¡Pero que rico está comer!

He aquí, una persona de buen comer. Y cuando digo de buen comer, es literal. Como de todo tipo de alimentos, desde las lentejas que todo el mundo suele despreciar hasta un plato de verduras, frutas varias, pizzas, lo que sea. Bueno, miento, odio la paella…De todas formas…yo digo, “Como, luego existo”.

La tarea que más me gusta de la casa, es poner la mesa. Es como una especie de ritual, el mantel, los cubiertos, los vasos, la bebida, los platos y el elemento estrella: el pan. Nos sentamos y yo en ese momento, soy plenamente feliz…a no ser que haya paella, claro está. Pero sí, soy plenamente feliz, porque a mí el día me lo alegra perfectamente un plato de habichuelas con chorizo…sí, sí…o un plato de lentejas, que como no tenga chorizo, soy un poco más infeliz. Pero vamos, yo soy feliz comiendo. Yo nunca voy a entender como mi hermana puede dar de lado a un plato de solomillo o una ensalada completa…No…tampoco voy a entender nunca, como una amiga mía puede retirarse del plato con tanta facilidad, y decir al segundo bocado: “Puf, no puedo más”…yo no lo concibo.

ochios1

Una vez me preguntaron que si me daba vergüenza dejar algo de comida en el plato…y yo pensé “¿vergüenza?, ¡lo que me da es lastima que se quede algún manjar preciado en el plato”. Sí, parece que peco de gula, pero no es así…Simplemente, puedo decirles a aquellos que no le encuentran sentido a sus vidas, que prueben una mousse de chocolate, o una buena tortilla de patatas, o un plato de picadillo, ¡yo que sé! En la película “Amelie”, el ruido de un postre era motivo de felicidad y de poner la carne de gallina. ¿Qué queréis que os diga?, para mí también.

Cuando voy a tapear y veo que la gente, se deja platos enteros de comida, me supone un enfado, porque esa comida irá seguramente a la basura. Y al igual que me pasa cuando he visitado algunos sitios con buffet y veo la cantidad de comida que se tira, me irrita, porque pienso en todos esos niños que no tienen ni una migaja de pan, para llevarse a la boca…y la gente, ni siquiera se da cuenta. Saben los que me ha acompañado, lo poco que me gustan esos sitios, porque me parece insultante. “Coged comida que luego tiraréis”. Me siento tan mal, que aún siendo una persona de buen comer, en esos sitios no elijo nada.

El caso es, que sí, que cuando llegan las tres horas de las comidas principales, yo sinceramente, en esos momentos, soy feliz. En primer lugar, porque tengo algo que llevarme a la boca y estoy satisfaciendo unas necesidades primarias, y entonces valoro, los platos de comida como si fueran oro, al pensar que otra gente, no lo tiene. También intento comer de todo, no atiborrarme de cosas que pueden perjudicar mi salud, por eso digo que yo soy más feliz que una perdiz, cuando como una ensalada con lechuga, zanahoria, queso, soja, tomate, aceite y vinagre. No soy de paladar exquisito, ni exigente, no me va eso de la Nouvelle Cuisine, un arte dicen, en eso de presentar la comida. Pero sinceramente, un plato de garbanzos en su plato hondo, para mí es gloria bendita. Yo sería capaz de hacerle una “Oda al vinagre de Modena” o un “Homenaje al aceite de Oliva”, al igual que siempre estaré eternamente agradecida a los Aztecas, por el cacao…ese gran descubrimiento.

ensalada

Cuando llega la hora de merendar, tengo una grave encrucijada, mientras que mi mente me dice, “Fruta, una pieza de fruta”, mi corazón late por un croissant…El caso, que a veces, suelo caer en la tentación y me dejo llevar por lo que me dicta el corazón. Uno de mis amigos, un día estaba comiendo una barrita de Kinder Bueno, me acuerdo que ese día, pensé que era mejor que me privara de eso. Mi amigo me dijo: “Es que yo hago dieta para engordar”. Y tiene toda la razón del mundo que hace dieta para engordar, porque yo no sé como lo hace, que está más delgado que yo que sé, y el tio una vez cenó lo que sigue:

-Una hamburguesa.

-Dos huevos fritos con chorizo.

-Dos porciones de pizza.

-Palomitas.

Para cenar…y mientras los demás nos mirábamos, diciendo mentalmente: “¡Por favor que alguien escolte esa pizza!, él encima nos preguntó que sí nos la íbamos a comer. Hay gente que nace privilegiada…Mi amigo lo es, no le engordó ni un gramo esa cena tan ligera, ni tiene colesterol, ni siquiera tuvo ardores…

Tengo un primo que un día dijo que comía como un pajarillo, y cuando casi acabó con el menú de un Foster´s Hollywood, le preguntamos…: “Perdona, ¿qué clase de pajarillo era ese?”.

La comida es un tesoro, pero estamos tan acostumbrados, a que no nos falte un plato en nuestro día a día, que muchos se permiten el lujo de tirarlo al cubo de la basura, derrochar alimentos, o hacer ascos a lo que nuestras familias nos cocinan. Pues yo lo siento mucho…¡Que rico está comer!

mousse

Anuncios

6 thoughts on “¡Pero que rico está comer!

  1. Joss diciembre 23, 2008 / 1:16 pm

    pues el marisco de las bodas no te lo comes… y no te gusta la paella… no lo entiendo… dale una segunda oportunidad chiquilla!!

  2. ayrim diciembre 23, 2008 / 2:26 pm

    jajaja, es cierto, el marisco tampoco me hace gracia…

  3. versus diciembre 24, 2008 / 10:16 am

    OLEEEEEEEEEEEEEEEE viva Ayrim!!! da gusto leerte, y es que hay gente que yo no me explico cómo no se mueren de inanición, nada les gusta!!!!!!!!!! “ay, es que no me gustan las legumbres… ay, que no me gusta el pescado.. ay es que odio las verduras…ay es que no me va el dulce….ay es que no me gusta la carne…”
    PERO TU DE QUE COÑO VIVESSSSSSSSS, DEL AIRE?????!!!!!
    Pues en mi casa siempre hemos comido bien y de todo, estaría bueno!

  4. Catherine Heathcliff diciembre 26, 2008 / 4:13 pm

    ¿Sabes lo que más me ha gustado de esta entrada, Ayrim? Que muy poca gente, por no decir casi ninguna, se atrevería a escribir una sobre esta temática en los tiempos que corren.

    Muy bien hecho, Ayrim, además de secundar TODAS las palabras que dices… excepto lo de la paella y el marisco, hija, lo que te estás perdiendo…

    … bueno, en mi caso, yo ODIO el queso, así que…

    ¡Ays!

    Catherine Heathcliff.

  5. Acuapil enero 6, 2009 / 6:43 pm

    Por Dios Ayrim,que te has olvidao de mi arroz blanco con huevos y tomate fritooooooooooooooooooooo.Sigo pensando que ere genial hija.Besitos y feliz año.Que se cumplan todos tus sueños y en especial ese que tienes en la mente,te lo mereces guapa.Y esos ochiossssssssssssssssss,por favor.y yo con 4 kilos mas de estos días……

  6. jank septiembre 23, 2009 / 12:48 am

    yo creo que algo bueno en esta vida es el comer rico hay tantos sabores y manjares deliciosos que me derriten la boca soy Peruano y aqui hay tantas variedades de platos que te chuparias los dedos yo naci en esta tierra bendita donde disfruto comiendo y cocinando lo que me gusta es que me gusta saborear la comida no me gusta llenar la panza como alguno que comen cualquier cosilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s