Drácula: Mito Miterario

Abraham (Bram) Stoker, nació en Dublín (Irlanda) en 1847. Lector por naturaleza, y seguidor de las poesías de Walt Whitman, este joven de salud frágil, renovaría por completo el estado en el que se sostenía la literatura del siglo XIX, dando paso a un género siniestro, gótico, romántico. Extrañamente Bram Stoker, estudió Matemáticas y ciencias, aunque fue su misteriosa y ajetreada vida, la que lo impulsó a escribir pequeños relatos además de su impactante novela “Drácula”.
Acompañó a Londres, al actor Henry Irving, del cuál Stoker fue representante además de dirigir junto al intérprete el Lyceum Theatre.

Drácula, arquetipo del vampiro, fue una nueva visión. Elegante, seductor, de exquisitos modales, inglés perfecto, de comportamientos extraños, el anciano culto de arrugas marcadas que yacen en su piel señales de una vida con muchas experiencias, es así como Stoker, nos presenta al conde Drácula.

Por medio de cartas y diarios la historia es narrada por parte de los diferentes personajes que aparecen en la novela como el abogado Jonathan Harker, la dulce prometida de éste, Mina, Lucy amiga de Mina y víctima del conde, por supuesto el increíble y experto en vampiros y sabio Van Helsing. Pero a pesar de estos personajes que al lector le causan cierta compasión y cariño. Es la figura del tenebroso vampiro, la que a la vez de pérfida y diabólica, atrae y seduce, al igual que a sus víctimas literarias. Inevitablemente, el escritor irlandés supo como plasmar el carisma del señor de las tinieblas, como si fuera una metáfora de su extraña vida. Bram Stoker, al servicio de Irving, tenía una siempre ocupada noche. La novela además de toques oscuros y góticos, sobrenaturales (por supuesto) y amor, aparecen pinceladas eróticas, que pasaran al mundo del cine como una de las características universales de los señores de la noche. La seducción que Drácula tiene sobre sus víctimas, hacen que la sensación de letargo en la que las sumerge sea menos dolorosa. Una de las mejores partes de la novela, es cuando Lucy es tomada por el conde y nadie sabe de qué está sufriendo.

¿Por qué Drácula es un mito literario?. Una novela debe de poseer una técnica que enganche al lector y esta novela lo logra desde la primera página, su estructura en la que está escrita utilizada también por otros autores, como por ejemplo Mary Shelley en Frankestein, hace que parezca que tengas varias perspectivas del mismo relato, haciendo así una lectura más amena. Pero en cuanto contenido, Stoker se inspiró en las leyendas de la Europa Central sobre todo en Transilvania, en la figura de Vlad IV, soberano de Valaquia. Además de la figura de Vlad Tepes más conocido
techDracula La novela que dejó huella en la historia fantástica y de terror.Abraham (Bram)Stoker, como “el empalador”, por la tortura a la que sometía a sus víctimas empalándolos. En la novela podemos descubrir como nace la figura del vampiro, la figura en la que se inspiran los demás autores para describir y crear historias para no dormir. Todos conocemos que este personaje se ha llevado varias veces a la pantalla grande, fue Francis Ford Coppola en 1992, cuando la adaptó al cine, haciendo una maravillosa adaptación de la novela, contando con una grandísima actuación a cargo de Gary Oldman en el papel del conde Drácula.

¿De dónde viene el nombre de Drácula? Varias leyendas populares rumanas traducían Drácula o Draculea por “diablo”, pero gracias a la relación con Vlad IV, su padre Vlad III era apodado Dracul, el dragón, por pertenecer al ejército del mismo nombre.

Bram Stoker, genio del romanticismo, vemos en su obra, características que declaran que pertenece a dicha corriente como la angustia vital, el umbral de la vida y el misterio de la muerte, el terror y lo macabro, además del sentimiento incluso el nacionalismo. Los autores del romanticismo tienen la particularidad de crear un nuevo sentido de belleza. Bram Stoker tiene varias obras más con las que poder deleitarnos como “El desfiladero de la serpiente”, “El hombre de Shorrox” y varios relatos.

Drácula fue publicada en el 1879 y más tarde reconocida como novela gótica, Drácula es un mito literario por haber marcado un antes y un después además de su perdurabilidad y universalidad. Que pocas novelas como ésta poseen. Esta novela va dirigida para todos los que quieran tener un buen libro entre sus manos y sobre todo para los amantes del romanticismo y lo sobrenatural y los vampiros. Drácula, el vampiro por excelencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s