Diarios de motocicleta

“Diarios de motocicleta”, menuda película me estaba perdiendo. Y es de éstas que me motivan, de las que me gustan a mí y me dejan paladeando grandes citas, reflexiones y preciosos planos.

Cuenta el viaje del Ché Guevara en su juventud junto su amigo Alfonso Granado, y como esta travesía le hizo cambiar y conocer otras partes de Sudamérica y darse cuenta de que las fronteras no existen y de que en cada parte del continente hay cosas que pueden hacerte disfrutar de cada aliento y cada caída de esa moto destartalada, conocida como “La poderosa”. Como la melancolía del dejar atrás tu tierra puede invadirte por momentos, pero la expectativa del descubrimiento es aún más influyente en el espíritu aventurero para seguir impulsándote a conseguir llegar a un destino, en un viaje largo y duro, donde solo haces que la vida se convierta en una ruta emocionante.

Una “road movie” que si bien no le encuentro mucho parecido con mi favorita “Into the wild”, en tramos me la recuerda. Ese Gael García Bernal tan sumamente atractivo con su chaqueta de cuero y su pañuelo al cuello, cruzando un río ante la mirada incrédula de su fiel amigo de viaje, interpretado por Rodrigo de la Serna, personaje que encarna a la perfección, la chulería, el sentido del humor y la lealtad. Y el personaje de Ernesto Guevara que por momentos traspasan sus discursos y emociona su mirada, ¡grande!, ¡muy grande!

¿A quién no le entran ganas de perderse por cualquier continente y vivir algo así? Aprender, respirar, disfrutar, conocer, descubrir y cambiar ese “yo” que después de un viaje, nunca vuelve a ser el mismo, porque viajar te parte en dos, tus fronteras espirituales cambian, el sentido nómada se agudiza y la mentalidad se abre hasta dejar pasar un sentimiento de tolerancia, que el ser humano siempre debería experimentar. Y solo los valientes se cargan de ilusiones y mochilas gastadas para asombrarse con lo que ofrece el mundo.

Creo que esta película ya está en mi lista de favoritas.

diarios-da-motocicleta09

Anuncios

3 thoughts on “Diarios de motocicleta

  1. Mugiwara Ous septiembre 5, 2009 / 2:44 pm

    Mira que a mi no me suelen gustar las películas autobiográficas, pero en su día la vi, casi de rebote, sin saber absolutamente de qué iba (me enteré por la peli cuando te lo dicen de que era el Che), y la verdad es que es una película que me sorprendió mucho. Muy buena.

  2. Acuapil septiembre 14, 2009 / 8:03 am

    Dios Ayrim,cuántas cosas bonitas sin leer en todo este tiempo…..te vas superando.Ese “déjame equivocarme”genial y me encanta el cortito”me duele de tanto intentarlo”,también.Ánimo que se (por mis años,je,je..)que la vida es así de dura.Sólo hay que serlo mas que ella ,y tú puedes,lo afirmo.Sabes que te admiro,verdad?Besitos guapa.

  3. ayrim septiembre 14, 2009 / 8:29 am

    Siempre me alegra saber que me lees, Acuapil. :), un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s