Hacia rutas salvajes

Tras escuchar el último aliento de Christopher McCandless (Emile Hirsch) o para mí, Alexander Supertramp como él se bautizó, me voy quitando poco a poco los auriculares y descanso la vista y el corazón.

“Hacia rutas salvajes” dirigida por Sean Penn, es una firme apuesta por una historia real, por una biografía, sorprendentemente sorprendente y no por encontrarnos una historia de una complejidad extrema, si no por la sencilla y maravillosa historia.

Christopher McCandless no quiere involucrarse en el mundo laboral, no quiere un Porsche, no quiere una novia rubia oxigenada, simplemente, quiere vivir dentro de la naturaleza, avivar su espíritu en la temible y amigable vida como cualquier nómada hubiera hecho pero con un destino al que llegar, con un rumbo, rumbo a Alaska. En su valiente viaje, se encontrará con personas y personajes memorables. Pero no quiero fijarme concretamente en lo que son los personajes secundarios, que bien merecen un análisis a parte las grandes interpretaciones como Hal Holbrook o Catherine Keener. Quiero dedicarme a expresar la fascinación de lo que para mí se ha convertido ese Alexander Supertramp que existió, que viajó, que conoció a esos personajes, que se deshizo de las raíces superficiales y materialistas de la sociedad actual. He leído muchos comentarios que lo consideran un loco, sobre todo, por la forma en la que murió. Pero yo sinceramente, no puedo dejar de pensar, que fue una persona demasiado inteligente para convivir con los trajes sin alma que divagan por las grandes urbes.

Christopher McCandless se dejó influenciar por la corriente Romántica, por las palabras de Lord Byron, por Tolstoi, por Jack London, ¿Cómo no puedo dejar de admirar ese alocado coraje? Quizás él hiciera en su viaje, lo que otros muchos únicamente se atreven a pensar. Alex fue un puro soñador, un espíritu sin marcas de ninguna clase, quizás sea ese poco amor por su familia, por su tierra natal, por su vida, lo que lo hace extraterrestre a otras personas que vean la película y piensen, es un insensible. Pero…quiero pensar, que él amaba a la naturaleza sin condiciones y que quizás, fuera para él, ese entorno libre, lo que realmente quisiera para ser feliz. Quizás fue algo “tonto” al darse cuenta demasiado tarde, que la felicidad se disfruta cuando se puede compartir. Cualquiera puede tacharlo de tonto, pero él aprendió la lección por si mismo, otros muchos se rodean de supuestos amigos, pensando que son felices, pero en el fondo no saben, ni conocen, ( incluso ni conocerán) lo que es en verdad la LIBERTAD, la FELICIDAD, o lo que es la VIDA. Por estas razones, quizá esta película no le llegue a todo el mundo y que las dos horas que dura, se conviertan en una insufrible pesadilla y que muchos piensen, ¿y el loco este? Pero yo tengo que decir, que sigo en el Estado de Flipación y eso que hace un mes que la pude ver, quiero decir, sentir, disfrutar, oler, navegar en los rápidos, perderme, exhalar el último respiro de vida, aprender.

Anuncios

14 thoughts on “Hacia rutas salvajes

  1. Darthz abril 9, 2008 / 4:12 pm

    Hermoso alegato a una hermosa película, a una romántica y enriquecedora experiencia. Porque eso es lo que logra Supertramp, con su espíritu nómada y antiburgués, llenarnos, a los que aún soñamos fuera del tiesto donde se nos mete, con todo aquello que en realidad es magia y arte y vida. ¿Un loco? Como ya te dije… se tiende a tachar de loco al genio, al que innova, al que es inteligente, al que tiene una idea distinta de la tuya… también.

  2. raskolnikoff junio 24, 2008 / 5:29 pm

    Reconforta ver que hay gente con una escala de valores elevada, yo también me alegro de haber leído tu post, créeme.

    Un saludo,

  3. kapo31 septiembre 25, 2008 / 10:31 pm

    Felicidades… te recomiendo que leas el libro… comprenderas que incluso con todo lo que has dicho… te has quedado corta.

    Hay cosas en el libro que te demuestran lo grande que fue Chris y el legado de enseñanza que fue dejando en todos los que conocio, incluso en aquellos que le hemos conocido despues de su muerte.

    Saludos.

