y llevaba el pelo alborotado, como si apenas se preocupara por su aspecto. Estaba enamorado del personaje, tenía un atractivo increíble, cada pequeño detalle de ella me hacía desear poder atravesar la pantalla y besarla.

    Por supuesto al final del film el guionista decidía que el personaje no podía quedarse así, que tenía que hacerse más como el resto. Tenía que pintarse y arreglarse. Tenía que cambiar para encajar, porque eso era lo positivo. Esa gran idea metía John Hughes en el cerebro de una generación de adolescentes. Cambiar para encajar.

    Chicos, si a la gente no le gusta como sois y no os aceptan, cambiad. Dejad de ser como sois, porque estáis equivocados. Ellos son muchos y vosotros solo uno. Ellos tienen razón y vosotros no. ”

    (Perdón por la parrafada pero es que escribí esto hace tiempo y me apetecía soltarlo. Arf, arf).

  5. ayrim marzo 23, 2010 / 10:00 pm

    Precisamente lo que cuentas, es lo que quería yo criticar con mi texto…Interesante.

  6. Ernesto marzo 24, 2010 / 5:40 pm

    Creo que pueden producirse cambios formales debido a las diferentes circunstancias por las que atravesamos, pero siempre manteniéndonos fieles a nustras ideas, a nuestroas convicciones, entendiendo esto en el sentido de ser coherentes y honestos con uno mismo. Sólo así podremos ser honestos y sinceros con los demás.

    La sinceridad es básica para la convivencia sana y sin lastimar a nadie.

    Interesante y que nos hace reflexionar entrada, como has visto. Gracias por ella.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s