Haz que cuente

Creo que si fuera una estrella, la luz sería púrpura…y si pudiera ver de qué color es mi alma, creo que reflectaría el lila de mis bufandas. Me camuflo debajo de esa gama tan particular, y sé que seguiré siendo de fuego, de una llama que no se apaga…de los colores del cielo cuando está anocheciendo…así soy yo. Y no me hace falta disfrazarme para perderme en una niebla de un panel cromático que no podemos ver, porque siempre seré como la llamarada que pelea por seguir ardiendo. Los que visten de negro, volverán a buscarme, (lo sé), a intentar convencerme de que es ése, el color real de las cosas, de la vida…

Pero siempre habrá alguien que desprenda una luz verde como la absenta, o un azul intenso como el cielo en sus mejores días, o un amarillo marginado, prejuicioso de mala suerte; pero yo veo las sonrisas de los que van de amarillo, otras estelas de colores, que intentan luchar por destacar sobre el gris…Ese color que no entiendo…

El panel gris se convierte en una línea de nihilismo que yo no sé comprender…El gris para mí es como la nada, es como una manta que lo arrastra todo a tonarse de ese color que nunca llega a serlo…A medio camino entre el blanco y el negro, una mezcla tan vacía…una tonalidad que llega a desesperarme, porque no discierno ninguna luz, nada que resplandezca…y no quiero dejar que me consuma, y convertirme en ella…

Puede que quizás, jamás encuentre lo que persigo. Quizás por eso debería abandonar mi absurda búsqueda, y simplemente, esperar. Dejar fluir las cosas, como tantos sabios me han dicho miles de veces. Pero siempre tozuda, cuando he visto el muro, he intentado romperlo a cabezazos. ¿Por qué no lo rodeas?, ¿Por qué no haces una estrategia para subirlo?… Siempre he pensado que hay que hacer las cosas que dicte el espíritu…y no me he dado cuenta nunca de atarme un pie a la tierra…y al final nos fundiremos en un mar de colores en un lienzo que nadie supo quien dibujó. Pero entonces, haré que cuente, que sea memorable, que pasé a los archivos de mi historia y de mi experiencia vital.

morado

Haz que cuente…

Anuncios

3 thoughts on “Haz que cuente

  1. Julián Castro febrero 15, 2009 / 4:19 pm

    Como ya te he dicho, me encantó. Muy identificado con él, sí señorita.
    A mí encanta la vida precisamente por lo bueno y lo malo, por la extensa gama de colorse que tiene, que hace que nunca estemos faltos de historias que contar.

    Mis congratulaciones (no sé si existe o lo he traducido macarrónicamente, pero bueno)

  2. Darthz febrero 15, 2009 / 6:37 pm

    Tiene algo inmediatamente hermoso, y es su visceralidad automática, su estado sin reposo y auténtico, me encanta. Deberías hacer más cosas como ésta, Antoniña Artaud.

  3. Joss febrero 15, 2009 / 8:54 pm

    Genial!! Tiene mucho que ver con algo que he escrito en el manifiesto, jo, somos almas gemelas, yo creo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s