Fotografía de tiempo

Si hay algo que me sorprende más que cualquier supuesta teoría divina del origen de nuestra existencia o si hay algo más allá de la muerte, es el tiempo.

Creo que podría afirmar que es la fuerza más sobrenatural que dirige sin querer nuestras vidas, el martilleo incesante de cómo pasan los segundos, formando minutos, esos minutos que colapsan horas, a veces, desperdiciadas.

El tiempo, ese poder a veces maligno, que nos hace que soportemos de vez en cuando el aburrimiento y el tedio. Y con una fuerza más maligna aún, cuando nos arrebata casi sin darnos cuenta, algo que nos hace sentir la felicidad, esa que aparece de vez en cuando. No puedo dejar de plantearme, que siento miedo, cuando se acaba un día y otro, y otro…pero la vida es así. Por eso el dicho del Carpe Diem, lo aplico al máximo. Pero sí que es verdad que una persona importante para mí, solía darme las buenas noches de una forma peculiar: “Un día más y un día menos”. Y sí, se me ha quedado grabado.

Si el ser humano pudiera controlar el tiempo, ¿qué haría con él? Muchas veces imagino que existiera una máquina del tiempo, yo viajaría a puntos concretos de la historia de la humanidad, aquellos momentos que siempre me han llamado la atención, como por ejemplo: la civilización egipcia, el imperio romano, la batalla de Stirling, la edad media, etc. También, si existiera esa remota posibilidad, elegiría viajar al momento en el que se conocieron mis padres, o conocerme a mí de pequeña, no sé si me advertiría de ciertas cosas, porque aquí entraría la siempre encrucijada de los viajes en el tiempo y en el espacio. Si cambiara algo de mi pasado, ¿alteraría irremediablemente siempre algo de mi futuro? En las películas siempre es que sí, y siempre se desata un caos. Supongo que entonces aquí aplicaría aquello de: para enfrentarse al futuro, primero hay que conocer tu pasado. Y con esto, aprender de los errores, de las decisiones que no fueron fructíferas y de las circunstancias, que por más que viajáramos en el tiempo y en el espacio clave, no podríamos alterar, porque están predestinadas.

Obviamente, me encantaría viajar al futuro, pero lo confieso, ese paso me sería mucho más complicado de tomar. Temor, temor a ver cosas que no quiero ver. Un futuro catastrófico, personas queridas que se van, o verme a mí misma en una situación que nunca imaginé.

Es tan sumamente curioso y no sé si será solamente percepción mía, pero el tiempo en la infancia, parece que transcurre mucho más lento, más despacio. Parece que no llegan las cosas que hacer. Y sin embargo, al pasar de los diecinueve, el marcador ha empezado una carrera a toda pastilla. Y no sé si es a consecuencia de la inevitable rutina.

A lo mejor mi mensaje parece desalentador o un poco pesimista, pero es todo lo contrario. Carpe Diem. Y como no tenemos máquinas para viajar en el tiempo y en el espacio y tampoco nadie ha desarrollado un poder así, ( o no lo sabemos), más vale que todas las fotos que hagamos sean de momentos claves de nuestra existencia, que cubran nuestras experiencias vitales de esos grandes y pequeños momentos que son parte de nuestro ser.

Pero si por un momento, solo un momento pudieras..,¿A dónde viajarías?

Anuncios

4 thoughts on “Fotografía de tiempo

  1. Elkja febrero 17, 2010 / 9:31 pm

    Es curioso como luchamos siempre para conseguir algo que luego se nos escurre entre los dedos, invirtiéndolo unas veces, gastándolo o malgastándolo otras o, incluso, dilapidándolo. Personalmente, me encantaría sentarme en un DeLorean y escribir una fecha al azar, sin mirar, para ver que sorpresas me depara el futuro o el pasado pero, al igual que tú… temo encontrarme con un mundo oscuro en el que no sepamos qué es peor ser, si un Eloi sin cerebro o un Morlock sin sentimientos…

  2. Hazel febrero 20, 2010 / 1:27 pm

    ¿A dónde iría?
    – Si fuera en otra vida…al inicio de la creación por ejemplo, o a conocer a ese tal Jesús a ver que me cuenta…pero sin rollos de parábolas ni leches.
    – Si fuera a otro punto de MI vida, prefiero ni pensarlo, creo que todo pasa por algo…y ultimamente estoy más convencido de ello, y si estoy donde estoy, es porque en parte yo lo elegí, era como tenía que ser, y ha sido fruto de las deciciones que ido tomando según he ido creyendo más conveniente para mi…así ke mejor dejar las cosas como están, y no darle vueltas al pasado, es incongruente decir Carpe Diem y pensar ¿a qué punto del pasado te gustaría viajar?, olvida el pasado…ya que pasado está… 😛

  3. Azhmodeus febrero 21, 2010 / 12:37 pm

    Yo me montaría en el Delorean y me atropellaría amí mismo de pequeño. Jajaja.

    La verdad es que si ya es complicado elegir destino en un mundo de tres dimensiones, ya en uno de cuatro la complicación es exponencial. Supongo que visitaría muchísimos momentos de la Historia, y a muchos personajes (claro que habría que limitarse a aquellos cuyo idioma dominase…).

    Ah, y algo que haría sería dedicarme a robar esos manuscritos que a lo largo de toda la Historia los escritores han tenido la mala costumbre de quemar en un arrebato de locura o perder, dejándonos con la eterna duda de como habrían sido. Sé que puede ser muy egoísta, pero lo haría.

  4. jose luis mayo 27, 2010 / 1:41 pm

    Me encanta esa reflexión sobre el tiempo. Hace mucho (ya tengo una edad) que ya pensé sobre ese tema, lo que es el paso del Tiempo.
    Por supuesto que el tiempo en la niñez, en la adolescencia pasa lentamente, mientras que en la madurez, ahora lo sé, pasa volando de tal forma que te un día te quedas extrañado pensando: “¿qué ha pasado?”
    Yo creo que el tiempo, aunque no seamos capaces de percibirlo no pasa de igual forma para unos u otros o en unos sitios u en otros.
    Si estás disfrutando de la compañía de alguien, en un sitio superagusto, una hora pasa volando; en cambio, si estás esperando a la persona amada en una cita, una hora de espera puede llegar a ser eterna.
    Esto sólo es un ejemplo.
    Otro ejemplo sería lo que leí a Pío Baroja (¿o era Valle Inclán?) “La vida es corta, pero el quehacer es largo”. ¡Qué gran verdad! Tú eres joven y no lo puedes llegar a captar.
    Luego hay otros temas que serían demasiado inmenso el adentrarse en ellos.

    Respecto a la última pregunta: ¿adónde viajaría durante unos instantes? es una pregunta que casualmente también me planteado varias veces (observo varias coincidencias contigo, incluído la admiración por Supertramp, mi grupo preferido y de quién es una de mis canciones favoritas), bueno, pues a mi, durante unos instantes, esto lo pienso hoy, mañana quizá no, me gustaría aparecer en el momento final de la Tierra, cuando todo colisiones y estalle y el Universo truene, ver como sería el momento exacto del impacto de la luna sobre la tierra o algo así.
    (creo que no sería tan valiente de decidirme de todas maneras)
    Otro día pondré qué me gustaría ver.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s