  4. Dani diciembre 3, 2008 / 11:51 am

    Acabo de terminar de leer el libro y es simplemente fascinante. Admiro la valentía, el idealismo y el compromiso de Cris McCandless. Un soñador que corta con la sociedad para vivir su vida, para buscar su sueño. Ojalá muchos tuviésemos sus arrojos y fuesemos capaces de romper con todo.
    Ahora voy a por la película, seguro que no me defraudará.
    Saludos

  5. quemandoescenariosdepapel enero 6, 2009 / 3:33 am

    Ya, ya se que llego un poco tarde para comentarlo pero… casualidades, me ha pasado como a ti con la película, es decir, la vi hace pocas horas y no he parado de buscar información de un lado para otro (de hecho ya tengo la BSO y varias citas que salían en la misma, como regalo de reyes magos para mañana)… no se, ahora estoy por comprarme el libro y ver que tal, sobre todo después del comentario que pusiste sobre él. En fin, lo de siempre, no suelo comentar en el blog de nadie pero… creo que estoy en un pseudo periodo de shock y caí aquí sin querer, solo era para compartir con alguien lo que sentí al intentar entender las palabras, las acciones y el descubrimiento de otras formas de vida, la búsqueda o la pasión por la búsqueda y el sabor que queda al alcanzar la meta. Y es raro, cuando terminó la película no podía creerme el final (no me gustan los dramas) y no sabía que era autobiográfico tampoco pero, a medida que pasa el tiempo, puedo entenderlo mejor.
    Y ya, encantada de coincidir contigo aunque no sepa quien eres y sea incapaz de ponerle un rostro a tu cara o un sonido a tu voz.

  6. ayrim enero 6, 2009 / 10:54 am

    Me alegra mucho encontrar siempre personas que se conmovieron con la historia de Chris McCandless. Imagina si me impacto su historia, que en mi blog hay una categoria entera dedicada a la peli; el libro, la BSO y sus increibles citas. No dejes de leer el libro…Muchas gracias por pasarte. Un saludo!

  7. Karen mayo 2, 2009 / 8:11 am

    Yo creo que el fue una persona extraordinaria, una persona a la que no le importo luchar por lo que buscaba, conocerse a si mismo, y al mundo, estar en contacto con la naturaleza, y eso.

    Yo la vi por accidente y quede maravillada con ella, creo que es muy inspirador, y te pone a pensar cuales deberian ser las prioridades de la vida, y no pensar en lo que no necesitamos.

    En fin, es muy triste ver a las personas que lo tachan de loco, ya que se ve que no encuentran el sentido de esta historia, que es descubrir la escencia de la vida, aunque hubiera sido bueno estar acompañado, como chris dijo. Y es bueno saber que hay personas a las que les importa algo mas que lo superficial, y espero que nunca se acaben.

    ADIOS 🙂

  8. Charly diciembre 3, 2009 / 10:39 am

    Aún no la he visto pero espero no gastar demasiado tiempo esta tarde en una película cuyo 80 % de críticas ON-line es más bien tirando a malilla y pastelosa… Al menos si hay paisajillos chulos me podré echar una buena siesta…

  9. elkja diciembre 3, 2009 / 10:48 am

    Charly, por lo que veo aquí, si se pudieran comparar tus gustos cinéfilos a tu habilidad como pinche de cocina… no pasarías del huevo frito que se pone en los sandwiches “vuelta y vuelta”, pero claro… qué se puede esperar de alguien a quien le parece divertida “Fuga de Cerebros”, película que solo tiene cinco minutos buenos, aquellos en los que se zumban a Amaia Salamanca jajajaj

  10. Aida julio 17, 2011 / 10:04 pm

    Me estoy leyendo tu blog de pe a pa. Vi esta película hace unos meses por recomendación de un amigo y me dejó impactadísima. Sobretodo en el final, cuando vi que era una historia real. Hace unos días la volví a ver y la sensación no fue de tanto impacto porqué ya la había visto, pero sentí una especie de fuerza empujándome a vivir, a salir ahí fuera, a conocer el mundo… A no tener miedo de ser realmente feliz.

