El último respiro

Cae por mi frente, espesa y escandalosa, un torrente de sangre. Resbala por mi nariz empezando desde la frente. Siento su hedor a óxido y su tacto me acaricia suave. Va manchando mi rostro…

Había levantado mi espada firme y desafiante, pero mi adversario fue más rápido, mucho más rápido y en un movimiento lento, agarró mi cuello y me golpeó en la cabeza con su poderosa espada. Tras apenas unos forcejeos y dos cruces de armas, me lanzó al suelo. Podía haber terminado su tarea, y haberme dado muerte, sin embargo, me había dejado tirada en mitad de un bosque en el que nada me resulta familiar. Al despedirse, escupió palabras de vanidosa victoria y su mirada indiferente, había sido la culpable de la más profunda herida en mí. Creo que entre los matorrales de la decepción, aún podía distinguir su sonrisa…reluciendo entre gritos de bárbaro  salvaje…

eucalipto

Levanté mi mano hacia la frente y toqué mi sangre…cada vez más oscura, cada vez más espesa…con cada gota, más sueño, con cada soplo de aire, menos aliento. No pude recordar nada, salvo la cara de mi asesino…y no pronuncié ni una palabra de venganza. Y allí observé como se escapaba mi vida, como mi débil espada yacía perenne junto a mí y como mi corazón poco a poco iba cediendo a una trampa sinsentido. Y la muerte me venció, llegó dulce y lastimosa. Acercó mi fiel espada a mi mano y por última vez, abrí los ojos, para despedirme y el ultimo respiro me supo como la victoria que nunca había obtenido, y despegué el vuelo a un lugar del que no volvería…

Anuncios

5 thoughts on “El último respiro

  1. Julián Castro julio 17, 2009 / 8:15 pm

    ¿No será suspiro? Porque respiro me suena tan mal…

    En fin, que m’ancantao, acha. 😀

  2. Darthz julio 20, 2009 / 9:21 am

    ¿Por qué tienes que escribir cosas tan lastimosas y tristes? Sin duda alguna sigue siendo tu huella, de la que te hablé hace poco. Ayrim, la derrotada. Ayrim, la que nunca encuentra. Ayrim, la vencida. Tal vez encuentres cierto morbo erótico en la inconsciencia del placer que te otorga este masoquismo ficcional. O tal vez sea otra cosa. Pero no sé por qué me irrita.

    Buen texto, de cualquier modo.

  3. ayrim julio 20, 2009 / 11:01 am

    Vencida nunca, porque siempre estoy en constante búsqueda…pero si, mi huella es lastimosa…supongo que hasta que no consiga lo que quiero. Gracias por pasarte.

  4. Joss julio 25, 2009 / 12:24 am

    bah, ni caso…

    por cierto, ¿a dónde fue?

  5. Sergio julio 27, 2009 / 3:01 am

    Un par de correcciones, esta muy bueno pero tiene lo suyo. mmm
    # En las 2 primeras líneas, repetís la palabra “frente”.
    #En la línea 6 decís que tu adversario fue mas “rápido” y en la línea 7 decís que tu adversario fue mas “lento”. O lo uno o lo otro.

    Está algo confusa la parte en que decís (mi corazón poco a poco iba cediendo a una trampa sin sentido.), tal ves no sepas que una de las cosas con mas sentido que hay es la muerte, “las cosas están en la vida, o vivas o muertas”, es un hecho aceptado tanto por la ciencia, como por la religión, el destino de tal hecho transición es incierto, pero no carece para nada de sentido.

    Al final fue bueno morir, o malo, porque rematas con una frase que dice (Y la muerte me “venció”, llegó “dulce” y “lastimosa”.)???

    Suponiendo que estuviera, convincente, el relato, y a primeras lo es, si estas muerta como lo escribiste, o desde donde, tal ves sos un ángel, te mando un beso, y si de algo te sirve, cuando quieras, te leo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s