El indomable Will Hunting

“El indomable Will Hunting” (1997) de Gus Van Sant, era una de esas tantas películas que me quedan por ver. Reconozco que siempre me daba pereza tener que verla. Y resulta que ahora me encuentro en lo que llamo yo, “Estado de flipación”.

Will, interpretado por un joven Matt Damon, es un chico con una habilidad brillante para las matemáticas y cualquier operación lógica. Sin embargo, su pasado y su entorno, le han hecho crecer con un escudo apoyado en la arrogancia, rebeldía e indiferencia. Si bien la historia no es de diez, no es innovadora, ni ha roto moldes, pero…

Son conocidas en la pantalla grande, historias sobre chicos conflictivos, pero ninguna me había emocionado tanto, y el mérito de esto, es que las escenas en las que me emocioné, ni siquiera lo pretendían. Es por ello, que cuando una película hace que me acaricien las diferentes sensaciones y me haga partícipe de la misma, es cuando la considero excelente. Y excelente es su guión, hay momentos de absolutamente puro cine, a pesar de lo que he comentado antes: No es original y es previsible, sí, lo es. Y posiblemente poco creíble, utópica.

Tan utópico e increíble como que, unos jovencísimos Matt Damon y Ben Affleck, se encargaran de su guión. A Ben Affleck le reconozco por vez primera, su buen hacer interpretativo, y que su chulería, y su sonrisa torcida, mientras cuenta anécdotas con una birra en un bar, me ha parecido de lo más realista y cotidiano. Porque todos hemos compartido esos momentos con nuestros colegas, los que nos protegen, nos alaban sin razón, esos que nos arropan, los “colegas de verdad” pero nada de mejores amigos. Los que realmente demuestran lealtad.

El reparto es espectacular, desde Matt Damon y Ben Affleck, a una estupenda Minie Driver, como una chica inteligente, natural y enrollada, su actuación no es para nada forzada ni artificial, todo lo contrario. También encontramos a un correcto Stellan Skarsgard en el  papel del profesor Lambeau. Pero aquí, quién se ha ganado todos mis respetos y me quito el sombrero, es el señor Robin Williams. No me extraña que ganara el Oscar como mejor actor secundario.

Cada escena que comparte con Matt Damon es brillante. Cada gesto, cada mirada, cada palabra acertada, cada palabrota tan oportuna. Tan políticamente incorrecto, el profesor bohemio, de palabras profundas. El soñador incorregible, el indomable corregido por el sufrimiento. El puñetero romántico empedernido…Por papeles como el suyo, merece la pena sentarse a ver una película…

¿De que va este largometraje? Podría seguir y seguir hablando, solo voy a decir que trata sobre: el personaje que creamos y lo que realmente somos, de lo correcto y lo incorrecto, de lo beneficioso y lo perjudicial, de lo que es bueno y lo que se quiere conseguir realmente, de la amistad, del amor, de las almas gemelas, de lo cotidiano, del abandono, del miedo, de la chulería, la prepotencia, la rebeldía sin causa, la verborrea cansina, de la pérdida, la lealtad, el pasado oculto, el futuro incierto, el llanto, la resistencia, la juventud, la experiencia, la libertad, el castigo, de la ironía, de los chistes, de los detalles, de la inteligencia, la ignorancia, la cultura, de los listos y los paletos… y podría seguir, pero ya me callo.

Anuncios

2 thoughts on “El indomable Will Hunting

  1. Pedro Pablo enero 16, 2010 / 1:51 am

    Hola Ayrim, me gustó mucho eso de “estado de flipación”. Me suele ocurrir a menudo. Ví esta película hace mucho y si bien como dices es bastante previsible no te deja indiferente. Un gran reparto y muy correcta. Te mando un abrazo, y por cierto, he vuelto a postear

  2. quemandoescenariosdepapel enero 21, 2010 / 4:20 pm

    Joder… lleva tantos años jugando conmigo a ser parte del mundo de mis favoritismos (que me niego a darles vida y existencia dentro de mi cuerpo porque no quiero favoritos)… ya ves… la vi en plena adolescencia y se quedó a vivir dentro de la piel que me recubre… hasta la fecha, este presente… ¿sabes cuantas veces la he visto? y lo peor es que me apetece verla de nuevo… recuerdo que la tenía grabada en cinta (sí… aquellos tiempo del VHS… jajaja)… en fin… que solo pasaba a saludarte, señorita acompañante! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s