    Creo que no importa cuánta gente haya que le tache de loco, o de idealista, él sale de casa movido por ese “odio” a sus padres y por las enseñanzas de sus románticos, y por el camino encuentra la verdad de su existencia, y finalmente, aunque muera, llega a una gran conclusión que le hace sentirse aún mejor (muere con una sonrisa). Quiero decir que no le importa, ha encontrado su camino y ha conseguido la felicidad, cosa que mucha gente no hará nunca por no ser como él, es decir, por no arriesgarse a romper con las normas sociales establecidas. Esto es una pena, pero al final cada uno decide su vida… Y a mi me hace sentir genial que haya gente que también admire lo que hizo este chico, y que tengan ganas de salir a ser libres, felices, y que quieran estar vivos.

    🙂

  11. jcenduroman abril 3, 2012 / 10:40 am

    El libro es uno de los de cabecera, de los que llevo siempre conmigo..lo leo y releo…sus pasajes!…lasm experiencias de los tipos que en el suscriben…y tenhgo que decir que me influencio muchisimo hasta el punto de no cambiarme la vida pero si de verla desde otra perspectiva….y cuanta razon tiene en todos sus parrafos y reseñas…sobre todo en lo referente a vivir sencillo…mas simple……me encanto de sobremanera la historia del tipo que se va a alaska a escalar aquel glaciar que tenia que afrontar desde la misma orilla!…saludos a todos los fans de este trotamundos!…

  12. Daniel agosto 13, 2012 / 11:06 am

    Vi la película ayer, aunque hacía mucho tiempo que conocía la historia. Verdaderamente, me parece un chico muy valiente y consecuente con sus ideas. Muchos de los que vivimos o buscamos una vida asentada admiramos de algún modo lo que hizo Chris. Muchos hemos pensado en dejarlo todo y vivir una vida sin tanta competitividad, asqueados y estresados por el consumismo y el individualismo de la sociedad capitalista de hoy en día.

    Sin embargo, no puedo dejar de pensar que aunque hay mucho de verdadero y auténtico en la vida de Chris, a pesar de su valentía al atreverse a cumplir los deseos de libertad que le pedía su espíritu, hay algo en ella que no me convence, desde el punto de vista de “vida ejemplar”. Mi pregunta es: ¿merece la pena vivir una vida auténtica, aunque el hecho de hacerlo la acorte radicalmente?. Seguro que muchos de los que admiráis a Chris responderíais que sí. Mejor una vida plena, real y auténtica, aunque sea corta, a una vida monótona y establecida, por muy larga que sea. Yo no estoy de acuerdo del todo.

    En mi opinión, la máxima carencia de una vida como la que propone Chris, es precisamente que vivir así conduce a una vida corta. Creo que la prueba de que Chris se equivocó son las cartas y mensajes que había en su furgoneta, pidiendo ayuda desesperada los últimos días de su vida. Esas notas me hacen pensar que él no imaginaba un final así cuando se perdió en Alaska, cosa que me sorprende mucho por la ingenuidad que denotan, dada la supuesta inteligencia que tenía. Quiero recalcar que lo que me sorprende no es que pidiera ayuda, sino el hecho de que él no imaginaba que fuera a acabar así. ¿Y cómo sé que no lo imaginaba? No lo sé, simplemente lo intuyo. Intuyo que él amaba mucho la vida como para ponerla en tan grande peligro como lo hizo.

    Al fin y al cabo, era un chaval de 23 años de edad. Quién sabe cómo hubiera evolucionado su manera de pensar a medida que pasaran los años.

    Hay algunas cosas que hizo y dijo con las que no estoy de acuerdo, como el sufrimiento que ha provocado a sus padres y a su hermana. ¿Quizá sea ese el precio de la libertad? No lo sé, pero yo no lo haría. Amo mi libertad, pero no tanto como para hacer sufrir tanto a mi seres queridos. Otra es el hecho de negar la necesidad de los seres humanos de vivir en comunidad, algo inherente en nuestros genes. Al final parece que se dio cuenta.

    Y aquí estamos, discutiendo sobre lo que hizo y lo que escribió Chris. De él hemos aprendido y yo seguiré admirando su valor y su autenticidad. Hay que tener de eso en la vida, pero la virtud está en el equilibrio, creo yo.

    • Sandra María octubre 27, 2012 / 1:08 am

      Al parecer Christopher encarnó en mi hijo….y no sé que pensar, pero si sé lo que siento un profundo dolor en el alma.

      • Sandra María octubre 27, 2012 / 1:15 am

        y temor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s