Mr Green: El increible Hulk

Esta crítica puede contener SPOILER.

Ya que el anterior Hulk no recogió demasiadas buenas críticas, a pesar de los esfuerzos de Eric Bana por interpretar a un Bruce Banner que no puede controlar esa masa de fuerza y rabia que desata a una gigantesca mole verde. Se apostó por otra película, que para mí no es ni muchísimo una secuela de la anterior, para nada.

¿Por qué me ha gustado mucho más esta? En primer lugar, Edward Norton es capaz de darle credibilidad a cualquier personaje que interprete. Puede verse el sufrimiento en su mirada, puede verse incluso la rabia que contiene, y eso que apenas tiene diálogo, porque no es una película de diálogos. Norton es el genio que sabe hacer asequible lo imposible, es el pilar del largometraje. No es una película para reflexionar, no se dibuja el perfil de los personajes, no pretende retratarnos la psicología de Bruce, o el por qué del experimento, ponernos mejor en antecedentes de la historia. Parece como si esos aspectos del personaje no merecieran la pena ser contados, porque casi todo el público sabe como surgió Hulk. Aunque este aspecto fue narrado en la película de Ang Lee, a mí llegó a aburrirme el ritmo pasmoso, a parecerme mucho más ridículo el monstruo y demasiado sentimental Bruce Banner. Claro que, para gustos los colores. La única cosa que cambiaría de la película y eso que me ha sorprendido para bien es a Liv Tyler, porque creo que Jennifer Connelly le dio un toque más personal.

El increíble Hulk, nos presenta una serie de secuencias rápidas, espectaculares, una fotografía asfixiante de la ciudad Brasileña donde Bruce se cobija al principio de la película. También de paisajes naturales bastante bonitos. Bien es cierto, que no podemos decir que es una película que lo tenga todo, pues lo único que contiene es una buena interpretación del protagonista, una espectacular fotografía y geniales efectos especiales. Aunque yo eliminaría cierta escena que me recuerda demasiado a King Kong, el monstruo verde asustado por unos truenos, mientras la pobre chica valiente a su lado, intenta calmar a Mr. Green.

Quizás el detalle que más me llamó la atención y no sé por qué es el diálogo vía chat que mantienen Mr Green y Mr Blue, el científico que intenta ayudar a Bruce con su iracundo problema. Es en ese momento cuando Edward Norton muestra con que ganas quiere deshacerse de su problema y la ambición tan grande que muestran los científicos ante rarezas tales como Hulk. En escenas posteriores, averiguaremos a que lleva tal ambición. Al igual que con la interpretación del antagonista, por parte de Tim Roth, se plantea siempre, esa eterna envidia por adquirir el poder del superhéroe. Los “malos” siempre piensan que ese poder sobrenatural los convertirá en amos supremos del mundo y por supuesto, cuando tienen ese poder, en apariencia son mucho menos agraciados…es que el nivel de maldad tiene que ser proporcional al de fealdad, en todas las películas es igual. El monstruo del antagonista, me recordó superficialmente a un zombie de Resident Evil.

Las escenas de acción son bastantes espectaculares, pero el espectador llega a taparse los oídos ante tal exagerado nivel de decibelios. Es cierto que la película tiene muchas incongruencias, pero los fans o algunos fans de la película querían esto, a Bruce Banner, el sufrimiento de Bruce Banner, al poderoso monstruo batiéndose como un luchador del Pressing Match contra un monstruo deforme y absurdo. Acción, acción, acción…Aunque también hay un pequeño hueco para escenas que a mí si que me gustaron, además de guiños a otros superhéroes de la Marvel y sorpresa final con una aparición casi estelar.

Para concluir, una nueva versión de Hulk, un soplo de aire fresco para la Marvel, a pesar de algunas absurdeces, a pesar de que sea una película meramente visual, para divertirse con los efectos que el cine puede dar a día de hoy. Cuando vamos a ver una película de la Marvel, pocas veces esperamos que se asemeje a una película de Eastwood, profunda y melancólica, que nos deje saboreando algunas grandes reflexiones que se han dejado patentes en unos excelsos diálogos. Cuando se va a ver una película de superhéroes, se va a disfrutar visualmente, a evadirte viendo a un hombre que vuela, otro que es de hierro, otro que tira telarañas o en su defecto a esta mole verde que es incapaz de controlarse y lanza coches por los aires.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s